01 Mar

Descubre tu propia felicidad

4-preguntas-para-descubrir-en-lo-que-eres-verdaderamente-bueno

Para empezar con este bello trabajo, creo que hay que abrir esa puerta que nos permita entrar dentro de nosotros mismos y comenzar a conocernos… ¿porque?  Porque siempre estamos mirando afuera, comparándonos con otros, viendo hacia el pasado o tratando de adivinar le futuro.

Byron Katie nos enseña en su libro “Amar lo que es” que hay una herramienta muy poderosa que es: tratar de experimentar lo que YA ESTA EN TI, lo que nunca se ha movido y lo que siempre te está esperando.  Ella nos recomienda:  “Advierte cuando tus pensamientos NO están de acuerdo con la realidad”

“Y es que sufrimos cuando creemos en un pensamiento, y cuando estamos seguros que ese pensamiento ES la realidad.”

¡A todos nos pasa! Siempre estamos pensando: “la gente debería de ser mas amable, a los niños deberían educarlos mejor, mis vecinos deberían tener mas limpia la calle, la cajera del super debería cobrar mas rápido, mi esposa debería ser mas cariñosa o mi esposo debería estar mas delgado…”  Toda la tensión que acumulamos día a día se debe a que siempre estamos “discutiendo” o en desacuerdo con LO QUE ES.

“Desear una realidad diferente, es un deseo imposible de satisfacer”

Y muchos de ustedes tal vez reaccionarán a esta frase diciendo que esta es una actitud pasiva, que esto les quita el poder de cambiar la realidad, que cuando o como vamos a trabajar en nuestros sueños, etc. pero yo les quiero recordar que es muy diferente afirmar: “ojalá no hubiera perdido mi trabajo” y quedarnos ahí estancados días, semanas y meses lamentándonos, a decir y pensar de una vez por todas: “he perdido mi trabajo, ahora ¿que puedo hacer?”

Siempre que te topes de frente con la realidad, con los hechos o con los actos, es muy importante NO luchar contra ellos, si no tratar de entender el mensaje o la bendición que se esconde detrás.

“Solo hay una dimensión sobre la que tienes todo el control: tu vida interior.”

Y por otro lado, quiero recordarte también que hay dos tipos de asuntos: los tuyos y los de los otros. Porque cuando alguien viene a mi consultorio y me dice que se siente herido, solo, ansioso o deprimido, casi siempre sé que está inmiscuido en los asuntos “alguien mas”. Y al comenzar a indagar, me doy cuenta que están totalmente convencidos que ellos saben lo que es mejor para otra u otras personas, y entonces les pregunto: “¿Y sabes lo que es mejor para ti, sabes lo que TU necesitas? Entonces ese es tu único asunto”.

Así que la próxima vez que sientas cualquier cosa distinta a la Paz Interior, pregúntate si estás viviendo en el presente y/o si estás viviendo mentalmente los asuntos de otras personas.

Que tengas un excelente inicio de mes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *