01 Dic

Reta a tus propios pensamientos

Reta a tus propios pensamientos… y crea nuevos y mejores enfoques para tu vida!

En estos tiempos de incertidumbre,  y con el estrés del día a día, nos vemos envueltos en un estado constante de preocupación.

Pero estar preocupado… NO nos garantiza una solución a nuestros problemas! y mucho menos es una forma sana de inducir pensamientos positivos. Muchas personas confunden “estar preocupado” con “estoy buscando soluciones”, pero la realidad es que PLANEAR nos debe dar como resultado ACCIONES y mientras tanto PREOCUPARNOS nos provoca únicamente ANSIEDAD.

Preocuparse es el resultado de diversas distorsiones del pensamiento.

Distorsionar significa exagerar y tener pensamientos irracionales. Si nos detenemos un momento y nos proponemos  cambiar estas distorsiones, lograremos reducir considerablemente ese incómodo estado de preocupación.

A continuación se enumeran las distorsiones más comunes,  cómo podemos cambiarlas y crear a partir de esto,  una manera más positiva vivir:

DISTORSIONES COGNITIVAS y como cambiarlas

1.-Descalificar lo positivo

Descalificar lo bueno que nos pasa, significa que los eventos positivos que nos ocurren terminan en la basura, no cuentan, no son importantes! Cuantas veces no te sorprendes a ti mismo diciendo “si me fue bien en la reunión, pero la verdad es que simplemente tuve suerte” o algo como “Si, obtuve un ascenso en mi trabajo, pero la verdad es que me lo dieron por que nadie quería ese puesto”. Todos estos pensamientos lo único que hacen es QUITARTE la felicidad del momento, la felicidad que implica haber logrado algo importante!

EL RETO: Acepta lo positivo que te está ocurriendo, y siéntete orgulloso de lo que acabas de lograr. Evalúa tus pensamientos y deja que la negatividad se vaya por donde vino! Incrementa las sensaciones positivas del momento, para que puedas crear un nuevo panorama que incremente tu autoestima.

2.-Generalización

En esta distorsión, el hecho de que hayamos pasado por una experiencia negativa, nuestra mente crea un pensamiento en el que siempre nos va a perseguir la misma suerte. Es la típica frase que nos repetimos una y otra vez “como me fue mal en esta entrevista de trabajo, nunca seré capaz de conseguir un empleo”.

EL RETO: Todos tenemos eventos negativos en nuestra vida. Algunos nos han dolido más que otros. Aquí el reto es tomar estos eventos y CREER que podemos crear otros diferentes en el futuro. Lo mejor sería que pensáramos “no me fue bien en esta entrevista, pero ahora sé que puedo mejorar para la siguiente, así que seguro me ira mejor” Recuerda que una experiencia negativa no tiene porque volverse tu realidad, permite que dure el tiempo necesario solo para tomar lo bueno y adquirir experiencia.

3.- Descartar lo positivo

Enfocarse solo en lo negativo puede convertirse en un hábito. Hay muchas personas que, no importando que tantas cosas buenas les han pasado en el día, insisten en recordar solo aquellas que les salieron mal. Ejemplo: Una vez le pregunte a uno de mis pacientes ¿Qué tal te fue hoy? Y me contestó “fatal!” Le pedí que me contara a detalle y me dijo “Estudié toda la noche, me levante a tiempo y me fui a presentar mi examen, salí bien, luego quedé para comer con un amigo de la infancia pero al final del día se me poncho la llanta ¡fue terrible!” Para esta persona el día fue “fatal” solo porque termino con una experiencia negativa y no fue capaz de enfocarse en todo lo bueno que le había sucedido! Un poco injusto, no crees?

EL RETO: ¡ENFOCATE en lo que más te conviene! Una buena herramienta consiste en escribir una lista de las cosas tal como sucedieron, luego divide la hoja y de un lado escribe las cosas que consideres positivas y del otro lado las negativas… mira la hoja objetivamente y determina tu mismo como deberías catalogar tu experiencia ese día. ¡Escribir siempre ayuda para ver las cosas en perspectiva!

4.- Hacer de todo una catástrofe

Este tipo de distorsión se refiere a cuando la persona siempre está esperando que ocurra lo peor. No importa que tipo de situación tenga enfrente, siempre espera que todo salga mal y este pensamiento en si la angustia igual o peor que si ya hubiera sucedido. Ejemplo: “El piloto del avión está diciendo que vamos a entrar en una turbulencia… será que el avión se va a estrellar y moriremos todos?”  O la actitud cuando vemos un accidente en la carretera y pensamos “tal vez a nosotros nos suceda igual!”

EL RETO: ¡Piensa positivo! Toma una actitud frente a los eventos que sea beneficiosa para ti. Trata de pensar racionalmente: “es cierto que hay una turbulencia pero ya pasará” Y mientras esto sucede trata de pensar en otra cosa y distrae tu mente de pensamientos negativos. Al distraernos incluso podemos trasladarnos a escenarios más propositivos y estaremos practicando el hábito de pensar positivo cada vez que estemos frente a una situación difícil.

Te identificas con alguna o algunas de estas distorsiones?

Estás dispuest@ a hacer cambios para mejorar tu estado de ánimo?

Pues el reto continúa…

Artículo original traducido de: Donna M. White, MA, LMHC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

manmeds.top | 502: Bad gateway

Error 502 Ray ID: 3e00a39100f27e33 • 2018-01-20 08:24:42 UTC

Bad gateway

You

Browser

Working
Detroit

Cloudflare

Working
manmeds.top

Host

Error

What happened?

The web server reported a bad gateway error.

What can I do?

Please try again in a few minutes.