15 May

Hablar de infertilidad es todavía un tabú?

reunion mujeresHablar de si ya vas a “encargar”, cuantos hijos vas a tener, como los van a llamar, a que escuela van a ir, etc. es algo que se escucha en casi cualquier plática de café entre amigas o familiares.  Pero cuando se trata de que no es, o no va a ser fácil embarazarte… comienza a ser difícil de hablar y de explicar (y de que otros te entiendan)…

¿Será por eso que hablar de infertilidad de pronto puede considerarse un tema tabú?

El hecho de que para muchas personas traer hijos al mundo fue casi tan natural como respirar convierte el tema de la infertilidad en algo “desconocido y difícil de aceptar”. Así, como todos los temas que no conocemos, se vuelve algo a lo que no deseamos acercarnos o profundizar.

El sentimiento de muchas parejas es que, todo mundo comparte sus noticias de “estoy embarazada” o “te invito a mi baby shower” etc., pero pocos son los que pueden sostener una plática donde se toca el tema “no hemos podido concebir”.

Mi sentir, muy particular, es que las personas sienten temor ante lo desconocido; también creo que muchos prefieren evadir temas donde se involucran sentimientos intensos y la mayoría de las personas huyen cuando “no saben que decir”.

Por eso es importante contar con un equipo de especialistas que te ayuden durante todo el proceso. Que importante es que confíes plenamente en tu ginecologo, que puedas hacerle las preguntas que desees y cuando lo desees, que tengas a la mano tu grupo de apoyo de mujeres que pasan lo mismo que tu y donde puedas desahogarte, gritar, llorar, renegar, enojarte cada vez que lo necesites. Que necesario que cuentes con terapias alternativas que te ayuden a nivelar tus niveles de estrés y de ansiedad (no siempre podemos solas!) como el yoga, la acupuntura, el reiki, el ejercicio, una adecuada alimentación, un hobbie o pasatiempo, etc.

Y por último, pero no menos importante, que sepas a quien involucrar en tu proceso. Cada quien conoce a los miembros de su familia, amigos y sabes con quien puedes contar incondicionalmente, reconoces perfecto a esa persona que sabe escucharte, que te ofrece su hombro para llorar o que simplemente sabes que está ahí siempre que la necesitas.

Tener a tu lado a las personas correctas, influirá directamente en la confianza que tengas durante tu proceso de ser madre. No te aísles, aprende a confiar en las personas y trata de no crear una muralla a tu alrededor. Pequeños pasos pero firmes son necesarios para andar este camino que nos ha tocado!

Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *