22 Ago

Dejar ir

ayudarUna de las principales fuentes de sufrimiento es el apego. Estar apegado a algo o a alguien es un boleto seguro a momentos, incluso días enteros, llenos de ansiedad.

No es fácil dejar ir. Habiendo estado en nuestra cabeza o en nuestro mundo, ese bien material, persona o relación,  ya forma parte de nuestra vida y es difícil sacarla de un día para otro. Lo que más duele es la costumbre que hay de por medio.

Tal vez estés llorando la pérdida de algún ser querido, la separación de alguien amado, un cambio de residencia, la perdida de tu trabajo o de tu estatus social. Todo tiene que ver con cerrar capítulos y dejar ir.

A continuación, te comparto algunos consejos sobre cómo, -por lo menos-, comenzar este proceso. No siempre es fácil, pero saber que estás dando el primer paso, siempre es reconfortante.

1.- Vive del presente

Una de las causas de la depresión es vivir demasiado tiempo en el pasado, porque generalmente nos trae culpa y dolor al presente. “si yo hubiera…” es una de las frases que mayor tristeza producen en una persona. Como nos enseña Louise L. Hay en su bestseller AMATE Y SANA TU VIDA: “el punto de poder está en el momento presente”. El presente es lo que TIENES hoy y la gratitud por ello puede mejorar considerablemente tu estado de ánimo.

2. Confía en tu proceso.

Las frutas solo caen del árbol cuando están lo suficientemente maduras. NO antes, NO después. Confía siempre en que es el momento correcto. Cada proceso que vivimos saca lo mejor de nosotros, nos deja lecciones y nos hace más fuertes. No esperes demasiado para concretar tu proceso.

3. No temas dar pasos atrás.

Cuando estamos inmersos en un cambio, hay que estar conscientes de que, en algún momento, podemos fallar y volver algunos pasos atrás. No esperes resultados rápidos y permítete de vez en cuando voltear al punto de partida. Celebra cada paso adelante, y no temas a la sensación de querer dar marcha atrás. Reconoce tu humanidad, con errores y aciertos.

4. Deja a un lado la necesidad de controlarlo todo.binoculares

Uno de los mayores bloqueos para dejar ir, es hacer a un lado nuestra necesidad de control. Las cosas no siempre están en nuestras manos, estamos rodeados de objetos y personas con voluntad propia, con necesidades que desconocemos y con pensamientos que ignoramos. La verdad es que… ¡siempre estamos deseando saber que pasará o siempre estamos deseando que pase lo que nosotros queremos!  Confía en que pase lo que pase, siempre es lo mejor para ti. Y confía en que Dios siempre te pondrá en el camino correcto.

5. Crea espacio para lo nuevo.

Si no haces limpieza en tu closet, es imposible que puedas hacer lugar para cosas nuevas. Si adviertes que hace mucho tiempo tienes una situación dando vueltas en tu cabeza, es momento para dejarla ir y permitir que entren otras nuevas. Has a un lado esa vida que tanto has planeado y …¡que inicie ya la vida que te está esperando!

6. Deja a un lado el dolor, de una vez por todas.

Es cierto, vivir con dolor puede convertirse en una costumbre. Pero la realidad es, que el estado natural de una persona es sentirse bien. Si sientes que has hecho del dolor un estado natural, puedes probar dejandolo a un lado poco a poco. Roma no se hizo en un día, pero cada día se puso una piedra más hasta hacerla el impero más importante de la historia antigua. Sustituye cada día un poco más el malestar con el bienestar, pues es tu derecho.

7. Enfócate en la realidad.

Enfoca tu atención en la situación real, más que en tus sentimientos. Muchas veces nos enfocamos más en cómo nos hubiera gustado que fueran las cosas, en lugar de ver lo que está justo delante de nuestros ojos.  Una relación toxica que ha terminado, la pérdida de un ser querido o la traición de tu mejor amigo son casi siempre acontecimientos reales que todos a tu alrededor pueden ver. Trata tú mismo, de verlo objetivamente, tal cual es. Lo que pasó, pasó. ¿Qué sigue? Enfrentarlo, seguir adelante y aprender la lección.

Recuerda que la vida es lo que tú hagas de ella. Elige bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *