28 Jun

Reflexión: Ser amable

kindness-heart-image-orgspring
Una capacidad que nos reconcilia con el resto de la humanidad.

La amabilidad es contagiosa, así como lo es la No-amabilidad. Cuantas veces nos ha pasado que un solo gesto de grosería nos hace pensar que “todo el mundo está mal” y en cambio, cuando un desconocido nos cede el paso en el tráfico nos inclinamos a decir que “la gente es buena”.

Tomar en cuenta al otro. Que importante es sentir que alguien nos dio un poco de su atención, que nos reconoció o que reconoció nuestra necesidad.

Y como todos somos uno, la amabilidad que empieza en nosotros, siempre terminará por llegar de nuevo, en formas diferentes, pero siempre regresará.

En esto radica un gesto desinteresado: en entrar en contacto con otra vida humana y experimentar la satisfacción de sabernos parte de un mundo, un mundo que aún tiene la oportunidad de que lo llamemos “un buen lugar para vivir”.

Ten hoy un gesto amable. Solo uno. Y cuéntame como te sientes.