27 Mar

Sabotaje… al ataque!

¿Las reconoces?

Muy seguramente han estado contigo por mucho tiempo y también es seguro que has tenido que mandarlas a freír espárragos muchas veces cuando has debido lograr tus metas más importantes.

Te las presento: Ellas son tus “saboteadoras” internas.

Algunas tienen nombres, la mía se llama “Severina Castillo” y tiende a pedirme constantemente que todo lo que haga sea “perfecto” y si no lo es, que mejor ni me moleste en hacerlo. O peor aún, cuando no logro hacer algo a la perfección me molesta durante días.   A veces le veo la cara de mi madre, otras, la cara de alguna de mis profesoras del colegio de monjas. A veces soy yo misma. Aquí lo importante es que te atrevas por fin a mirarlas a los ojos y decirles “¡BASTA, hasta aquí llegaron!”

¿Qué tipo de relación tienes con tus saboteadoras internas? ¿Cómo sueles comportarte ante ellas? ¿Te sientes pequeñita, indefensa, resignada? ¿Crees que te mereces que te hablen así, que influyan en tus decisiones, que te nieguen lo bueno? Y lo más importante… ¿crees que sirven de algo para lograr lo que te propones en la vida?

Si crees que ya es hora de que estas saboteadoras salgan de tu vida o por lo menos alguien las ponga en su lugar, Carrie Garber, en su boletín semanal, nos comparte algunos tips personales para experimentar esta “liberación”:

1.- QUITALES PODER~ Recuerda que ellas tienen únicamente el poder que tu les confieras. Cierto, a veces es difícil recordar esto. A veces ellas tienen el volumen tan alto cuando están hablándote, que es imposible que te escuches a ti misma y parece entonces que tienen un poder inmenso y avasallador. Por eso parece que este círculo vicioso no termina. Sin embargo, te recuerdo lo que tú ya SABES: ¡Eres infinitamente más poderosa que ellas! En realidad, su poder radica en que tanta atención les otorgas. Ellas no tienen un poder real, tienen el poder QUE TU LES DAS. Tu eres naturalmente creativa, completa y perfecta. La realidad es que tu eres poderosa.

2. – RE-CONECTATE~ A veces parece que todo lo que dicen estas saboteadoras es MUY en serio. Muchas veces pensamos que sus palabras son determinantes y que no hay vuelta atrás. ¿Cómo hacen sentirnos? Preocupadas, con miedo… ¡aterrorizadas! Y casi sin darnos cuenta, ya estamos bien instaladas en la duda y totalmente desconectadas de nuestros sueños y metas. ¿Solución? ¡Deja de tomarte en serio todo lo que te dicen estas saboteadoras! Y mejor tomate en serio a ti misma. Vuelve a tomar conciencia de las cosas y elige conectarte otra vez con tu verdadero yo. Conéctate otra vez con tu parte iluminada, feliz, segura de lo que en realidad eres. Trata de imaginar dónde estabas al principio, antes de escuchar a tus saboteadoras… en pocas palabras: ¡regresa a tu origen!

3.- RECONOCELAS Y RECONOCETE a ti misma~ Date cuenta que entre más trates de reconocer de donde vienen o quiénes son tus saboteadoras, mas poder tendrás sobre ellas y así podrás manejarlas más efectivamente. El poder está en el conocimiento. Te invito a que hagas un ejercicio de dialogo interno para generar estrategias de cambio. Por ejemplo, puedes empezar dándote cuenta ¿Cuándo surgen estas saboteadoras? ¿En qué circunstancias suelen comenzar su labor? ¿En qué lugar de tu cuerpo lo sientes: espalda, cuello, estomago, piernas, cabeza? ¿Qué cosas te dicen que te hacen sentir con poca confianza en ti misma? ¿Cómo describirías sus estrategias para lograrlo? Todas estas preguntas, créeme, te ayudaran a ir más allá y te darán herramientas invaluables para reconocer ciertos patrones de estas saboteadoras y con el tiempo y la practica lograras cambiar tus respuestas instintivas por respuestas ¡bien pensadas! ¡Responder vs. Reaccionar!

4.- Deja ya de juzgarte y comienza a celebrar! ~ Si de pronto te sorprendes a ti misma juzgándote y reprendiéndote por culpa de tus saboteadoras, créeme: ¡no estás sola! Es muy fácil etiquetar todo esto como “negativo” o verlo como una debilidad en ti misma. La realidad es que debemos interpretalo, no como una evidencia más de que no podremos lograr nuestros sueños, sino como una clara evidencia de que dentro de nosotros hay algo que todavía desea cuidarnos, como una madre que todavía nos cree niñas pequeñas. Con cada uno de nuestros actos, con nuestros deseos de llegar más lejos, de lograr metas ambiciosas, estamos retando a estas saboteadoras, pues ellas desean que sigamos en nuestra zona de confort y que estemos siempre “a salvo”. Pero esto es una evidencia más de que estamos CRECIENDO. Esta es una muestra más de que cada vez pensamos y jugamos más EN GRANDE que antes. La esencia es que: todo esto te ayuda a descubrirte y a alinearte con quien eres realmente: UNA MUJER PODEROSA. Y esto no puede ser motivo más que de una gran CELEBRACIÓN!

Para concluir, debo decir entonces, que nuestras saboteadoras realmente nos quieren proteger de esta enorme y poderosa mujer en la que nos estamos convirtiendo, pues piensan que todo este poder, todas estas metas que tenemos no las vamos a poder manejar…. La realidad es que estas saboteadoras ¡YA NO NOS SIRVEN! pues cada vez deseamos ir más allá y nuestros límites simplemente no existen. ¡Que alguien se los diga! Mejor aún, es hora de que TU se los hagas saber!

Hazle saber a tus saboteadoras que EVOLUCIONAR ES SEGURO. Entiéndelas y honra su presencia en tu vida ya que realmente han estado ahí para ser parte integral de tu crecimiento y evolución como la mujer poderosa que eres.

Conéctate con esta verdad: TODO ESTA BIEN EN TU MUNDO.

03 Dic

Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo…

Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo…

Por: Emma Bombeck

Me habría ido a la cama cuando estaba enferma en vez de pretender que la tierra se pararía si yo no estuviera en ella al día siguiente.

Hubiera encendido la vela rosada en forma de rosa antes de que se derritiera guardada en el armario.

Habría invitado a mis amigos a cenar sin importar que la alfombra estuviese manchada y el sofá descolorido.

Habría comido las palomitas de maíz en el “salón de las visitas” y me habría preocupado menos de la suciedad cuando alguien quisiese prender el fuego en la chimenea.

Me habría dado el tiempo para escuchar a mi abuelo divagando sobre su juventud.

Nunca habría insistido en llevar cerradas las ventanas del carro en un día de verano porque me acababa de peinar y no quería que mi pelo se desarreglara.

Me habría sentado en el prado sin importar las manchas de la hierba.

Habría llorado y reído menos viendo televisión y más mientras vivía la vida.

Nunca habría comprado algo debido a que era práctico, no se ensuciaba o estaba garantizado para durar toda la vida.

En lugar de evitar los nueve meses de embarazo, habría atesorado cada momento y comprendido que la maravilla que crecía dentro de mí, era mi única oportunidad en la vida de asistir a Dios en un milagro.

Cuando mis hijos me besasen impetuosamente, nunca habría dicho “más tarde, ahora ve y lávate para la cena”, habría habido más “te quiero” y más “lo siento”.

Pero sobre todo, quiero darle otra oportunidad a la vida, quiero aprovechar cada minuto. Mirar las cosas y realmente verlas… vivirlas y nunca volver atrás. ¡DEJAR DE PREOCUPARME POR LAS COSAS PEQUEÑAS!

No te preocupes sobre a quién no le agradas, quien tiene más o quien hace que…

En lugar de eso, ¡atesoremos las relaciones que tenemos con aquellos que de verdad nos quieren!

15 Nov

Aceptar y Superar la Ansiedad

miedo-ansiedad1

Ahí estas, en medio de una junta de trabajo, en el supermercado, en el centro comercial, con tus hijos en una fiesta… y de pronto ocurre.

Es ese tipo de sensación que esperas que pase pronto y que nadie lo note. Pero no pasa. Y muchas veces si se nota.

Es un episodio de ansiedad.

Te ha acompañado mucho tiempo y estás tan acostumbrado a ello, que simplemente te has acostumbrado a vivir así. Pero esto no es vida.

Quiero recordarte que si se puede vivir mejor. Y como hacerlo. 

 

Muchas personas  sufren episodios de ansiedad en silencio y albergan dentro de sí mismos sentimientos de vergüenza o de falta de control.  La ansiedad se desencadena por multiples situaciones y en ocasiones el individuo siente que lo “golpea” sin causa alguna. Los sintomas varían de individuo a individuo e incluso son diferentes cada episodio. La ansiedad provoca sensaciones corporales como: opresion en el pecho, falta de aliento, mareo, confusion, aumento de la frecuencia cardiaca, malestar estomacal y la sensacion de querer escapar. Por eso no es raro que este tipo de sensaciones asusten e incluso debiliten a quienes la sufren.

Encontrar y entender la causa de estos ataques de ansiedad la hace mas facil de manejar y erradicar. Muchos terapeutas estan de acuerdo que es esencial mejorar la calidad de vida del paciente. En mi propia experiencia, ayudar a las personas a identificar el pensamiento o sentimientos que precede a la crisis de ansiedad  y ubicar el contexto en el que inició, es un gran comienzo.

Si sufres de ataques de ansiedad frecuentemente y no eres capaz de encontrar la posible causa, te sugiero que comiences un “Diario” en el cual lleves un record de cuando ocurren las crisis y anotes toda la informacion que te sea posible recordar, asi como el nivel de ansiedad que se presento. Darte cuenta de cuando ocurren, con quien estabas, que ocurrió, etc.,  te ayudara a distinguir patrones repetitivos y a encontrar mas facilmente la o las causas que desencadenan cada episodio.

Una vez que hayas identificado esto, trata de desafiar el pensamiento que estás teniendo en ese momento… ¿Es un temor real? Preguntate si estas REALMENTE frente a una amenaza. Ten en  cuenta que todo esto será una herramienta eficaz para encontrar la raiz del asunto, y en consecuencia, para lidiar mas facilmente con tus emociones. Recuerda: siempre es un pensamiento el que precede a cualquier reacción emocional.

Encontrar el tratamiento ideal también es importante. Hay muchas y variadas opciones: medicamentos alópatas, homeopatas, terapia o la combinacion de ambas. Un especialista preparado te puede guiar para que encuentres el tratamiento que mejor se adapta a tus necesidades. Encontrarlo significará que mejores tu calidad de vida significativamente.

Es de gran ayuda también saber como ayudarte a ti mismo. La mayoria de las veces, la ansiedad se desencadena por la PERCEPCION que tienes de ciertas cosas. La percepcion puede ser alterada por tus propios pensamientos y la mayoria de las veces son pensamientos negativos. Algunas alternativas serían REEMPLAZAR estos pensamientos negativos por positivos  o DESAFIAR tus propios pensamientos negativos. O simplemente, observar lo que ocurre.

Desafiar tus pensamientos negativos y cuestionarlos es tu mejor herramienta para cambiar tu perspectiva de la situacion clave que desencadena la crisis de ansiedad, aquí algunos ejemplos, preguntate a ti mismo:

  • ¿Hay una mejor manera de afrontar esta situacion?
  • ¿Es totalmente cierto que algo malo va a suceder?
  • ¿Preocuparme por esta situacion va a ayudarme de alguna manera?
  • ¿Que otras opciones tengo?

También te ayuda pensar: ¿Qué le diría yo a una persona que le estuviera pasando lo mismo? Toma el rol contrario, ¿Qué le aconsejarías?  ¿Cómo le ayudarias a tener una perspectiva mas positiva de la situación?

Ya para finalizar te recuerdo que: ignorar lo que te sucede, tampoco ayuda. No ignores tu propia ansiedad, esto solo hace que la situacion empeore. Enfrenta tus pensamientos y tus emociones. Trata de actuar racionalmente, piensa alternativas para lidiar con ella, para tranquilizarte. Es muy facil decir “¡ay no, esta pasando de nuevo y esta vez sera terrible, sera peor que la vez anterior!” Estancarte en pensamientos negativos…  no te ayuda en NADA. Trata de enfocarte en el presente, en el lugar en que te encuentras, fija tu atencion en algun punto, respira hondo e imagina que tu cuerpo poco a poco se relaja, se tranquiliza y dejas ir toda esa ansiedad por donde vino. DARSE CUENTA… Es un gran avance!

La realidad es que todo esto solo es cuestion de PRACTICA. Explora todas las opciones que tengas a la mano y encuentra la que es mejor para ti. Los cambios no se dan de la noche a la mañana pero por algo se empieza, y en cuanto comiences a ver y a sentir los beneficios sabrás que ya estás del otro lado.

Comienza ya a caminar hacia TU BIENESTAR!

Te lo mereces!

 

29 Jul

Apuntes sobre la Acupuntura: ¡Ayudale a tu cuerpo y a tu mente!

Diariamente, los especialistas en Reproducción Humana deben lidiar con casos en los que se observa  claramente un contexto desfavorable tanto de salud mental como física de las mujeres que acuden a tratamiento.

Actualmente, en Brasil y otras grandes capitales del mundo,  la acupuntura ha ganado un gran espacio dentro de las clínicas de fertilización.

“Estaba completamente desequilibrada, vivía un estado emocional terrible, había engordado 7 kilos en cada tratamiento, ya no aguantaba más… ¡necesitaba reestructurarme física y emocionalmente antes de seguir intentándolo!” compartió una de las pacientes del Dr. Artur Dzik, una abogada de 39 años que tuvo 7 intentos fallidos de FIV y perdió dos bebes: uno a los 4 meses de gestación y otro a los 30 días… pero que por fin logro obtener su tan esperado positivo añadiendo acupuntura a su tratamiento de fertilidad: Unas gemelas en el año 2009.

La Fertilizacion In Vitro (FIV) es una de las técnicas mas utilizadas en parejas que luchan contra la infertilidad. Sin embargo es un proceso de demanda gran inversión monetaria y obviamente involucra un gran desgaste emocional.

“La acupuntura no promete que obtendrás cambios contundentes,  pero lo que si proporciona es un método que no es invasivo, que no es un medicamento y ayuda bastante” apunta el Dr. Thima, especialista en Tecnicas de Reproduccion Asistida.

Además de mejorar el estado emocional bajando los niveles de ansiedad y nerviosismo de las futuras mamas, la acupuntura ofrece además un mecanismo de efecto calmante.  Ayuda a controla el nerviosismo, una reacción muy común en mujeres que están bajo  tratamiento de fertilización in vitro; Y lo mejor: ayuda a mejorar la vascularización del sistema reproductivo (el flujo de sangre mejora debido a un relajamiento general del sistema circulatorio)

Estudios

Existen trabajos a nivel internacional que demuestran los beneficios de la acupuntura en la fertilidad.  El primero fue publicado por un médico alemán que aseguró que un 42% de las mujeres que se hicieron FIV y estaban en tratamiento de acupuntura lograron embarazarse. Otro estudio hecho por el Dr. Thima, demostró en 2007 durante el Congreso Americano de Reproduccion Humana que de 70 mujeres que estaban en tratamiento para practicarse una FIV y que al mismo tiempo se aplicaban acupuntura, el 51% quedaron embarazadas a diferencia de otro grupo que también se practicaron FIV pero sin acupuntura y solo el 26% lograron un embarazo.

El principal mecanismo, explican los especialistas en acupuntura, es el aumento del flujo sanguíneo a la región uterina. Los puntos estimulados por las agujas provocan una vasodilatación principalmente en los órganos pelvianos, por lo que el flujo sanguíneo hacia el utero y los ovarios aumenta y si esto va a la par del tratamiento de fertilización, el porcentaje de éxito aumenta automáticamente.

Esto ocurre de tal manera que es importante practicar la acupuntura antes de iniciar el tratamiento de FIV y sobre todo antes de implantar el embrión, para que las probabilidades de embarazo se eleven. Esta técnica ayuda a controlar paralelamente el bienestar emocional y activa el balance hormonal, por lo que la fertilización se favorece desde el principio.

“Esto es asi: La acupuntura ayuda a que se vea aumentado el flujo sanguíneo en los ovarios, con lo cual se mejora considerablemente la cualidad de los ovulos; asi mismo, el aumento de flujo de sangre también se ve reflejado en una mejor  calidad del endometrio y esto aumenta a su vez las posibilidades de la implantación exitosa del embrión”  explica el Dr. Thima.

Finalmente una gestación acompañada de un estado emocional mas tranquilo es, en gran medida el resultado deseado de una buena acupuntura; se busca ayudar a la futura madre a lograr un estado de relajación y bienestar general y por consiguiente  una espera agradable de ese tan esperado bebe.

Porque recuerda: Si seguimos haciendo las mismas cosas y esperamos diferentes resultados… podemos caer en estados de desequilibrio emocional y por consiguiente físicos: nada mejor que ayudar a nuestro cuerpo y a nuestra mente a lograr lo que queremos.

Recuerda que tu misma puedes provocar ese cambio que tanto deseas en tu vida…

La pregunta es: ¿Estas lista?

Ten cuidado con lo que quieres… ¡porque lo vas a conseguir!

11 Jul

Mi post #100: La autoestima femenina!!

Nada mejor que hablar de la AUTOESTIMA FEMENINA en mi post #100.

Me encanta ser mujer!! Pero lo que mas admiro es la seguridad interior que nuestro sexo proyecta en cada uno de nuestros actos.

Sentirte merecedora de todo lo bueno y reconocer lo valioso de tu papel en la sociedad es uno de los muchisimos pasos que puedes dar diariamente en el enriquecimiento de tu autoestima.

Como saben Nathaniel Branden es uno de los autores mas reconocidos en cuanto al tema de potenciar la autoestima y recien publico un libro bellisimo enfocado en la autoestima de la mujer. Lo que el plantea basicamente es que a lo largo de la historia las mujeres hemos permitido que se relacione la femineidad con la pasividad. Pero no hemos hecho por tratar de que se identifique nuestro sexo con la AUTONOMIA. Muchas veces, desafiar la vision tradicional que se tiene de la mujer y honrar nosotras mismas los esfuerzos que hacemos diariamente, es en si, un acto de AUTOESTIMA valioso.

La autoestima es en realidad una NECESIDAD basica. Tanto como alimentarnos o respirar, el tener un concepto positivo de nosotros mismos es lo que nos mueve dia con dia para realizar nuestras actividades y desarrollarnos personal y profesionalmente. LA AUTOESTIMA ES SE CONSCIENTES de que somos competentes para enfrentarnos a los desafios de la vida y aceptar que merecemos ser felices.

CONFIANZA Y RESPETO.

¿Confias en  que tus pensamientos son adecuados, que eres capaz de aprender cosas nuevas y que diariamente haces elecciones y tomas las decisiones correctas?

¿Estas de acuerdo que te mereces ser feliz y disfrutar de lo que tienes y has logrado?

La consciencia o vivir conscientemente es un pilar importante de la autoestima pues es lo que nos permite vivir plenamente el presente, sin añorar demasiado el pasado ni preocuparnos tanto por el futuro. En otras palabras: vivir la realidad sin evadirla o negarla. Generalmente preferimos  “hacernos tontas” e ignorar lo que nos pasa, ignoramos lo que nos frena a ser felices, lo que frustra nuestros sueños…  pues estar en contacto con hechos a los que preferimos no enfrentarnos, es, a veces, amanazante. Para muchas mujeres hacer algo diferente y mejorar su calidad de vida es algo fuera de su alcance.  Pero esto no tiene porque continuar asi.

La autoestima reside en el centro de nuestro ser.

No depende de la admiracion de los demas, ni del conocimiento, ni del matrimonio, ni de la maternidad. La autoestima tampoco depende de nuestras posesiones, ni de nuestras conquistas sexuales ni de una buena cirugia estetica. Es un hecho que algunas de estas cosas nos pueden ayudar a sentirnos mejor de manera temporal. Pero no hay que confundir comodidad con autoestima.

Sentirse satisfecho con lo que uno es es una experiencia intima, personal y que nadie puede vivir por nosotras.  Es verdad que en el camino nos topamos con riesgos y sufrimientos, pero en el camino tambien obtenemos grandes recompensas, entre ellas, dejar de depender de los demas y sus opiniones.

La autoestima femenina esta basada, principalmente en sentirnos orgullosas de las decisiones que vamos tomando y en tener bien claro en que queremos convertirnos.

Aprende a afrontar tus asuntos con sinceridad y madurez. Si el amor es una fuente de bienestar y la clave para el desarrollo de personas felices… ¿te imaginas lo que puede hacer EL AMOR POR TI MISMA?

Gracias por leerme a lo largo de estos 100 post, VAMOS POR OTROS 100!!

Espero tus comentarios!!

24 Jun

Fertilidad: Técnicas de autoayuda cuerpo-mente

Todo mundo se la pasa diciéndote:  “tu relájate y veras que pronto te embarazas” o también escuchas con frecuencia:  “tomate unas vacaciones y veras que sucede”.

¿No es esto demasiada presión si ya de por si luchar contra la infertilidad ha sido una tarea muy difícil para ti?

Tratar de embarazarte no ha sido fácil para muchas de nosotras. Desde vernos involucradas en complicados procedimientos médicos, hasta tener relaciones sexuales cuidadosamente programadas, monitoreos, medicación y todo lo que viene acompañado.

Las buenas noticias que hoy traigo para todas es que, a pesar de que nuestro cuerpo parece que no quiere cumplir nuestros deseos, hay varias y muy efectivas técnicas por medio de las cuales, puedes mejorar tu misma, tu estado mental y de salud  e invariablemente te ayudarán en tu camino hacia la fertilidad.

La medicina cuerpo-mente, la medicina alternativa y las practicas de salud holísticas son algunas de las razones por las cuales muchas mujeres logran llegar a la meta antes que otras. La idea es enfocarnos en TODO lo que implica nuestro ser: cuerpo, mente y espíritu.

 

 ACUPUNTURA

Es un arte milenario y parte del sistema de medicina tradicional Oriental. Lo que nos da confianza es que se ha utilizado exitosamente por miles de años para propiciar la fertilidad. Es una técnica casi indolora y trabaja en conjunto con cualquier otro método que estés llevando a cabo. Y lo mejor es que casi siempre conocemos a un acupunturista de confianza.

NUTRICION

Puedes probar con consejos tan sencillos como: reducir o eliminar la cafeína, el azúcar refinada y las harinas lo cual ayudara a reducir problemas estomacales y reforzar tu sistema inmunológico. Lo mas importante de reestructurar tu alimentación es pensar que estas creando un lugar especial para la llegada de tu bebé. Aunque suene a “disco rayado” la realidad es que puedes hacer cambios pequeños cada dia e ir notando la diferencia tanto en tu peso, como en tu estado de animo y la realidad es que si te ves bien, te sientes bien, cierto?

 

 YOGA

Esta hermosa disciplina tiene también sus años demostrando que es efectiva. La idea del yoga es básicamente estimular y tonificar los órganos internos mediante posturas que normalmente no practicamos lo que invariablemente lograra que nuestra salud general mejore. Pero lo mas importante –creo yo- es que el yoga te ayuda a amar y respetar tu cuerpo tal y como es. El estado de relajación y tranquilidad que se respira en los centros de yoga puede convertirse en tu “escape y santuario” para atravesar los momentos mas difíciles en el camino de la fertilidad.

 MEDITACION

Meditar puede ser tan fácil como adquirir una postura cómoda, cerrar los ojos y concentrarte en el ritmo y sonido de tu respiración por 5 minutos. Si crees que es mucho tiempo, trata con 3 minutos. La idea es que puedas crear tu misma un espacio para relajarte y dejar de pensar. Esta es la idea de la meditación: “detener” el ruido exterior e interior por un momento. Invariablemente, regresas al mundo con otra actitud.

PENSAMIENTO POSITIVO y/o VISUALIZACIONES

El objetivo de estas dos técnicas es el mismo: estar consciente de tus pensamientos, re-orientarlos para enfocarte en lo que deseas y usar el poder de tu mente para crear tu futuro. No importa si lo has hecho antes, la idea es que te preguntes a ti misma ¿mi consciencia esta donde YO deseo que esté, los pensamientos que tengo me están ayudando a lograr lo que deseo? Y no es magia, es simplemente darte cuenta de que el poder esta dentro de ti.

La fertilidad es un proceso que existe dentro de nosotras y en el cual podemos jugar un papel activo e importante, o dejarle todo a la ciencia y esperar pasivamente por los resultados. Los médicos siempre esperan que sus pacientes les den “una manita” en el proceso.

Comienza HOY a tratar de mejorar tu estado físico, anímico, mental y espiritual: dile a tu cuerpo “yo puedo estar mejor y lo hare!”.  Deja ya de esperar que las cosas sucedan por un milagro!

 ¡TOMA LA INICIATIVA de ver llegar tu tan esperado embarazo!

 

Articulo publicado por Dr. Gretchen Kubacky- Health Psychologist in West Los Angeles, CA, USA.
23 Jun

¿Eres una mala madre?

Consejos-para-madres-trabajadoras-1
“Soy una mala madre” es lo que una y otra vez repite mi conciencia y me recorre cada rincón. Te miro y ni yo misma sé lo que siento cuando tu carita redonda me sonríe. Te dejo en buenas manos: las de tus abuelos. Sin embargo, el sentimiento de culpa me invade y se apodera de mí poco a poco: voy a dejarte todo el día! Un movimiento suave dibuja la bendición que cotidianamente te doy junto con un beso tierno; y sólo uno, porque si no me engolosino y me quedo contigo. Me voy con el corazón encogido, diminuto, y salgo a toda prisa como queriendo alejarme rápidamente de ti, porque si no, soy capaz de quedarme.

Voy manejando y el mismo pensamiento vuelve a mi cabeza: “Soy una mala madre”. A lo lejos me doy cuenta que estoy por llegar a mi oficina y entonces algo pasa: mi lado profesional suaviza las cosas y me dice que todo estará bien, que sólo será un rato, que debo desarrollarme profesionalmente, bla, bla, bla – el mismo “cocowash” de siempre.

Me va bien, no me puedo quejar, he alcanzado logros importantes, pero no dejo de pensar en ti. En cuanto puedo marco y, a veces, si tengo suerte, hasta escucho tus balbuceos con mucha atención. Una parte de mí quiere seguir adelante, y la otra quisiera salir corriendo a abrazarte y hacerte una alfombra de besos, como la que me hacía mi mamá cuando era pequeña.

Y entonces una voz dentro de mi me dice: “¡Al diablo con el feminismo!” mientras contemplo tu fotito en mi celular; pero luego vienen a mi mente imágenes de simple ama de casa encerrada en cuatro paredes, y a mi alrededor contemplo a mamás profesionistas que combinan sus dos roles… finalmente me convenzo y me digo “sí se puede”.

Entre debates pasa el día. Alcanzo metas, consigo citas, muevo gente. Esto me alimenta y me nutre, pero mi vista no se aparta del reloj. A las seis en punto el papel de “mujer profesionista triunfadora” se apaga, y me convierto en tu mamá y salgo corriendo en busca de mi pequeña princesa.

El corazón empieza a latir de nuevo. Si tengo suerte estarás despierta, pero la mayoría de las veces duermes como un ángel.

Te subo a la silla del carro y, mientras llegamos a casa, te coqueteo por el espejo retrovisor. Si vas despierta, a veces lloras, y entonces me siento peor. Si vas dormida, tu silencio me intriga, me hace extrañarte aun más e incluso pienso que no me acompañas. En el semáforo rojo quisiera cargarte, pero esa luz dura tanto… y tan poco.

Tu papá constantemente me pregunta qué podemos hacer cuando nota mi infelicidad diaria; yo misma no sé explicarme ni me entiendo. Normalmente lloro. Por un lado mi desarrollo profesional, los objetivos de mi vida; por otro, un desconocido sentimiento de amor infinito. Yo misma soy dos piezas que no encajan, que me quebrantan, y que no empatan en nada.

Ser madre es algo insospechadamente cuestionador entre la parte sentimental y la parte lógica. ¿A quién debo escuchar?
Vivo de lunes a viernes en automático. Por la noche te bañamos mientras nos miras, sé que te hago falta. Y aunque no estás nada mal, (en realidad estás muy despierta!) tu sonrisita enseñando la encía me dice “No hay mejor lugar que los brazos de mamá”. ¿Y yo? También sé que me haces falta cuando me descubro en la oficina volviendo a mirar tus fotos cada cinco minutos. Y entonces quisiera ser tu abuela para cuidarte!

¿Medio tiempo? ¿Negocio propio? Empiezo a creer que me equivoqué de camino al someterme a un jefe y a un horario. Si tan sólo lo hubiera pensado mejor!

No sé qué hacer, mi nena linda. No sé si podré seguir, no sé si podré detenerme. Ni siquiera sé si me doy a entender con mi ambivalente situación. Lo único que se es que te extraño… Y que estoy haciendo lo que creo que es mejor para las dos.

¡Te amo mi princesa!

bebe-besa-madre-p

 

 

 

 

 

Nota: ¡Agradezco de todo corazon a B.M. por compartir este texto!

07 Jun

Como recuperar la motivación cuando las cosas no van bien.

images-7
En ocasiones, ciertas circunstancias de la vida pueden provocar  que pienses en abandonar tus planes y renunciar a lo que te habías propuesto.

Son situaciones difíciles, a veces inesperadas, que hacen que afloren tus miedos e inseguridades, que te dejes llevar por el desaliento, pierdas la motivación y te sientas perdido, sin rumbo.

¿Qué puedes hacer si te encuentras en una situación así?

¿Cómo puedes recobrar tu motivación y seguir adelante con tus proyectos?

Si estás dispuesta a poner de tu parte, a seguir adelante como sea, hay varias cosas que te pueden ayudar:

1. Acepta lo que es.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es la realidad. La aceptación es un paso importante, saber que llegarán mejores momentos, que esto es sólo un escalón en tu vida. Resistirse al cambio sólo va a hacer que lo pases peor. Una forma de empezar a aceptar las cosas es mostrar gratitud por lo que todavía tienes, por poco que sea. Piensa en tres cosas por las que puedes estar agradecida todos los días, incluso pequeñas cosas valen: un día bonito, tener comida en tu mesa, el apoyo de tu familia, la sonrisa de un desconocido, seguro que puedes encontrar más de tres.

 2. Encuentra tiempo todos los días para hacer algo que te guste.

Aunque sólo sean 5 minutos, dedícalos a cuidarte. Sea lo que sea lo que te hace sentir bien: un rato al sol con un café, un buen libro, hacer ejercicio, darte un baño, jugar con tu hijo, rezar, lo que más te apetezca. Toma otra vez lápiz y papel y haz una lista con las cosas que te dan energía, que te hacen sentir bien y empieza hoy mismo.

 3. Busca apoyo.reunion mujeres

Es un hecho, las personas que se relacionan socialmente son más felices. Aunque ahora sólo quieras estar sola y encerrarte en casa, es justo lo contrario lo que te ayudará a sentirte mejor. Rodéate de gente que te quiera y que te ayude a pensar en el futuro, nada de víctimas ni pesimistas. Tu pareja, tu familia, tus mejores amigos, tu terapeuta. Quien tú quieras, pero alguien.

 4. Descansa y Reflexiona.

En una época en la que todos vamos corriendo a todas partes, parar a recuperar la energía te vendrá muy bien. Ahora es un buen momento para pararte a pensar por dónde vas y qué es lo que quieres. Normalmente este tipo de situaciones hace que cambien tus prioridades, así que empieza a apuntar todo lo que se te venga a la cabeza ante la pregunta “¿qué es lo que realmente quiero?” No lo que los demás quieren o creen que es mejor para ti, lo que tú quieres. Considéralo este un tiempo de descanso, para recargar las pilas y volver a dar lo mejor de ti misma.

 5. Revisa tus objetivos y proyectos actuales.images-6

¿Están en concordancia con lo que quieres? Recuerda que tus acciones y objetivos solo son útiles si te llevan a donde tú quieres ir. Por eso es importante que te tomes tiempo para decidir dónde quieres ir y en qué punto del camino estás.

6. Céntrate en el siguiente paso a dar.

Muchas veces cuando nos proponemos algo importante, nos agobiamos al ver todo lo que queda por hacer. Lo mejor es centrarse sólo en un paso, el que tienes que dar a continuación. Aunque siempre tengas en mente el destino final, centrarte en el siguiente paso a dar hará que te resulte más fácil avanzar.

7. Recuérdate constantemente por qué quieres lograr tus proyectos.images-9

Visualiza el resultado final, guarda fotos o recortes de cosas que te motiven y te recuerden cuál es tu objetivo. Una vez que tengas claro por qué tus proyectos son importantes para ti, él COMO no será un problema sino un mero escalafón. Además, el hecho de saber lo que quieres y qué pasos tienes que dar para conseguirlo es algo que te hará sentir motivada casi sin quererlo.

NOTA: Todas estas sugerencias son aplicables si tu quieres y puedes poner de tu parte, si estas dispuesta a seguir adelante como sea. Sin embargo, en ningún caso pueden sustituir la opinión o tratamiento de un terapeuta. Si no estás bien, o si tu situación y desanimo son graves, consulta con un psicólogo o terapeuta puesto que son profesionales que te pueden ayudar en los momentos más duros, cuando no tienes fuerzas para hacerlo por ti misma.

FUENTE: Aida Baida Gil-Coach personal certificada- Madrid, España
19 May

Fertilidad: Explora tus actitudes ante el embarazo y el parto

Unknown
¿Has pensado cuales son tus actitudes ante el embarazo y el parto y como pueden estar influyendo en tu capacidad de concebir?

Estimular los pensamientos, sentimientos y enfoques que tienes ante el tema del embarazo y el parto te ayudara a descubrir:  ¿De donde vienen estas actitudes, desde cuando las tengo?

Lo que el Programa Integral de Fertilidad pretende es que te comprometas activamente con tu proceso de sanacion, identificando y liberando emociones y actitudes reprimidas que podrian estar inhibiendo tu capacidad natural de concebir.
Es importante que, al hacer cualquiera de los ejercicios que Niravi Payne nos sugiere en su programa, nos sintamos seguras y podamos explayarnos todo lo que necesitemos; así mismo, es importante sentirnos en un ambiente donde no exista la mas minima interrupcion ni el mas minimo temor de ser juzgada, ya que todos estos ejercicios te ayudaran a descubrir tus reacciones emocionales frente a experiencias de las cuales puede ser que estés consciente… o no.

Todo lo que hagas de ahora en adelante te ayudara a enfrentar todos esos “demonios” que todas traemos dentro. Lo mas reconfortante es saber que, a medida que vayamos enfrentandolas, poco a poco comienzan a perder su poder y nos sentimos mas capaces de manejarlos y eliminarlos.

“Te recuerdo que tu puedes abrir un espacio dentro de ti para las nuevas experiencias, un lugar donde te sientas abierta, positiva, y merecedora de todo el amor que te rodea.”

PREGUNTAS Y RESPUESTAS
Trata de llevar un registro de este importante proceso. Buscate una bonita libreta que te acompañe durante todo el programa o algunas hojas blancas que puedas ir incorporando a una carpeta especial.

Trata de responder estas preguntas:
1.-¿Que cosas escuchabas en tu infancia acerca del embarazo y el parto?
2.- ¿Que te conto tu madre sobre su experiencia personal de concebir, de llevar su embarazo, de dar a luz, tanto contigo como con tus hermanos y hermanas?
3.- ¿Que oiste decir sobre tu nacimiento?
4.- ¿Que hacia tu madre cuando estaba embarazada? ¿Trabajaba, que edad tenia, disfrutaba de su vida, vivia tensionada?
5.- En todo caso… ¿tu madre ha hablado contigo acerca de todos estos momentos y sentimientos que tenia en aquella epoca?
6.- Tu madre en algun momento… ¿se sintio presionada por la idea de tener hijos?
7.- Tu misma: ¿Sientes la presion de traer al mundo un hijo? ¿Como te sientes ante la idea de concebir, embarazarte, dar a luz?
8.- Tu misma: ¿Te preocupa quedar embarazada? De todo lo que te decian respecto al embarazo y parto… ¿Que ideas se quedaron en tu cabeza, positivas y negativas?

Ahora que has indagado en estos puntos, es de vital importancia que HABLES Y EXPRESES respecto a como te sientes al contestar estas preguntas… Que recuerdos vinieron a tu mente, y sobre todo…

¿QUE HAS DESCUBIERTO?

¡Me encantaria escucharte!

Comparte con nosotras en el blog o escríbeme: pamela.castillo.huerta@gmail.com

manmeds.top | 502: Bad gateway

Error 502 Ray ID: 3e00a39100f27e33 • 2018-01-20 08:24:42 UTC

Bad gateway

You

Browser

Working
Detroit

Cloudflare

Working
manmeds.top

Host

Error

What happened?

The web server reported a bad gateway error.

What can I do?

Please try again in a few minutes.