09 Mar

¿Con que ojos ves el mundo?

oko-test1-702x336

Todo aquello en lo que te concentras tiende a aumentar. Por eso es importante tomar unos minutos al día y reflexionar ¿con que ojos estoy viendo el mundo, lo que percibo es real o es sólo el resultado de lo que he vivido hasta ahora?

En su libro “El éxito no llega por casualidad”, el Dr. Lair Ribeiro nos comparte algunas de las ilusiones  mas comunes que experimentamos los seres humanos producto de nuestras vivencias. Una de ellas es pensar “lo que vemos, es.”  Interpretar un hecho como bueno o malo, va a depender de tu punto de vista, de tu visión del mundo.  Sin embargo no siempre las cosas son como uno las ve. Una persona con tatuajes no necesariamente  es un vago o una persona con traje no siempre es exitosa. Guiarnos por estereotipos que hemos adquirido a lo largo de nuestra vida puede limitarnos y crearnos un mundo estrecho, limitado y hostil. Dar un segunda ojeada o darle la oportunidad a otra persona, es darse otra oportunidad a uno mismo.

En esta vida, uno tiene lo que escoge. Lo único que debemos cuidar es en entrenar a la mente de forma adecuada  para que nos entregue lo que le pedimos.  ¿Cuantas veces no te has escuchado decirte a ti mismo: “no quiero fallar,  lo ultimo que deseo es que esto pase, por nada del mundo escogería a este tipo de persona como amigo, esposo, compañero, etc”.  Y justo eso es lo que terminas obteniendo.

Esto sucede porque hay una ley  que dice “toda creencia, una vez establecida, procura perpetuarse”. Pero también hay otra ley que dice: “Toda información nueva, tiende a sustituir a la antigua y es la última experiencia la que generalmente permanece”. Entonces hay que prestar atención a la calidad de información con la que alimentamos a nuestra mente.

¿Con que ojos ves al mundo? se refiere principalmente a recordar que, si una vez te caíste de la bicicleta no necesariamente tienes que tirarla a la basura. Si una vez te caíste puedes volver a subirte e intentarlo una vez mas, y otra vez y otra, hasta que resulte en lo que deseabas. Visualizarte en ese lugar al que quieres llegar es un recurso indispensable para instalar NUEVAS creencias en tu mente.

Dos puntos fundamentales que considero debemos cuidar son: con que tipo de personas nos relacionamos y que tipo de cosas estamos atrayendo.

Es importante saber escoger el ambiente y las relaciones que propicien y nos acerquen a aquello que deseamos. Convivir con personas negativas poco a poco puede transformarnos en una de ellas. Busca y acércate a aquellas personas que consideres un “role model” a seguir. Copia lo mejor de ellas, pregúntales que cosas han hecho o dejado de hacer, que hábitos han adquirido, que ideas han sembrado en su mente. Ellos son personas como nosotros, que en su momento también tuvieron metas e ideales, ¿que han hecho diferente?

Y por ultimo es importante recordar que las cosas semejantes se atraen: en ningún caso el dinero va al pobre (porque ya no sería pobre), el amor no podría acceder a la mente de una persona amargada o envidiosa, y el éxito raramente se compagina con personas fracasadas o con baja autoestima. Pensar, sentir, actuar y comportarse COMO SI YA fueras una persona exitosa, amorosa, próspera y positiva, atraerá experiencias que se le asemejen. Trata de reconocer cuales son tus fortalezas, trabaja en eso que eres fuerte y el resto llegará poco a poco.

Hay un proverbio hindú que dice: “Si no eres feliz con lo que tienes, tampoco lo serás cuando logres lo que quieres”. AGRADECE lo que hoy hay en tu vida. Enumera las cosas por las que te sientes bendecido, recuerda esos momentos en los que has sido capaz de lograr grandes metas, revive las situaciones que te han hecho sentir orgulloso de ti mismo, vuelve a vivir esas veces en las que alguien mas te ha alabado o te ha tomado como ejemplo. ESO ES LO QUE NECESITA TU MENTE: pensamientos positivos y recordatorios de que SI PUEDES lograr grandes cosas.

Ahora si puedes preguntarte: “¿con que ojos veo el mundo?” y comenzar a hacer los cambios que necesites.

SUERTE!

28 Jun

Reflexión: Ser amable

kindness-heart-image-orgspring
Una capacidad que nos reconcilia con el resto de la humanidad.

La amabilidad es contagiosa, así como lo es la No-amabilidad. Cuantas veces nos ha pasado que un solo gesto de grosería nos hace pensar que “todo el mundo está mal” y en cambio, cuando un desconocido nos cede el paso en el tráfico nos inclinamos a decir que “la gente es buena”.

Tomar en cuenta al otro. Que importante es sentir que alguien nos dio un poco de su atención, que nos reconoció o que reconoció nuestra necesidad.

Y como todos somos uno, la amabilidad que empieza en nosotros, siempre terminará por llegar de nuevo, en formas diferentes, pero siempre regresará.

En esto radica un gesto desinteresado: en entrar en contacto con otra vida humana y experimentar la satisfacción de sabernos parte de un mundo, un mundo que aún tiene la oportunidad de que lo llamemos “un buen lugar para vivir”.

Ten hoy un gesto amable. Solo uno. Y cuéntame como te sientes.

14 Nov

¿Como saber que estás en mala compañía?

relaciones toxicasMe preguntan repetidamente: ¿cómo saber que no me conviene esta persona? (amistad, noviazgo, etc).  A continuación les comparto 9 señales que pueden ayudarte a identificar que estás en mala compañia.

SEÑAL #1: Solo tienen tiempo para ti cuando a ellos les conviene.

Si le importas a alguien, siempre hará espacio en su vida para ti. Nunca ruegues por atención.

SEÑAL #2: Insisten en etiquetarte por los errores que cometiste.

Hay mucha gente que no entiende que, a pesar de haber pasado por muchas circunstancias y de haber cometido errores, es posible que hayas cambiado y los hayas superado. Te recuerdan una y otra vez el pasado y van a tratar de invitarte a instalarte ahí nuevamente.

SEÑAL #3: Te sientes atrapado.

Si alguno de los dos cierra puertas y ventanas en un intento de hacer que el otro se quede, entonces algo se ha perdido en el camino. Y es hora de tirar la puerta de una vez.

SEÑAL #4: Desacreditan tus sueños, metas y habilidades. 

Lo que tu eres capaz de lograr no tiene nada que ver con lo que otros piensen de ti.
Mejor dicho, lo que eres capaz de lograr, dependerá de las decisiones que tomes y de donde elijas poner tu energía y tu tiempo.

Señal #5: Te han mentido mas de una vez.

El amor es un comportamiento. Mentir es una falta de respeto para ti y para la relación. El que miente solo está pensando en si mismo. Seguir en una relación así, solo indica falta de amor por ti mismo 

Señal #6: Su negatividad comienza a afectarte.

Las personas tóxicas van regando su amargura por ahí y a quien se deje. Lo que hacen o dicen generalmente tiene que ver con sus demonios internos… NUNCA contigo. Es cierto que nunca tendrás control sobre lo que hagan o digan, pero si puedes alejarte y con esto demostrar respeto POR TI MISMA.relacion toxica

Señal #7:  Sienten envidia de lo que eres y lo que tienes. 

Y casi siempre están dispuestos a quitártelo. El exceso de envida solo habla de personas que NO se gustan NADA a sí mismas. Puedes ayudarlas, pero nunca permitas que te arrastren hacia donde están. Después de todo, la felicidad es un trabajo interno y personal.

SEÑAL #8: Te empujan a ser juicioso y rencoroso. 

Porque ningún ser humano es mejor que otro, establecer que alguien es “bueno” o “malo” es un completo error. No te pierdas de conocer a alguien por lo que muestra su exterior y aléjate de personas que lo hagan!

SEÑAL #9: Quieren que seas otra persona. 

Si estás pasando tiempo con alguien que desea que seas “menos esto o más aquello” piénsalo dos veces. Dedicar tu tiempo a ser alguien que no eres, por complacer a alguien más puede ser muy desgastante. Siempre será más fácil llenar un espacio donde estuvo alguien más que tratar de encontrar las piezas perdidas de tu propia identidad.

Gracias por seguirme en este camino de Auto-descubrimiento.

Ahora es momento de actuar… Tiempo y energía son elementos valiosos y hay que saber en que gastarlos.

No importa que has venido haciendo hasta hoy día: Tu punto de poder siempre estará en el MOMENTO PRESENTE!!

23 Oct

Los miedos que heredamos a nuestros hijos

Ratona y Ranita en Planetario Alfa
Lo que más me ha gustado de esta nueva experiencia de ser madre es que mi hija representa, entre otras cosas, un hermoso libro con páginas blancas en donde escribir cosas nuevas. Cuando analizo los miedos que he ido acumulando a lo largo de mi vida, me doy cuenta que muchos los he heredado o asimilado sin plena consciencia: miedos de mi madre, de mi padre, incluso de mis abuelos.

La capacidad de autoanálisis es una herramienta muy poderosa en el proceso de mejorar la salud mental de la familia, porque de la misma manera que no le damos a nuestros hijos algo de comer, sin antes saber que contiene, del mismo modo hay que reconocer que patrones de conducta estamos trasmitiendo.

Lo importante es ir quitando etiquetas. “Malo”, “Bueno”, “Debería”, “Se supone”, son palabras con mucha influencia en nuestros hijos. Hay que recordar que ellos ven el mundo con nuestros ojos. Lo que para nosotros sea bueno o malo, para ellos también lo será; ellos todavía no crean filtros para ir separando lo que les conviene o no, nosotros como padres somos los encargados de esta labor.

Recuerda que el lenguaje no verbal influye hasta en un 90% sobre lo que queremos trasmitir. En realidad no se hereda un miedo, sino la predisposición negativa hacia ciertos eventos. El evento en sí no es el “malo” de la película, sino nuestra reacción ante él.

¿Qué hacer?

Lo más importante para erradicar un miedo es ENFRENTARLO.  Cada cosa o evento que nos provoca temor, simboliza una situación que no hemos resuelto. El miedo a las alturas, a los insectos, al mar, a hablar en público, etc., son reflejo de situaciones que ocurrieron en el pasado y nos dañaron profundamente.

Para enfrentarlos, la mejor manera es hacer algo diferente. Ve a la raíz de tu miedo. Para eso, puedes hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuándo fue la primera vez que sentí temor ante esta cosa, persona o situación?
  2. ¿Qué ocurrió en ese momento?
  3. ¿Alguien me ayudó a sobrellevarlo? O por el contrario, ¿algo o alguien lo hizo aún más grande?
  4. Este miedo que tengo, ¿es mío o lo heredé de mis padres?

Si no frenamos esta cadena inconsciente, puede continuar por generaciones.

Hay una anécdota muy peculiar que va a ilustrar lo que deseo trasmitirles.

“Cada navidad mi madre cocina el mismo platillo: dos piezas de pierna de cerdo en salsa de ciruela. Es un deleite, pues es la misma receta desde 4 generaciones atrás y no pierde nunca su sazón familiar. Lo que más me llamaba la atención es porque se hacía en dos refractarios separados. Así que le pregunté a mi madre, quien me sólo me dijo: “así lo hacía tu abuela!” Entonces, como es mi costumbre cuando quiero llegar al fondo de algo, no dudé un instante y llamé por teléfono a mi abuela, quien, curiosamente me dio la misma respuesta que mi madre: “tu bisabuela lo hacía de esa manera!”. Afortunadamente, mi bisabuela aún vive, así que aprovechando la ocasión, decidí hacerle una visita que obviamente apreció mucho. Platicando entonces le pregunté por la receta de la pierna de cerdo y comenzó a contarme: “en aquellos tiempos, tu bisabuelo y yo no teníamos mucho dinero –me dijo- por lo que el horno donde debía cocinar era tan pequeño que tenía que hacer casi todo en dos tandas; es por eso que cocinaba la pierna en dos refractarios y  de esta manera fue como nació mi famosa receta”.

Todo lo que no se cuestiona, permanece. Un miedo irracional puede representar la diferencia entre avanzar en la vida o estancarse. Cuando de verdad deseamos hacer algo por nuestros hijos, lo primero (y a veces más difícil) que debemos hacer es comenzar por nosotros mismos.

Recuerden lo que siempre nos indican las azafatas antes de despegar: “en caso de ocurrir una despresurización en la cabina, colóquese primero usted la mascarilla de oxigeno y después colóquela al niño”.

Escucha lo que tus miedos tienen que decirte y atiéndelos. Tal vez tus hijos no sepan lo que has hecho, pero si asimilarán de inmediato que tu actitud ha cambiado. Esto puede marcar una gran diferencia y represente tal vez, la mejor herencia que puedas dejarles.

15 Oct

No puedes equivocarte con este ejercicio!

gratitude¿Cómo te sientes hoy?

¿Feliz, triste, enojada, frustrada, cansada, esperanzada…?

Sea cual fuere tu estado de ánimo, estoy segura que puedes pensar al menos en TRES COSAS por las cuales estás agradecida.

¿Ya?

Te felicito. Acabas de darle un buen empujón a tu estado físico y mental.

Desde hace ya tiempo, las investigaciones han podido identificar los enormes beneficios que a nivel social, psicológico y físico tiene AGRADECER.  Estos beneficios se pueden observar en una mejor calidad del sueño, menos enfermedades y mayor sensación de bienestar y felicidad.  Y una y otra vez podemos obtenerlos mediante la repetición y el hábito de agradecer diariamente por lo que SI tenemos.

LLEVAR UN DIARIO DE AGRADECIMIENTO

El simple acto de escribir en un diario todas esas cosas por  las que te sientes agradecido puede marcar la diferencia entre un “mal día” y una día extraordinario.  Es relativamente sencillo. Solo tienes que evocar todas esas experiencias que has vivido y que te han llenado de felicidad y alegría. Tan sencillo como enumerar las cosas que te hacen feliz: una taza de café por la mañana, dar una caminata en un día soleado, bailar tu canción favorita, reír a carcajadas recordando alguna travesura que hiciste, mirar historietas en el periódico… Todo esto, al escribirlo y después leerlo, puede traer a tu mente todas las sensaciones que en ese momento experimentaste… como si fueran reales y estuvieran ocurriendo ahora mismo.

Puedes intentar también escribir cosas que viviste la semana pasada, el mes pasado, el año anterior, hace diez años… este ejercicio va a obligarte a que recuerdes cosas agradables y que probablemente, de otra manera, no hubieras tenido que traer a la mente.

BENEFICIOS DE ESCRIBIR UN DIARIO DE GRATITUD

Vale la pena enumerar los cambios y beneficios que traerá a tu vida hacer este sencillo pero poderoso ejercicio:

Te ayuda a retomar el controlmujer escribiendo2

Escribir un diario de agradecimiento forma parte de tu decisión de ser más feliz. No solo se trata de escribir, sino de ser consciente que lo estás haciendo para sentirte mejor. ¿Quieres estar motivada? Entonces: ¡toma acción!

Inclínate por lo más valioso

En lugar de hacer una lista enorme de cosas “superficiales” por las que estas agradecida, trata de evocar situaciones y personas que tengan un valor profundo en tu vida y elabora con mucho detalle que es lo que significan para ti.

Imagina que no tienes ciertas cosas

Muchas veces, solo pensamos en lo que quisiéramos tener. Pero te has detenido a pensar que sería de tu vida SIN ciertas bendiciones? ¿Cómo sería tu vida sin tus padres, sin tus mejores amigos, sin tus hijos? Puede ser fuerte… pero es efectivo!

La vida te ha sorprendido últimamente?

Trata de pensar o evocar situaciones positivas que has tenido en tu vida y que no esperabas. Cosas, personas o eventos que llegaron para cambiar tu vida de forma inesperada y que no te habías detenido a sopesar su valor en tu vida.

Trata de escribir en tu diario eventualmente

No se trata de hacerlo todos los días, pues perdería su valor y el factor sorpresa.  Hacerlo una vez por semana, tal vez en el día en que no te sientas tan bien puede ser de mucho mayor beneficio que hacerlo cada día.

La idea es “forzar” a nuestra mente a recordar todo lo bueno que tenemos y hacer de esto un hábito. La vida apresurada que llevamos todos los días nos puede hacer perder de vista las bendiciones que tenemos o que hemos recibido a través de los años.

Simplemente detenerte, respirar y evocar lo bueno, puede estimularte y hacerte volver a tu estado natural de bienestar.

Dale a todos esos eventos gratificantes, una segunda ojeada, una segunda oportunidad de hacerte sentir bien.

Lo mejor de todo? Que no puedes equivocarte al hacer este ejercicio! Solo toma nota de todo lo que te hace feliz, evoca el momento de manera intensa, con todos tus sentidos y trata de encontrar siempre lo bueno en cada persona que te rodea.

Comienza ahora: ¿Qué cosas tienes en tu vida por las cuales te sientes agradecido? Toma un respiro… y comienza a escribir!

25 Sep

Enciende con tu dolor una antorcha…

Enciende con tu dolor una antorcha

que le de sentido a tu camino,

que le dé un propósito,

así podrás avanzar por la oscuridad

y cuando esta se apague,

sin duda,

habrás llegado de nuevo a la luz.

~Rodolfo Vargas Lazarin.

cerillofuego

18 Sep

Como iniciarte en la Meditación

woman meditating on the beach in the Caribbean

woman meditating on the beach in the Caribbean

Hemos hablado ya de la importancia de estar conscientes de nuestros pensamientos con la finalidad de poder controlarlos y evitar que nos controlen.

Esta es la clave para llevar una vida libre de estrés y aprender a “vivir el momento”.  Sin embargo  no siempre es fácil entender cómo hacerlo. ¿Cómo estar consciente de mis pensamientos si no estoy acostumbrada a hacerlo?

La respuesta es PRACTICANDO diariamente a través de la MEDITACIÓN.

Meditar es una excelente herramienta que nos ayudara a mejorar muchísimos aspectos de nuestra vida, porque la esencia de la MEDITACION es aprender a OBSERVAR. Meditar significa estar aquí y ahora con tus pensamientos, tomarlos en tus manos, observarlos y confrontarlos.

Meditar no siempre implica tener que encender varitas de incienso, sentarte en flor de loto o tener que subir una empinada montaña vestida de blanco… Hay bastantes cosas que puedes hacer para acercarte a la meditación y todas están diariamente a nuestro alcance. Aquí unas cuantas sugerencias sencillas:

Destina por lo menos 2 minutos al día para meditar.

¿2 minutos? Si, solo 2 minutos. Comienza con algo sencillo si de verdad quieres hacer de esto un hábito. Puedes hacerlo por 5 minutos pero si comienzas con 2, será suficiente para adquirir el hábito y practicar.

 

Escoge un momento del día y hazlo tuyo.

No tiene que ser a una hora exacta, si no un “momento” del día: cuando recién te despiertas, cuando tomas desayuno, cuando haces ejercicio, antes de acostarte… La idea es comprometerte con ese momento y destinarle 2 minutos para meditar.  Si te toma dos minutos tomarte tu café o lavarte los dientes, destina ese tiempo exclusivamente a comenzar a practicar  y poco a poco lo harás parte de tu rutina diaria.

 

Busca un lugar, un espacio de tranquilidad.

Muchas veces la mejor hora es por las mañanas, cuando todos aún duermen. O tal vez quieras buscar un lugar a propósito, como la playa, una banca en el parque u otro lugar igual de sereno. La verdad es que no importa mucho donde, la idea es que puedas sentarte sin ser molestado por unos minutos. O si en vez de sentarte puedes encontrar este momento caminando, adelante!

 

Acomódate y siéntete confortable.

Trata de encontrar esa posición que, aunque no sea la perfecta, simplemente te haga sentir relajado y tranquilo. Cualquier almohada, cojín o el simple suelo o alfombra pueden ayudar.

 

Concéntrate en tu respiración.

Mientras inhalas, trata de concentrarte por donde pasa el aire. Siente como entra por tu boca, pasa por tu garganta y finalmente llena tus pulmones y tu abdomen. Trata de sentarte derecho y concentra tu mirada en un punto fijo. O si prefieres cerrar los ojos, está bien. Mientras exhalas, trata de seguir tu aliento mientras sale al exterior e imagina como se expande en el ambiente. La idea es concentrarte lo más posible en tu respiración para distraer tu mente de los pensamientos que pasan por tu cabeza. Si de pronto sientes que pierdes la concentración (seguramente te pasara) de manera amable y respetuosa, vuelve y trata otra vez de retomar tus dos minutos de reflexión y meditación.

 

Y esto es todo. Sencillo, ¿no?  Son solo 2 minutos diarios y lo único que necesitas es tenerte mucha paciencia y practicar.

Recuerda: tu estado natural es el bienestar. Utiliza todas las herramientas que tengas a mano para regresar a este estado, cada vez que te sea posible.

Te lo mereces y puedes hacerlo.

Meditar

 

11 Jul

¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti

 VE EL VIDEO AQUI: ¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti: 

600-02377761
Significado del Desorden

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos?

Miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

Además el lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja que área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que un edredón desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

¿Has conservado objetos rotos o dañados mucho tiempo pensando en repararlos algún día? Simbolizan promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, electrónicos, muebles o vajilla y los tienes, por ejemplo, en la cocina o baño significan problemas de salud y riqueza.

Si el desorden lo tienes en tu cuarto significa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tienes dificultad para tener una pareja o trabajo estable. Los cuartos de niños normalmente están desordenados porque aún no han pasado por el proceso de saber qué quieren en la vida, pero hay estudios que muestran que los niños que mantienen sus cuartos organizados tienden a ser mejores en la escuela.

Diferentes clases de acumulamiento

Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a la vez y que no te estás enfocando en lo que debes hacer o que has perdido la dirección. Este acumulamiento o desorden incluye ropa apilada, cd’s o películas alrededor de la casa, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has puesto de vuelta en su sitio. La manera apurada en que vivimos tienden a crear este tipo de desorden y casi todos los tenemos en nuestro hogar en alguna medida.Organizar este tipo de desorden en forma inmediata te ayuda a ser más centrada y efectiva en tu vida diaria.

Acumulamiento antiguo: Me refiero a objetos que no usaste en un largo tiempo y que están apilados en el ático, garaje, armarios… Papeles de trabajo viejos y documentos en tu computador que ya no usas, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

El patrón de desorden# 1: Proyectos inacabados

¿Tienes montones de fotos que piensas poner en marcos o álbumes de fotos? ¿Tienes proyectos que comenzaste en serio y luego abandonaste? Si este tipo de temas frecuenta tu casa o apartamento, es posible que te sientas atrapado en demasiados planes que, de antemano sabes, nunca llevarás a cabo.

Significado: Es posible que cada proyecto que empiezas signifique mucho compromiso, y puedes sentirte bloqueada o tener dificultades para comenzar a tomar acción sobre las cosas que realmente importan.   La eliminación de elementos no finalizados en tu vida puede ayudarte a romper este patrón y salir del atasco físico y mental.

¿Que hacer? Toma la decisión de terminar el proyecto en una fecha límite. Si no se hace durante ese tiempo, véndelo, dáselo a otra persona, o deshazte de él.  Piensa que TU tienes el poder de decidir si ya no tienes ningún interés en él; si es así, ¡deshazte de él de inmediato!

messy-desk

El patrón de desorden # 2: Lo que está roto

Significado: Los artículos rotos pueden representar a tu falta de auto-estima. Puede que te sientas que no eres amado o eres indigno del amor.  La baja autoestima está ligada a la infelicidad, la soledad y la incapacidad de avanzar en tu carrera. Pero la baja autoestima solo es una IDEA y esta puede ser cambiada cuando tu lo desees.

¿Que hacer? Corrige el problema, regálaselo a alguien que quiera arreglarlo, o tíralo a la basura. (Recuerda que si está roto, no es para ti porque  ¡tu te mereces algo mejor!)

 

El patrón de desorden # 3: Aferrarte a las prendas usadas

Significado: Si bien es cierto que comprar artículos de segunda mano puede ser una gran manera de ayudar a preservar el medio ambiente y ahorrar dinero, si en tu casa SOLAMENTE hay prendas usadas y que además no te gustan mucho, podría simbolizar que no te sientes digno de algo mejor.  Puede representar una baja auto-estima y también puede hacerte sentir que estás viviendo la vida de otro. Tal vez  no te sientes digno de tu propia vida o de tener tu propio éxito. Si  te conformas con las cosas de segunda, eso es lo que conseguirás: el segundo lugar.

¿Que hacer? A menos que realmente ames a un elemento que te han pasado, no te aferres a ellos, porque finalmente son o fueron pertenencias de otras personas. Comienza a reemplazarlos con nuevas cosas que a ti te gustan. Si es algo útil y te da felicidad, encuentra una manera de cambiarlo a tu gusto, por ejemplo, píntalo o re-tapízalo (si se trata de algún muebles que has heredado).

 

El patrón de desorden# 4: Las cosas pequeñas

Significado: Si llenas tu vida con cosas minúsculas, chucherías baratas, accesorios de vestir y otros artículos pequeños, puede que no dejes espacio en tu vida para las cosas más grandes que pueden ayudar a conseguir la verdadera felicidad. ¿Acaso no sientes que vales más?  Gastar dinero en muchas cosas pequeñas, no estás permitiendo a ahorrar para las cosas grandes que realmente pueden mejorar tu calidad de vida, tales como una casa más agradable, unas vacaciones o, aún más importante, invertir en tu educación para conseguir un trabajo mejor o ahorrar para la jubilación para crear tranquilidad y seguridad financiera.

¿Que hacer? Esto puede ser difícil, ya que los artículos pequeños crean una gran cantidad de desorden, pero también pueden hacerte feliz o servir un propósito. Mira tus colecciones y mantén los elementos que realmente disfrutas, que se mezclan con la decoración de tu casa y que dan felicidad. Agrúpalos y crea un espacio especial en tu casa para estos objetos pequeños. Lo demás, lo que no tenga un lugar, deshazte de ellos.

Lo más importante será hacer un compromiso para dejar de gastar dinero en cosas pequeñas. Pon al menos 10 por ciento de tus ingresos en una cuenta de ahorros para adquirir el hábito de ahorrar dinero y vuelve a evaluar tu plan de ahorro cada vez que sea necesario. Decide sobre una o dos compras importantes que te gustaría tener y mejorarían tu vida significantemente, y fíjate una meta para ahorrar para ellas.

desorden-1

El patrón de desorden # 5: Los artículos que son demasiado grandes para tu hogar

Lo que significa: Si has heredado o comprado artículos que no se ajustan a tu casa, podría significar que tus sueños, en este momento, son más grandes que tu realidad. Mientras que está bien “pensar en grande”, también es importante vivir en el ahora y crear la mejor experiencia posible en tu vida en este momento, con lo que tienes. Hay que dejar que la energía fluya y si un objeto es demasiado grande puede simbolizar un “atasco” importante.  Trata de crear en tu hogar una mejor experiencia con objetos que se acoplen a su tamaño.  Tu vida puede fluir mejor, con sólo unos pocos elementos que puedes utilizar y disfrutar.

Mira cuidadosamente a las cosas que ocupan espacio en tu casa o apartamento. ¿Te dicen algo acerca de tus prioridades? ¿Es así dónde quieres que estén las cosas importantes?

¿Que hacer? Deshazte de los muebles u otros artículos que no parecen encajar en tu casa o apartamento. Véndelos o dónalos a una tienda de segunda mano.  Y en un futuro, para romper este patrón, mide primero antes de hacer una compra. El hecho de que ves un mueble en un espacio y te gusta, no quiere decir que “encajará” en tu hogar. Asegúrate de que hay espacio para que el aire y la energía fluyan en una habitación.

Por ejemplo, una mesa de comedor, idealmente, debe tener suficiente espacio para que la gente pueda caminar completamente a su alrededor. Y una cama debe tener vías en ambos lados, no ser empujado contra una pared. Una piscina debe existir para el disfrute y reunión de la familia, no para representar una carga o estar siempre sucia.

RESUMEN

El desorden exterior simboliza lo que vives internamente pero que no te atreves a corregir.  La energía no puede fluir en tu vida de la manera correcta si hay algo que le impide circular libremente.

Evalúa que es lo que te detiene, revisa las cosas que tienen algún simbolismo y comienza a decirles adiós. El desapego de las cosas materiales poco a poco te ayudará a desprenderte también de situaciones o de relaciones que ya no quieres (y no necesitas) más en tu vida.

Piensa y hazte las siguientes preguntas:

¿Acaso no sientes que eres digno de algo mejor?

¿Te sientes culpable de deshacerte de regalos que te dio la gente?

¿Esperas que este desorden (por ejemplo, el equipo de ejercicio sin usar) te motivará a hacer un cambio, pero en realidad lo único que hace es crear culpabilidad y añadir presión a tu vida?

¿Tienes que rodearte de objetos que te hacen sentir rico, a pesar de que el desorden podría estar bloqueando las oportunidades que podrían ayudarte a crear riqueza real?

Si alguna de estas preguntas movió algo en ti, es buena señal. Recuerda que el primer paso siempre es admitir que tenemos un problema, paso siguiente, comenzar a resolverlo.

Mira a tu alrededor. ¿Qué dice el desorden sobre ti? ¿Qué tipo de patrones de desorden siguen llegando a tu vida? Algunas personas experimentan más de uno de estos patrones. ¿Cómo puedes cambiar tu vida hoy por eliminar el desorden de tu casa o apartamento?

A veces, es necesario verte desde fuera para ver realmente lo que el desorden, le está haciendo a tu vida, y cómo refleja tus emociones, la situación y la autoestima.

Y AHORA… A LIMPIAR Y A ORDENAR POR DENTRO Y POR FUERA!

VE EL VIDEO AQUI: ¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti:

08 Jul

Anorexia, Bulimia y Comedores compulsivos

anorexia bulimiaLos desordenes alimenticios se refieren a desórdenes mentales que tienen como resultado el abuso o el mal uso de los alimentos y a veces, del ejercicio físico. Un desorden alimenticio se manifiesta de diferentes maneras, pero todos tienen en común: la distorsión de la imagen propia.
Desordenes alimenticios y la auto-imagen

Las personas que sufren de un desorden alimenticio, por lo general tienen una imagen distorsionada de su cuerpo: piensan que son o mas gordos o mas delgados de lo que en realidad son. Sufren de compulsiones (conductas repetitivas) y pensamientos recurrentes de que algo va a ocurrirles pero al mismo tiempo sienten que no pueden hacer nada para evitarlo. Otra alteración importante es que estas personas tienen una baja autoestima, una pobre imagen de sí mismos.
Clasificación de los desórdenes alimenticios

Anorexia, o Anorexia nerviosa.- Es un tipo de desorden en el que la persona tiene un miedo enorme de ganar peso y utiliza formas poco saludables para evitarlo. Estas personas se niegan a comer lo suficiente para mantenerse sanos y vivos. Por esta razon, las pacientes femeninas pierden su menstruación a veces hasta por meses como resultado de la pobre alimentacion que evita se produzcan las hormonas necesarias para ello. Otra característica importante es la constante ansiedad por comer en publico. Físicamente se observa piel, uñas y cabello resecos y quebradizos, dificultad para respirar, obsesion por contar calorias, grasa o gramos de los alimentos; en general, son personas débiles por dentro y por fuera. En ocasiones, estas personas suelen hacer ejercicio excesivo o tomar laxantes y/o diuréticos para compensar lo que ellos piensan han comido “de mas”.

Comedores compulsivos (atracones).- Es un desorden alimenticio caracterizado por consumir enormes cantidades de comida de un jalón. A veces esconden comida y en general comen muy de prisa. Estos atracones suelen durar, en ocasiones, todo el día. El sentimiento de culpa es común en estas personas.

Bulimia.- Es el tipo de desorden alimenticio caracterizado por forzar al cuerpo a liberarse de la comida que recién se ha ingerido. Vomitos, laxantes y/o diuréticos son las técnicas utilizadas por estas personas para lograr su objetivo. Para lograr sacar la comida, muchas veces se provocan la sensación de naúsea mediante alguna sustancia como agua con sal o tratan de comer alimentos que les provoquen diarrea, en un intento de liberarse del alimento y de la culpa por haberlo ingerido. La depresion es un sintoma común en personas con este desorden, así como el abuso de sustancias y la ansiedad. Las personas bulímicas se caracterizan por tener desgastado el esmalte dental debido al exceso de acidos que intervienen en el vomito. Se pueden observan capilares reventados en los ojos, mejillas o en el cuello, producto del esfuerzo al vomitar. Si se observan constantes idas al baño, en especial después de comer, puede ser indicio de bulimia.

cinta metricaConsecuencias físicas

• Corazón y sistema cardiovascular.- resultado: ritmo cardíaco lento (bradicardia).
• Desbalances electrolíticos, debilidad muscular y disfunción inmunológica.
• Problemas circulatorios
• Insomnio, letargo
• Infertilidad
• Retraso del crecimiento.
• Disminución en los niveles de hormonas esenciales.
• Osteoporosis
• Modificaciones en la estructura y función cerebral por efecto de la inanición, con reversión parcial cuando se recupera un peso normal.

Comportamiento
• Rechazo voluntario de los alimentos hipercalóricos.
• Aumento de la ingesta de líquidos.
• Conductas alimentarias extrañas (preparación y selección de alimentos)
• Disminución de las horas de sueño.
• Mayor irritabilidad.
• Auto-agresión.
• Actividad física excesiva (ejercicio compulsivo)
• Uso de laxantes y diuréticos.
• Vómitos autoinducidos.
• Uso compulsivo de la balanza.

distorsion imagenSíntomas emocionales y mentales
Los síntomas psíquicos pueden ser muy variados:
• Personalidad rígida.
• Aparición de estados depresivos y obsesivos.
• Pensamientos obsesivos relacionado con el peso y los alimentos.
• Distorsión de la imagen corporal (dismorfofobia).
• Cuadros de ansiedad, depresión, ansiedad social, trastorno obsesivo-compulsivo y conductas agresivas.
• Negación de las sensaciones de hambre, sed, fatiga y sueño.
• Negación parcial o total de la enfermedad.
• Miedo o pánico a subir de peso.
• Desmayos psicógenos.
• Dificultad de concentración y aprendizaje.
• Desinterés sexual.
• Temor a perder el autocontrol.
• Desinterés por las actividades lúdicas y el tiempo libre.
• Auto-destrucción, abuso de sustancias o intento de suicidio.

Síntomas interpersonales y sociales
• Distanciamiento de los amigos.
• Aislamiento social.
• Deterioro en las relaciones familiares.
• Carencia de la necesidades básicas tales como comer y dormir.
Una persona con anorexia o bulimia está tan obsesionada con el peso, los alimentos y el cuerpo como para disfrutar de las relaciones sociales y de la vida en general. Sus energías se centran en el peso y la comida. Comer, ha dejado de ser un placer y se ha convertido en una actividad que controla su vida y que, además, las hace sentir culpables. La diversión se esfuma, en pocas palabras.

modelos  pasarelaCausas sociales
Podemos afirmar que la gestación de un desorden alimenticio comienza cuando existe algun grado de insatisfacción con la apariencia del cuerpo. La persona piensa que tiene exceso de peso, entonces comienza a hacer dieta y como la imagen del cuerpo en el espejo no cambia, el proceso se repite ahora con mas fuerza e intensidad.
Puede ser que la persona se haya enfrentado al rechazo social debido a su apariencia y como nuestra sociedad le da gran importancia al aspecto físico, puede ser que sus sospechas se corroboren una y otra vez entre los amigos, familiares, televisión, películas, etc.
Estos trastornos pueden aparecer a cualquier edad y repetirse en cualquier momento de la vida, sobre todo cuando hay un desequilibrio o alteración de la vida emocional: separaciones, perdidas, inicio de proyectos, toma de responsabilidades, etc.
La cultura de la delgadez
La delgadez se ha convertido en tarjeta de presentación de todo aquel hombre o mujer que desean triunfar social y profesionalmente.
Los mensajes que hacen referencia a la imagen corporal son omnipresentes y con ellos se transmite la idea de que estar delgado es el medio para obtener la felicidad y el éxito. La presión es excesiva.
Los comerciales presentan modelos jóvenes anoréxicas como paradigma de deseo sexual; por otro lado, la ropa se diseña y exhibe para los cuerpos delgados a pesar de la realidad de que pocas mujeres podrían llevarlas con éxito. Aunque corren mayor riesgo las personas cuyo sentido de la autoestima se basa en su totalidad en la aprobación externa y apariencia física, pocas mujeres son inmunes a estas influencias.
La incorporación de la mujer al mundo laboral es otro de los factores sociales del que se están sirviendo la anorexia y la bulimia para su propagación. La ausencia de una persona que se responsabilice de los horarios de comida (un papel tradicionalmente atribuido a la madre) ha facilitado que muchos adolescentes escapen al control familiar y transformen una alimentación irregular en una enfermedad grave.
Aspectos tradicionales, como sentarse a la mesa para comer o cenar en familia están desapareciendo de las casas mexicanas. Este es uno de los motivos que están favoreciendo la expansión de los trastornos de la alimentación. Otra de las conductas rotas en los hábitos alimenticios es, la hora de la cena: cada quien abre el refrigerador y agarras lo primero que encuentras. Esta es una conducta que también se hereda a los niños.

Más factores precipitantes
Divorcio de los padres, sobreprotección de los hijos, muerte de un familiar, antecedentes familiares de anorexia o depresión o, incluso, ser el primero o el último de los hermanos se han revelado como factores que pueden empujar a un adolescente con predisposición a sufrir un trastorno de alimentación a caer definitivamente en la anorexia o de la bulimia.

¿Qué hacer?
Si sospechamos de que algun familiar, amigo o ser querido sufre de alguno de estos desordenes, conviene acercarse sinceramente y platicar. Si es posible, expresale tu preocupación e incentivalo a hablar con un profesional. Es importante NO discutir con ellos o que se sepan juzgados o etiquetados. Un desorden alimenticio es una ENFERMEDAD y NO una debilidad. Trata de hacerle saber lo importante que es atenderse y recuérdale los resultados de no hacerlo. Trata de hacerle ver que, no importa lo que ocurra, estarás a su lado. Las personas con desordenes alimenticios suelen tener una baja autoestima y suelen sentirse solos. Trata de buscar ayuda en un profesional altamente familiarizado con este tipo de patología mental. Tu ayuda puede marcar una diferencia, ya que un desorden alimenticio puede tener consecuencias fatales.

Un tratamiento exitoso debe incluir los siguientes puntos:
1. Cuidado medico y rehabilitación física y nutricional
2. Re-educación emocional y apoyo
3. Planificación de un estilo de vida saludable
4. Eliminar poco a poco los atracones y purgas
5. Enfocarse en la autoestima y en resolución de problemas
6. Promover su participación en el plan de tratamiento
7. Tratar de funcionar independientemente en la vida cotidiana
8. Asistir regularmente a terapia de grupo, individual, familiar o todas
9. Pedir ayuda cada vez que se necesite
10. Practicar la honestidad y aprender a no retener información

amor propioAlgunas sugerencias para sentirse bien con el propio cuerpo
Cuando te mires al espejo, asegúrate de percibir qué es lo que te gusta de tu apariencia y recuérdatelo.
Rompe el hábito de comparar tu apariencia con la de los demás.
No comentes o critiques la apariencia de los demás.
Aprende a vestirte cómodamente, antes que a la moda.
Al relacionarte con otras personas, trata de concentrarte en algo que no sea tu apariencia: esfuérzate por ser interesante, ingenioso, simpático y una persona que sabe escuchar.
Huye de aquellos medios de comunicación que te hacen sentir mal con tu cuerpo y tu aspecto.
Elogia a las personas por otras razones que no sean la apariencia física.
Aprende a valorarte a ti mismo por otras cosas que no sean tu apariencia, céntrate en tus virtudes intelectuales, sociales, afectivas, etc.

Terapias alternativas para tratar un desorden alimenticio
Debido a que es considerada una enfermedad, la mejor manera de tratar un desorden alimenticio es mediante especialistas en salud mental y física: psiquiatras, psicólogos, nutriólogos, incluso en ocasiones y de acuerdo al caso, puede ayudar el sistema de los Alcoholicos Anonimos “Los 12 pasos” o cualquier terapia grupal que funcione o hay funcionado con adicciones.
Como soporte a una terapia de recuperación, estas terapias alternativas pueden ser de gran ayuda:
Aromaterapia.- Para incrementar o disminuir el apetito.
Mindfullnes (como parte de la meditación) es una alternativa que puede ayudar al paciente a lograr paz interior y una reconciliación con la comida y lo que comer representa. Esta técnica puede ayudar también a desarrollar la habilidad de conectar con el cuerpo y detectar cuando hay una sensación de saciedad y/o de hambre REAL
Herbolaria.- Pueden ser de gran utilidad para reparar los daños causados por la inanición o las purgas a que ha sido sometido el cuerpo. Para sanar y calmar los acidos del estómago pueden usarse la menta, diente de león, corteza de regaliz.
Vitaminas, minerales, aceites naturales, granos enteros son utilizados con éxito para reconstruir y recuperar las reservas perdidas durante el trastorno. Los alimentos dietéticos que carecen de nutrientes deben ser definitivamente DESCARTADOS de cualquier terapia alternativa.

Gracias por escuchar nuestro programa!
Recuerda: estamos todos los lunes de 9-11 am a través de RTG Radio en el Programa Cromosoma X 97.7 de FM en Acapulco, Gro.RTG radio

01 Jun

Como estar positiva durante un tratamiento de fertilidad

Portrait of a beautiful woman doing breath exercises with an autumn unfocused background
Esta es la pregunta #1 en mi correo electrónico, en mi consulta privada y aún en conversaciones informales, todas nos preguntamos: ¿Cómo puedo estar positiva ante algo tan incierto?

Lo que la mayoría de las mujeres que atraviesan por un tratamiento de fertilidad siente, es que es casi imposible sentirse tranquila y en paz cuando una avalancha de emociones y de hormonas está delante de nosotras.

Los sentimientos que predominan son: incertidumbre, miedo, inseguridad, enojo, tristeza, envidia…  A muchas nos pasa que despertamos en medio de la noche tratando de vislumbrar el futuro, tratando de imaginarnos el mejor y también el peor de los escenarios. Nos desespera que el tiempo pase tan lento. Muchas veces nos “clavamos” tanto en todo lo negativo, que nos cuesta trabajo salir de ahí. Al final, cuando el sueño nos vence, es porque pensamos  que tenemos poco o ningún control sobre lo que sucederá y nos sentimos rendidas, derrotadas.

Entonces nos preguntamos ¿Cómo puedo liberarme de tantos y tantos pensamientos negativos? ¿Cómo puedo cortar esa cadena de ideas, sentimientos y emociones que se convierten en una gran bola de nieve y que solo hacen que me sienta peor cada vez? Y es que con el paso de los días, acabamos creyendo que todo lo malo ¡en realidad va a suceder!

Lo que necesitamos hacer URGENTEMENTE es decirle a nuestro cerebro: ¡DETENTE! ¡ALTO! ¡PARA! ¡Todo esto NO TE SIRVE!

¿Paso siguiente?

Además de aprender a detener estos pensamientos, es importante comenzar a practicar algo que se llama “autoanalisis”.  Aprender a hacerlo no es otra cosa más que reconocer que me estoy yendo en picada y recuperar el control, analizar la situación y darme cuenta que puedo mejorarla.

*Recuerda que la paz interior y el optimismo existen dentro de ti, entonces lo único que debes hacer es RECUPERARLOS.*

A continuación, una serie de pasos sencillos para estar más positivas:

1. Reconoce y define exactamente a que le tienes miedo. ¿Sabes con precisión que es lo que te causa tanto miedo? ¿Acaso temes a lo desconocido, a tus probabilidades de fallar, a lo que dirán los demás?  Algo que va a ayudarte mucho a identificarlo claramente es ESCRIBIRLO.  Ve a la raíz de tus miedos y escúchate.  Enfrentar tu miedo no siempre es fácil pero date cuenta que es el inicio de un proceso que te dará tranquilidad.

2. Trata de pensar en el peor de los escenarios. Piensa por un momento: si eso a lo que le tienes tanto miedo llega a suceder… ¿qué pasaría? A veces, pensar o imaginar que realmente sucede, ¡puede ser muy liberador!  Tomate el tiempo necesario para hacerte una imagen mental de todo lo que puede suceder, como se verá, que conversaciones tendrás contigo misma y con los demás, como vivirás, como actuarás, etc.  y  como, a pesar de todo esto: ¡vas a estar bien!

OJO-à no se trata de aceptar pasivamente que algo malo sucederá, (ni que renuncies a tus sueños) se trata de tomar la situación en tus manos y darle a ese “miedo” una forma, un color, una cara, de tal manera que puedas enfrentarlo mejor… y liberarte.  Porque una vez que lo dejas a un lado, puedes re-enfocarte en tu vida,  y como ya estás liberada del miedo, actúas con libertad y de una manera más positiva.

3. Agradece. La sensación de bienestar es instantánea… ¡Te lo aseguro! Si comienzas el
día agradeciendo por todo lo que tienes y también por todo lo malo que NO tienes, se dibujará en tu cara inmediatamente una gran sonrisa. Agradece por todas las personas y cosas que te han permitido estar aquí y ahora cumpliendo tus objetivos.  También puedes agradecer por todo lo que tienes y que te hace especial y diferente a los demás.  El agradecimiento tiene ese poder sanador que abre tu corazón a todo lo bueno que la vida tiene que darte. Tal vez no suceda instantáneamente pero agradecer hace que te enfoques en tus bendiciones y como dicen que “todo en lo que pones tu atención tiende a crecer” pues entonces comienzas a atraer solo cosas buenas y a hacer crecer las que ya tienes.

4. Comparte con un ser querido. Buscar y encontrar a esa persona que sea tu soporte emocional durante el proceso, se convertirá en una verdadera bendición.  Muchas veces, por tenerlo cerca físicamente, nuestra pareja se convierte en esta persona, pero sirve de mucho equilibrar la carga emocional y encontrar a una buena amiga o a un pariente amoroso que también asuma este papel.

5. Medita. Respira. Enfócate en el momento presente. ¡Qué difícil es simplemente DETENERNOS a disfrutar el momento! ¿Qué pasaría si diariamente te esforzaras por tener 10 minutos de paz, tranquilidad y silencio interno?  Puedes lograrlo escuchando una melodía relajante, poniendo atención a tu respiración, ordenando tus pensamientos y dándote ánimos a ti misma… Se trata de sentir cada momento como nunca antes lo has hecho.  OJO: NO trates de detener tus pensamientos, solo trata de ordenarlos y cuando aparezca toda esa maraña de ideas negativas puedes decirte a ti misma: “no me sirve pensar así, en su lugar elijo conscientemente pensar de manera positiva.”

Recuerda: NADIE MÁS LO HARÁ POR TI.

La luz que te guía y que te reconforta viene desde dentro. Solo es cuestión de poner en práctica todo lo que te ayude a lograr tus metas.

Si sigues haciendo las mismas cosas, obtendrás los mismos resultados. Si DE VERDAD deseas lograr algo diferente… ¡CAMBIA!