01 Oct

Enfrentarnos a lo inesperado

an_unexpected_meeting_by_tomperwomper-d64qzvq

Lo que más desconcierta de las cosas que nos suceden y que no esperábamos es, simplemente, que se salen de nuestro control. ¡Qué difícil es aceptar algo que no podemos controlar!

Vernos atrapados en una situación nueva, ante la cual no sabemos que esperar, y ante la cual no teníamos ningún plan prefabricado, puede ser angustiante y estresante. Pero no deberíamos tenerle tanto miedo al cambio y a las dificultades que esto implica, porque gracias a esto siempre llegan cosas positivas a nuestra vida.

A continuación te comparto tres consejos que pueden servirte cuando se presente ante ti algo completamente nuevo, y como puedes hacer para adaptarte exitosamente a ello:

1.- NO ENTRES EN PANICO. NO ACTUES IMPULSIVAMENTE

Ante este tipo de situaciones, es lógico que experimentes emociones fuertes. Lo mejor que puedes hacer es dejarlas salir, que fluyan, tratar de expresarlo. La idea es que las identifiques y te des cuenta que lo que esta ocurriendo es algo temporal y que en consecuencia, estas emociones no durarán por siempre.  Relájate, y no tomes decisiones permanentes, ante emociones temporales. Respira. Permite que tu mente procese la situación. Lo inesperado tiene que ver con emociones que surgen rápidamente y a las que hay que tener en cuenta, para permitirles salir y una vez que esa explosión tuvo su momento, ésta pase y termine.

2.-  ¿YA PASO? AHORA PREPÁRATE Y MUEVETE

Casi siempre tenemos una idea negativa cuando surge un cambio de manera sorpresiva. Si nos mantenemos en este escalón y no avanzamos, entonces si se convierte en algo negativo. Pero es solo una idea, y ésta puede ser cambiada. Lo que sigue es enfrentarse a la situación y prepararse para dar el siguiente paso. Tal vez ahora no te des cuenta, pero en cuanto comiences a tomar acción, te sentirás otra vez en control de la situación. Regresar a la idea de que los cambios son totalmente positivos… va a hacerte sentir empoderado… otra vez.

Puedes pensar: si esto fuera parte de mi plan, ¿Qué haría a continuación? Esto aclarará el panorama y eliminará paulatinamente esa sensación de duda, ansiedad y temor que siempre surge ante lo nuevo e inesperado.

3.- ¿QUE APRENDERÁS CON TODO ESTO?

Una vez que ya has procesado el evento y has decidido cuál es el paso siguiente, trata de ver “más allá”…  En lugar de sentir que esta situación te detiene, trata de verlo con otros ojos e intenta responder estas preguntas:

•¿Qué importante lección estoy aprendiendo?

•Con esta nueva situación, ¿qué cosas nuevas estoy acercando a mi vida?

•¿En qué me convertiré cuando logre resolver esta situación?

•¿Qué estoy permitiendo que suceda: que lo malo me sobrepase o estoy dejando que la confianza comience a surgir?

Tratar de responder a estas preguntas te pondrá en modo de [PAUSA]  y te permitirá ver la situación con mayor claridad, esperanza y optimismo.

Recuerda que nada es para siempre.

Todo pasa y todo llega.

La manera como logres enfrentarte a un evento inesperado siempre será un escalón más, y significará un poco más de sabiduría en el andar de tu vida. Aprende a vivir con el cambio, porque lo incierto y lo inesperado ¡son parte de la vida!.

Que tengas una excelente semana,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *