28 Jun

Reflexión: Ser amable

kindness-heart-image-orgspring
Una capacidad que nos reconcilia con el resto de la humanidad.

La amabilidad es contagiosa, así como lo es la No-amabilidad. Cuantas veces nos ha pasado que un solo gesto de grosería nos hace pensar que “todo el mundo está mal” y en cambio, cuando un desconocido nos cede el paso en el tráfico nos inclinamos a decir que “la gente es buena”.

Tomar en cuenta al otro. Que importante es sentir que alguien nos dio un poco de su atención, que nos reconoció o que reconoció nuestra necesidad.

Y como todos somos uno, la amabilidad que empieza en nosotros, siempre terminará por llegar de nuevo, en formas diferentes, pero siempre regresará.

En esto radica un gesto desinteresado: en entrar en contacto con otra vida humana y experimentar la satisfacción de sabernos parte de un mundo, un mundo que aún tiene la oportunidad de que lo llamemos “un buen lugar para vivir”.

Ten hoy un gesto amable. Solo uno. Y cuéntame como te sientes.

01 Jun

Como estar positiva durante un tratamiento de fertilidad

Portrait of a beautiful woman doing breath exercises with an autumn unfocused background
Esta es la pregunta #1 en mi correo electrónico, en mi consulta privada y aún en conversaciones informales, todas nos preguntamos: ¿Cómo puedo estar positiva ante algo tan incierto?

Lo que la mayoría de las mujeres que atraviesan por un tratamiento de fertilidad siente, es que es casi imposible sentirse tranquila y en paz cuando una avalancha de emociones y de hormonas está delante de nosotras.

Los sentimientos que predominan son: incertidumbre, miedo, inseguridad, enojo, tristeza, envidia…  A muchas nos pasa que despertamos en medio de la noche tratando de vislumbrar el futuro, tratando de imaginarnos el mejor y también el peor de los escenarios. Nos desespera que el tiempo pase tan lento. Muchas veces nos “clavamos” tanto en todo lo negativo, que nos cuesta trabajo salir de ahí. Al final, cuando el sueño nos vence, es porque pensamos  que tenemos poco o ningún control sobre lo que sucederá y nos sentimos rendidas, derrotadas.

Entonces nos preguntamos ¿Cómo puedo liberarme de tantos y tantos pensamientos negativos? ¿Cómo puedo cortar esa cadena de ideas, sentimientos y emociones que se convierten en una gran bola de nieve y que solo hacen que me sienta peor cada vez? Y es que con el paso de los días, acabamos creyendo que todo lo malo ¡en realidad va a suceder!

Lo que necesitamos hacer URGENTEMENTE es decirle a nuestro cerebro: ¡DETENTE! ¡ALTO! ¡PARA! ¡Todo esto NO TE SIRVE!

¿Paso siguiente?

Además de aprender a detener estos pensamientos, es importante comenzar a practicar algo que se llama “autoanalisis”.  Aprender a hacerlo no es otra cosa más que reconocer que me estoy yendo en picada y recuperar el control, analizar la situación y darme cuenta que puedo mejorarla.

*Recuerda que la paz interior y el optimismo existen dentro de ti, entonces lo único que debes hacer es RECUPERARLOS.*

A continuación, una serie de pasos sencillos para estar más positivas:

1. Reconoce y define exactamente a que le tienes miedo. ¿Sabes con precisión que es lo que te causa tanto miedo? ¿Acaso temes a lo desconocido, a tus probabilidades de fallar, a lo que dirán los demás?  Algo que va a ayudarte mucho a identificarlo claramente es ESCRIBIRLO.  Ve a la raíz de tus miedos y escúchate.  Enfrentar tu miedo no siempre es fácil pero date cuenta que es el inicio de un proceso que te dará tranquilidad.

2. Trata de pensar en el peor de los escenarios. Piensa por un momento: si eso a lo que le tienes tanto miedo llega a suceder… ¿qué pasaría? A veces, pensar o imaginar que realmente sucede, ¡puede ser muy liberador!  Tomate el tiempo necesario para hacerte una imagen mental de todo lo que puede suceder, como se verá, que conversaciones tendrás contigo misma y con los demás, como vivirás, como actuarás, etc.  y  como, a pesar de todo esto: ¡vas a estar bien!

OJO-à no se trata de aceptar pasivamente que algo malo sucederá, (ni que renuncies a tus sueños) se trata de tomar la situación en tus manos y darle a ese “miedo” una forma, un color, una cara, de tal manera que puedas enfrentarlo mejor… y liberarte.  Porque una vez que lo dejas a un lado, puedes re-enfocarte en tu vida,  y como ya estás liberada del miedo, actúas con libertad y de una manera más positiva.

3. Agradece. La sensación de bienestar es instantánea… ¡Te lo aseguro! Si comienzas el
día agradeciendo por todo lo que tienes y también por todo lo malo que NO tienes, se dibujará en tu cara inmediatamente una gran sonrisa. Agradece por todas las personas y cosas que te han permitido estar aquí y ahora cumpliendo tus objetivos.  También puedes agradecer por todo lo que tienes y que te hace especial y diferente a los demás.  El agradecimiento tiene ese poder sanador que abre tu corazón a todo lo bueno que la vida tiene que darte. Tal vez no suceda instantáneamente pero agradecer hace que te enfoques en tus bendiciones y como dicen que “todo en lo que pones tu atención tiende a crecer” pues entonces comienzas a atraer solo cosas buenas y a hacer crecer las que ya tienes.

4. Comparte con un ser querido. Buscar y encontrar a esa persona que sea tu soporte emocional durante el proceso, se convertirá en una verdadera bendición.  Muchas veces, por tenerlo cerca físicamente, nuestra pareja se convierte en esta persona, pero sirve de mucho equilibrar la carga emocional y encontrar a una buena amiga o a un pariente amoroso que también asuma este papel.

5. Medita. Respira. Enfócate en el momento presente. ¡Qué difícil es simplemente DETENERNOS a disfrutar el momento! ¿Qué pasaría si diariamente te esforzaras por tener 10 minutos de paz, tranquilidad y silencio interno?  Puedes lograrlo escuchando una melodía relajante, poniendo atención a tu respiración, ordenando tus pensamientos y dándote ánimos a ti misma… Se trata de sentir cada momento como nunca antes lo has hecho.  OJO: NO trates de detener tus pensamientos, solo trata de ordenarlos y cuando aparezca toda esa maraña de ideas negativas puedes decirte a ti misma: “no me sirve pensar así, en su lugar elijo conscientemente pensar de manera positiva.”

Recuerda: NADIE MÁS LO HARÁ POR TI.

La luz que te guía y que te reconforta viene desde dentro. Solo es cuestión de poner en práctica todo lo que te ayude a lograr tus metas.

Si sigues haciendo las mismas cosas, obtendrás los mismos resultados. Si DE VERDAD deseas lograr algo diferente… ¡CAMBIA!

11 Dic

Cuando todo mundo está embarazado… menos tú

jardininteriorregar

Tal parece que cuando tomas la decisión de buscar un bebe, todo mundo alrededor comienza a dar la noticia de que ya está embarazada y comienzas a ver bebés por todos lados… ¿es este tu caso?
Sabemos cómo te sientes, por eso hemos hecho una lista de cosas que pueden ayudarte a lidiar con esta situación.

1.- Trata de no sentir LASTIMA por ti misma. Y si este sentimiento te invade, no dejes que te sobrepase. Dedica cierto tiempo a la semana para sentirte triste, para llorar, para enojarte, escribir en tú diario, rezar, etc. y pon un ALTO. Trata de hacer lo mismo una y otra vez, como una especie de rutina, hasta que logres embarazarte. Este tipo de ejercicios es una manera de “darte permiso” para sentir toda clase de sentimientos que acompañan a estos momentos tan difíciles pero poniendo ciertos límites. A esto se le llama: autocontrol.

2.-Trata en la medida de lo posible de NO COMPARARTE. Embarazarte no debería ser una competencia, sino un proceso individual e íntimo. En realidad, nunca sabemos cómo es o como ha sido el proceso de las demás personas, ni tampoco conocemos realmente su historia personal. Dejar de compararte te ayudará también a sentirte más positiva durante el proceso.

3.-IGNORA los comentarios dolorosos. Es muy importante que durante este tiempo seas asertiva y aprendas a comunicar tus sentimientos. Cuando alguien comience a hablar de cómo “fulana de tal se embarazó muy fácilmente” cambia el tema, dile a esa persona que esto no te ayuda en nada y aún mejor coméntale como te sientes. Si nunca le haces saber a esa persona o personas lo que te lastima, ellas seguirán haciendo lo mismo una y otra vez, pues piensan que te están ayudando con estos comentarios.

4.-Si no quieres ir a ese BABY SHOWER… ¡no vayas! No te sientas culpable, ni mala persona por no ir. Si en el fondo sientes que te hará más mal que bien, simplemente dilo y envía un regalo en su lugar. Siempre es peor que estando enfrente de todas esas mujeres de pronto rompas a llorar, a simplemente declinar la invitación. Entre tu bienestar y el de otros… elige siempre el tuyo.

5.-¿Siempre están HABLANDO de bebés? Esto puede volvernos locas. Comunica a tus amigas que deseas también hablar de otros temas o mejor aún trata de pensar en 4 o 5 temas de conversación para desviar la plática. Al final, se trata de que todas lo pasen bien cuando están juntas, ¿cierto?

6.-Crea un GRUPO de apoyo. A veces sentimos que somos las únicas mujeres en el mundo tratando de embarazarnos o que somos las únicas que todavía no somos madres. Te sorprenderá saber que hay muchísimas mujeres como tú, atravesando la misma situación (o a veces peores). Unirte a un grupo de mujeres similares a ti te ayudará a sentirte comprendida, a elevar tus niveles de optimismo y a no sentirte sola. Trata de que no sea solo un grupo donde todas se quejan o quieren un hombro para llorar, sino un grupo donde fluyan las ideas, los consejos, las platicas animadas y positivas, un grupo donde se hable de las diferentes técnicas de reproducción asistida e incluso que conozcan varios especialistas. Hablar el mismo idioma es algo invaluable.

7.-Y finalmente puedes pensar: antes de quedar embarazada puedo HACER todo aquello que tengo ganas desde hace mucho tiempo!! Recuerda que una vez que nazca tu hijo, ya no tendrás tiempo ni ganas de hacer otras cosas que no sea atenderlo y estar con él. Así que da rienda suelta a todos esos proyectos que tienes pendientes: tomar unas vacaciones, subirte a un crucero, aprender un nuevo idioma, aprender a cocinar, salir de fiesta y todo lo que tengas en mente y que una vez embarazada ya no te recrimines por no haberlo hecho. ¡Ahora es cuando!

Y recuerda: estás haciendo lo mejor que puedes. Algún día dirás: “FUE DIFICIL… PERO LO LOGRE!!”

27 Mar

Sabotaje… al ataque!

¿Las reconoces?

Muy seguramente han estado contigo por mucho tiempo y también es seguro que has tenido que mandarlas a freír espárragos muchas veces cuando has debido lograr tus metas más importantes.

Te las presento: Ellas son tus “saboteadoras” internas.

Algunas tienen nombres, la mía se llama “Severina Castillo” y tiende a pedirme constantemente que todo lo que haga sea “perfecto” y si no lo es, que mejor ni me moleste en hacerlo. O peor aún, cuando no logro hacer algo a la perfección me molesta durante días.   A veces le veo la cara de mi madre, otras, la cara de alguna de mis profesoras del colegio de monjas. A veces soy yo misma. Aquí lo importante es que te atrevas por fin a mirarlas a los ojos y decirles “¡BASTA, hasta aquí llegaron!”

¿Qué tipo de relación tienes con tus saboteadoras internas? ¿Cómo sueles comportarte ante ellas? ¿Te sientes pequeñita, indefensa, resignada? ¿Crees que te mereces que te hablen así, que influyan en tus decisiones, que te nieguen lo bueno? Y lo más importante… ¿crees que sirven de algo para lograr lo que te propones en la vida?

Si crees que ya es hora de que estas saboteadoras salgan de tu vida o por lo menos alguien las ponga en su lugar, Carrie Garber, en su boletín semanal, nos comparte algunos tips personales para experimentar esta “liberación”:

1.- QUITALES PODER~ Recuerda que ellas tienen únicamente el poder que tu les confieras. Cierto, a veces es difícil recordar esto. A veces ellas tienen el volumen tan alto cuando están hablándote, que es imposible que te escuches a ti misma y parece entonces que tienen un poder inmenso y avasallador. Por eso parece que este círculo vicioso no termina. Sin embargo, te recuerdo lo que tú ya SABES: ¡Eres infinitamente más poderosa que ellas! En realidad, su poder radica en que tanta atención les otorgas. Ellas no tienen un poder real, tienen el poder QUE TU LES DAS. Tu eres naturalmente creativa, completa y perfecta. La realidad es que tu eres poderosa.

2. – RE-CONECTATE~ A veces parece que todo lo que dicen estas saboteadoras es MUY en serio. Muchas veces pensamos que sus palabras son determinantes y que no hay vuelta atrás. ¿Cómo hacen sentirnos? Preocupadas, con miedo… ¡aterrorizadas! Y casi sin darnos cuenta, ya estamos bien instaladas en la duda y totalmente desconectadas de nuestros sueños y metas. ¿Solución? ¡Deja de tomarte en serio todo lo que te dicen estas saboteadoras! Y mejor tomate en serio a ti misma. Vuelve a tomar conciencia de las cosas y elige conectarte otra vez con tu verdadero yo. Conéctate otra vez con tu parte iluminada, feliz, segura de lo que en realidad eres. Trata de imaginar dónde estabas al principio, antes de escuchar a tus saboteadoras… en pocas palabras: ¡regresa a tu origen!

3.- RECONOCELAS Y RECONOCETE a ti misma~ Date cuenta que entre más trates de reconocer de donde vienen o quiénes son tus saboteadoras, mas poder tendrás sobre ellas y así podrás manejarlas más efectivamente. El poder está en el conocimiento. Te invito a que hagas un ejercicio de dialogo interno para generar estrategias de cambio. Por ejemplo, puedes empezar dándote cuenta ¿Cuándo surgen estas saboteadoras? ¿En qué circunstancias suelen comenzar su labor? ¿En qué lugar de tu cuerpo lo sientes: espalda, cuello, estomago, piernas, cabeza? ¿Qué cosas te dicen que te hacen sentir con poca confianza en ti misma? ¿Cómo describirías sus estrategias para lograrlo? Todas estas preguntas, créeme, te ayudaran a ir más allá y te darán herramientas invaluables para reconocer ciertos patrones de estas saboteadoras y con el tiempo y la practica lograras cambiar tus respuestas instintivas por respuestas ¡bien pensadas! ¡Responder vs. Reaccionar!

4.- Deja ya de juzgarte y comienza a celebrar! ~ Si de pronto te sorprendes a ti misma juzgándote y reprendiéndote por culpa de tus saboteadoras, créeme: ¡no estás sola! Es muy fácil etiquetar todo esto como “negativo” o verlo como una debilidad en ti misma. La realidad es que debemos interpretalo, no como una evidencia más de que no podremos lograr nuestros sueños, sino como una clara evidencia de que dentro de nosotros hay algo que todavía desea cuidarnos, como una madre que todavía nos cree niñas pequeñas. Con cada uno de nuestros actos, con nuestros deseos de llegar más lejos, de lograr metas ambiciosas, estamos retando a estas saboteadoras, pues ellas desean que sigamos en nuestra zona de confort y que estemos siempre “a salvo”. Pero esto es una evidencia más de que estamos CRECIENDO. Esta es una muestra más de que cada vez pensamos y jugamos más EN GRANDE que antes. La esencia es que: todo esto te ayuda a descubrirte y a alinearte con quien eres realmente: UNA MUJER PODEROSA. Y esto no puede ser motivo más que de una gran CELEBRACIÓN!

Para concluir, debo decir entonces, que nuestras saboteadoras realmente nos quieren proteger de esta enorme y poderosa mujer en la que nos estamos convirtiendo, pues piensan que todo este poder, todas estas metas que tenemos no las vamos a poder manejar…. La realidad es que estas saboteadoras ¡YA NO NOS SIRVEN! pues cada vez deseamos ir más allá y nuestros límites simplemente no existen. ¡Que alguien se los diga! Mejor aún, es hora de que TU se los hagas saber!

Hazle saber a tus saboteadoras que EVOLUCIONAR ES SEGURO. Entiéndelas y honra su presencia en tu vida ya que realmente han estado ahí para ser parte integral de tu crecimiento y evolución como la mujer poderosa que eres.

Conéctate con esta verdad: TODO ESTA BIEN EN TU MUNDO.

10 Ene

Hola! Soy el 2012

Hola!

Tengo ya tiempo esperando mi turno para hablar contigo, porque en realidad aun no existo del todo y necesito recordarte que: TU ME VAS A CREAR.

Me darás vida con tus proyectos, tus pensamientos, tus palabras y tus sentimientos, Y sobre todo, con tus ACCIONES.

Hasta hoy, no tengo forma, no soy un año maravilloso pero tampoco soy un año terrible, todavía no brillo pero todavía no me apago, la pregunta sería:

¿COMO TE GUSTARíA QUE FUERA?

Pronto comenzarás a usar una agenda que lleva mi nombre impreso, así que solo te pediré que me concedas un privilegio:  ¡HAZ DE MI EL MEJOR AÑO DE TU VIDA…!

Vengo a plantarme ante ti con mis 4 números porque quiero ser el año en que te atrevas a hacer mas cosas, el año en que pienses en GRANDE, el año en que compartas tus talentos y capacidades con los demás, el año en que tu mente, cuerpo y corazón produzcan mas y mejores cosas, de forma honesta y para tu beneficio y de los demás.

Quiero ser el año en que brindes mas cariño, el año en que asumas los dones que Dios te dio, y sobre todo  quiero ser el año que recuerdes por ser el que  MAS TE HAS AMADO A TI MISM@ y que esto se refleje en tu consciencia y en la de todos los que están cerca de ti.

Ya se fue el 2011, ya llegué Yo!!

Disfrútame, usame al maximo, lléname de experiencias, diviertete y aprovechame de tal manera que llegue diciembre agotado y lleno de experiencias y con el privilegio de haber sido el MEJOR AÑO DE TU VIDA…

Al final, deseo vivir siempre en ti y que recuerdes lo increíble que fue nuestro tiempo juntos y que el sonar de las campanas de un nuevo año te hagan acordarte de mi con una sonrisa en la boca, tomes un gran respiro y avances orgullos@… ¡por todo lo que has logrado!

Gracias por recibirme, deseo ser para ti un maravilloso año,

Con cariño,

Año 2012

 



12 Dic

6 cosas que hay que DEJAR de hacer para ser FELIZ

 

Cada semana puede iniciar de la manera que elijas.

Si hoy te levantaste dispuesto a SER FELIZ, estas son 6 cosas que puedes DEJAR DE HACER para lograrlo:

1.- Deja de preocuparte de la opinión de otros

Lo que otras personas piensen y digan acerca de ti, en realidad, es algo no puedes controlar. Lo que en realidad se NOTA es, lo que tú opinas y sientes acerca de ti mismo. Analiza: ¿bajo la influencia de quien estás actuando?  ¿bajo los términos de quien dejas de hacer o haces ciertas cosas?  Tal vez muchos de los patrones que sigues, no los has analizado hace tiempo… o pertenecen a alguien más!

2.- Deja de cargar con los deseos de otros 

Siempre que iniciamos un nuevo proyecto, tenemos detrás de nosotros personas -incluso las que más nos quieren, que siempre están frenándonos con palabras desalentadoras. No es que tengan malas intenciones, es sólo que no pueden ver lo que implica para ti lograr esa meta, y piensan que no vale la pena el esfuerzo. Van a tratar de protegerte de un fracaso, pues ellos son los que realmente se sentirán fatales si fallas. Steve Jobs dijo una vez: “tenemos el tiempo contado, así que no lo desperdicies tratando de vivir la vida de alguien más”

3.- Deja de preocuparte de lo que otros tienen

Cuando te sorprendas comparándote con otros: compañeros de trabajo, vecinos, amigos, o alguien famoso… ¡DETENTE! Todos somos diferentes. La mayoría pensamos “voy a ser feliz cuando sea como ella… o cuando tenga las cosas que tiene él…”, sin darnos cuenta que podemos tener nuestras propias metas y disfrutar el camino que nos lleve a lograrlas. Siempre “parece más verde el patio del vecino de al lado pero pocas veces sabemos reconocer el verdor de nuestro propio jardín”

4.- Deja de preocuparte de tener siempre la razón

Todos avanzamos a nuestro propio ritmo. Hay infinidad de cosas ‘buenas’ y ‘malas’ pero todo es relativo. Lo que puede estar mal para ti, probablemente sea bueno para otra persona. La gente necesita vivir su vida a su manera y de la manera que este BIEN para ella.

Cuando sientas la necesidad de tener la razón… detente un momento y trata de calmar tu mente. Ábrete a nuevas ideas y opiniones. No te concentres únicamente en lo que otros hacen si no en las razones que pudieran tener para hacerlo.

5.- Deja de preocuparte por cometer errores

Los errores son humanos y te enseñan lecciones invaluables. El más grande error que mucha gente comete es: dejar de hacer cosas por temor a equivocarse. ¡Tienen demasiado miedo de fallar! Toma lo que la vida te ofrezca, porque como dicen “el mismo tren no pasa dos veces”, y recuerda: si no haces nada, nada sucederá, y probablemente estarás parado en el mismo punto toda tu vida.

6.- Deja de preocuparte por lo que no puedes controlar

Algunas cosas están fuera de nuestro control y hay que aceptarlo. Lo mejor que puedes hacer para compensar aquello que no puedes controlar, es utilizar una buena ACTITUD. Escoge mirar las circunstancias externas con positivismo y trata de sacarles provecho. Piensa: ¿Qué puedo hacer, que si está en mis manos para avanzar? No podemos cambiar un suceso en sí, pero si podemos elegir de que manera reaccionamos ante él.

Si cada día te despiertas pensando “algo extraordinario sucederá hoy en mi vida” y además prestas especial atención a los detalles… SIEMPRE encontrarás algo que te hará corroborar lo dicho.

El cómo dirijas tu vida cada día es una elección que SI está en tus manos!

ELIGE BIEN.

02 Dic

Culpar

Algunas personas tienen el hábito de culpar a otros… aunque tal vez todos tengamos esa debilidad.

La lista de chivos expiatorios para nuestras miserias es ingeniosa e interminable: nuestros  padres, la comunidad, los maestros, el gobierno e incluso demonios y dioses son todos invocados cuando tenemos problemas.

Si las dificultades verdaderamente vienen de fuera, el problema no es el culpar. En esos casos, el curso de acción es muy claro: neutralizar esa influencia.

Si el problema viene de dentro, la solución también tiene que venir de adentro.

Antes de que culpes a tus amigos, parientes, o maestros por malos hábitos y falta de visión, deberías recordar que no hay que culpar a nadie, ni siquiera a ti mismo.

Es igualmente un error el perder la autoestima simplemente porque tienes algunos defectos.

Trata de ver tus deficiencias y toma medidas para eliminarlas  de manera que no afecte tu auto concepto y todo lo que hasta ahora has logrado.

Asume la tarea de elevarte sobre tus defectos.

Las personalidades verdaderamente primitivas con aquellas que nunca intentan perfeccionarse a sí mismos.

Todos tenemos un núcleo perfecto, un yo especial dentro. Esa pureza es perfecta y sagrada; por lo tanto, nadie es peor que otro.

Todos estamos en este planeta simplemente para volver a alcanzar ese yo puro.

Cuando alcanzamos ese espíritu, no hay defectos y no hay culpa.

365 Meditaciones Tao –  Meditación #153 -01 de Diciembre 2011: Culpar
01 Dic

Reta a tus propios pensamientos

Reta a tus propios pensamientos… y crea nuevos y mejores enfoques para tu vida!

En estos tiempos de incertidumbre,  y con el estrés del día a día, nos vemos envueltos en un estado constante de preocupación.

Pero estar preocupado… NO nos garantiza una solución a nuestros problemas! y mucho menos es una forma sana de inducir pensamientos positivos. Muchas personas confunden “estar preocupado” con “estoy buscando soluciones”, pero la realidad es que PLANEAR nos debe dar como resultado ACCIONES y mientras tanto PREOCUPARNOS nos provoca únicamente ANSIEDAD.

Preocuparse es el resultado de diversas distorsiones del pensamiento.

Distorsionar significa exagerar y tener pensamientos irracionales. Si nos detenemos un momento y nos proponemos  cambiar estas distorsiones, lograremos reducir considerablemente ese incómodo estado de preocupación.

A continuación se enumeran las distorsiones más comunes,  cómo podemos cambiarlas y crear a partir de esto,  una manera más positiva vivir:

DISTORSIONES COGNITIVAS y como cambiarlas

1.-Descalificar lo positivo

Descalificar lo bueno que nos pasa, significa que los eventos positivos que nos ocurren terminan en la basura, no cuentan, no son importantes! Cuantas veces no te sorprendes a ti mismo diciendo “si me fue bien en la reunión, pero la verdad es que simplemente tuve suerte” o algo como “Si, obtuve un ascenso en mi trabajo, pero la verdad es que me lo dieron por que nadie quería ese puesto”. Todos estos pensamientos lo único que hacen es QUITARTE la felicidad del momento, la felicidad que implica haber logrado algo importante!

EL RETO: Acepta lo positivo que te está ocurriendo, y siéntete orgulloso de lo que acabas de lograr. Evalúa tus pensamientos y deja que la negatividad se vaya por donde vino! Incrementa las sensaciones positivas del momento, para que puedas crear un nuevo panorama que incremente tu autoestima.

2.-Generalización

En esta distorsión, el hecho de que hayamos pasado por una experiencia negativa, nuestra mente crea un pensamiento en el que siempre nos va a perseguir la misma suerte. Es la típica frase que nos repetimos una y otra vez “como me fue mal en esta entrevista de trabajo, nunca seré capaz de conseguir un empleo”.

EL RETO: Todos tenemos eventos negativos en nuestra vida. Algunos nos han dolido más que otros. Aquí el reto es tomar estos eventos y CREER que podemos crear otros diferentes en el futuro. Lo mejor sería que pensáramos “no me fue bien en esta entrevista, pero ahora sé que puedo mejorar para la siguiente, así que seguro me ira mejor” Recuerda que una experiencia negativa no tiene porque volverse tu realidad, permite que dure el tiempo necesario solo para tomar lo bueno y adquirir experiencia.

3.- Descartar lo positivo

Enfocarse solo en lo negativo puede convertirse en un hábito. Hay muchas personas que, no importando que tantas cosas buenas les han pasado en el día, insisten en recordar solo aquellas que les salieron mal. Ejemplo: Una vez le pregunte a uno de mis pacientes ¿Qué tal te fue hoy? Y me contestó “fatal!” Le pedí que me contara a detalle y me dijo “Estudié toda la noche, me levante a tiempo y me fui a presentar mi examen, salí bien, luego quedé para comer con un amigo de la infancia pero al final del día se me poncho la llanta ¡fue terrible!” Para esta persona el día fue “fatal” solo porque termino con una experiencia negativa y no fue capaz de enfocarse en todo lo bueno que le había sucedido! Un poco injusto, no crees?

EL RETO: ¡ENFOCATE en lo que más te conviene! Una buena herramienta consiste en escribir una lista de las cosas tal como sucedieron, luego divide la hoja y de un lado escribe las cosas que consideres positivas y del otro lado las negativas… mira la hoja objetivamente y determina tu mismo como deberías catalogar tu experiencia ese día. ¡Escribir siempre ayuda para ver las cosas en perspectiva!

4.- Hacer de todo una catástrofe

Este tipo de distorsión se refiere a cuando la persona siempre está esperando que ocurra lo peor. No importa que tipo de situación tenga enfrente, siempre espera que todo salga mal y este pensamiento en si la angustia igual o peor que si ya hubiera sucedido. Ejemplo: “El piloto del avión está diciendo que vamos a entrar en una turbulencia… será que el avión se va a estrellar y moriremos todos?”  O la actitud cuando vemos un accidente en la carretera y pensamos “tal vez a nosotros nos suceda igual!”

EL RETO: ¡Piensa positivo! Toma una actitud frente a los eventos que sea beneficiosa para ti. Trata de pensar racionalmente: “es cierto que hay una turbulencia pero ya pasará” Y mientras esto sucede trata de pensar en otra cosa y distrae tu mente de pensamientos negativos. Al distraernos incluso podemos trasladarnos a escenarios más propositivos y estaremos practicando el hábito de pensar positivo cada vez que estemos frente a una situación difícil.

Te identificas con alguna o algunas de estas distorsiones?

Estás dispuest@ a hacer cambios para mejorar tu estado de ánimo?

Pues el reto continúa…

Artículo original traducido de: Donna M. White, MA, LMHC
15 Nov

Aceptar y Superar la Ansiedad

miedo-ansiedad1

Ahí estas, en medio de una junta de trabajo, en el supermercado, en el centro comercial, con tus hijos en una fiesta… y de pronto ocurre.

Es ese tipo de sensación que esperas que pase pronto y que nadie lo note. Pero no pasa. Y muchas veces si se nota.

Es un episodio de ansiedad.

Te ha acompañado mucho tiempo y estás tan acostumbrado a ello, que simplemente te has acostumbrado a vivir así. Pero esto no es vida.

Quiero recordarte que si se puede vivir mejor. Y como hacerlo. 

 

Muchas personas  sufren episodios de ansiedad en silencio y albergan dentro de sí mismos sentimientos de vergüenza o de falta de control.  La ansiedad se desencadena por multiples situaciones y en ocasiones el individuo siente que lo “golpea” sin causa alguna. Los sintomas varían de individuo a individuo e incluso son diferentes cada episodio. La ansiedad provoca sensaciones corporales como: opresion en el pecho, falta de aliento, mareo, confusion, aumento de la frecuencia cardiaca, malestar estomacal y la sensacion de querer escapar. Por eso no es raro que este tipo de sensaciones asusten e incluso debiliten a quienes la sufren.

Encontrar y entender la causa de estos ataques de ansiedad la hace mas facil de manejar y erradicar. Muchos terapeutas estan de acuerdo que es esencial mejorar la calidad de vida del paciente. En mi propia experiencia, ayudar a las personas a identificar el pensamiento o sentimientos que precede a la crisis de ansiedad  y ubicar el contexto en el que inició, es un gran comienzo.

Si sufres de ataques de ansiedad frecuentemente y no eres capaz de encontrar la posible causa, te sugiero que comiences un “Diario” en el cual lleves un record de cuando ocurren las crisis y anotes toda la informacion que te sea posible recordar, asi como el nivel de ansiedad que se presento. Darte cuenta de cuando ocurren, con quien estabas, que ocurrió, etc.,  te ayudara a distinguir patrones repetitivos y a encontrar mas facilmente la o las causas que desencadenan cada episodio.

Una vez que hayas identificado esto, trata de desafiar el pensamiento que estás teniendo en ese momento… ¿Es un temor real? Preguntate si estas REALMENTE frente a una amenaza. Ten en  cuenta que todo esto será una herramienta eficaz para encontrar la raiz del asunto, y en consecuencia, para lidiar mas facilmente con tus emociones. Recuerda: siempre es un pensamiento el que precede a cualquier reacción emocional.

Encontrar el tratamiento ideal también es importante. Hay muchas y variadas opciones: medicamentos alópatas, homeopatas, terapia o la combinacion de ambas. Un especialista preparado te puede guiar para que encuentres el tratamiento que mejor se adapta a tus necesidades. Encontrarlo significará que mejores tu calidad de vida significativamente.

Es de gran ayuda también saber como ayudarte a ti mismo. La mayoria de las veces, la ansiedad se desencadena por la PERCEPCION que tienes de ciertas cosas. La percepcion puede ser alterada por tus propios pensamientos y la mayoria de las veces son pensamientos negativos. Algunas alternativas serían REEMPLAZAR estos pensamientos negativos por positivos  o DESAFIAR tus propios pensamientos negativos. O simplemente, observar lo que ocurre.

Desafiar tus pensamientos negativos y cuestionarlos es tu mejor herramienta para cambiar tu perspectiva de la situacion clave que desencadena la crisis de ansiedad, aquí algunos ejemplos, preguntate a ti mismo:

  • ¿Hay una mejor manera de afrontar esta situacion?
  • ¿Es totalmente cierto que algo malo va a suceder?
  • ¿Preocuparme por esta situacion va a ayudarme de alguna manera?
  • ¿Que otras opciones tengo?

También te ayuda pensar: ¿Qué le diría yo a una persona que le estuviera pasando lo mismo? Toma el rol contrario, ¿Qué le aconsejarías?  ¿Cómo le ayudarias a tener una perspectiva mas positiva de la situación?

Ya para finalizar te recuerdo que: ignorar lo que te sucede, tampoco ayuda. No ignores tu propia ansiedad, esto solo hace que la situacion empeore. Enfrenta tus pensamientos y tus emociones. Trata de actuar racionalmente, piensa alternativas para lidiar con ella, para tranquilizarte. Es muy facil decir “¡ay no, esta pasando de nuevo y esta vez sera terrible, sera peor que la vez anterior!” Estancarte en pensamientos negativos…  no te ayuda en NADA. Trata de enfocarte en el presente, en el lugar en que te encuentras, fija tu atencion en algun punto, respira hondo e imagina que tu cuerpo poco a poco se relaja, se tranquiliza y dejas ir toda esa ansiedad por donde vino. DARSE CUENTA… Es un gran avance!

La realidad es que todo esto solo es cuestion de PRACTICA. Explora todas las opciones que tengas a la mano y encuentra la que es mejor para ti. Los cambios no se dan de la noche a la mañana pero por algo se empieza, y en cuanto comiences a ver y a sentir los beneficios sabrás que ya estás del otro lado.

Comienza ya a caminar hacia TU BIENESTAR!

Te lo mereces!

 

06 Sep

Las necesidades psicológicas de las parejas con problemas de fertilidad

consejos-quedarte-embarazada

Cuando una pareja desea tener un hijo y no lo logra,  ambos se enfrentan a un problema de salud reproductiva, y a diferencia de otros problemas de salud, éste afecta en forma importante el proyecto de vida familiar. No se trata de algo que pueda ser pospuesto o sustituido, sino que provoca una especie de “parálisis” en las metas y proyectos a largo plazo de la pareja, provocando sentimientos de  vacío, de inadecuación, de “algo me hace falta”.

 IMPACTO FAMILIAR Y SOCIAL

Los familiares y amigos no siempre comprenden la experiencia que la pareja afectada está viviendo. Sus comentarios, preguntas y opiniones generalmente provocan nuevas tensiones, o los hace sentir incomprendidos y a veces aislados respecto a los demás. Todos alrededor se sienten incómodos porque el proyecto “común” de vida no se ve reflejado en la pareja y piensan que algo “anda mal”; esto es precisamente lo que las parejas deben tratar de comprender: es la ansiedad del OTRO la que se ve reflejada en los comentarios y no deberían aceptarla y mucho menos tomarla como personal.

PRIMEROS PASOS

Ampliar su información sobre el proceso reproductivo, conocer las posibles causas de infertilidad y los métodos de diagnóstico y tratamiento disponibles. Este conocimiento les permitirá comprender la naturaleza del problema que los afecta e iniciar un camino de solución. Al mismo tiempo necesitan comprender y aceptar los difíciles sentimientos que produce esta experiencia para desarrollar formas de resolver los problemas que normalmente surgen en esta situación.

El camino que están por recorrer no es el más fácil pero tampoco es un camino sin fin. Como todos los retos en la vida, está compuesto de sube y baja, de experiencias, de sabiduría interior.  Estar preparados les ayudará a saber cuándo vendrán los momentos difíciles y entonces será más fácil afrontarlos y superarlos.

MITOS Y CREENCIAS

Existen muchas creencias y mitos relacionados con la capacidad de embarazarse o la imposibilidad de lograrlo. Cada quien tiene su opinión respecto a lo que NO conocen y muchas veces estos mitos están basados en la ignorancia. Las parejas pueden sentirse inseguras o confundidas frente a estas ideas. La autoestima y el autoconcepto pueden verse afectados si no sabemos de dónde vienen y como erradicarlos.

¨ “La  infertilidad es un problema de la mujer”

¨ “No hay que obsesionarse ni ponerse muy ansiosos, si se relajan se van a embarazar”

¨  “Si adoptan un niño, luego se van a embarazar, además hay tantos niños que necesitan un hogar”

Ante este tipo de comentarios, además de estar preparados para escucharlos una y otra vez, es conveniente hacer “oídos sordos”, porque debatirlos significaría iniciar una discusión sin fin. Y sinceramente, es mejor guardar energías para lo que viene.

PREGUNTAS  Y DUDAS MAS FRECUENTES que tienen las parejas con problemas de fertilidad

¨ ¿Puede la ansiedad ser causa de la infertilidad?

¨  ¿Es posible que la infertilidad produzca problemas psicológicos?

¨ ¿Es normal que hombres y mujeres tengan reacciones diferentes a la infertilidad?

¨  ¿Qué será mejor, contar a los demás de nuestro problema de infertilidad o mantenerlo como algo privado?

¨ ¿Qué podemos hacer frente a las preguntas y opiniones que nos dan los demás?

¨ ¿Cómo evitar que la búsqueda de embarazo afecte la vida sexual?

¨  ¿Cuándo debiéramos buscar ayuda de un psicólogo o psiquiatra para disminuir la ansiedad que este problema nos produce?

¨ ¿Cómo podemos saber hasta cuándo debemos seguir intentando tratamientos?

¨ ¿Es conveniente postular a adopción al mismo tiempo de estar en tratamiento de
infertilidad?

imagen-exEstas dudas y cuestionamientos son normales. Son parte del proceso.  Sin embargo no quiere decir que debamos pasarlas por alto, ignorarlas o por el contrario, darles demasiada importancia. Lo que si podemos hacer con ellas es enfrentarlas, ya sea en nuestras sesiones individuales de terapia o en la terapia de pareja. Cualquier duda o pregunta es válida, nada está fuera de lugar. Pero en lugar de que esté dando vueltas sin parar dentro de nuestra mente, lo mejor es comentarlo y expresarlo libremente.

SENTIMIENTOS MÁS COMUNES y pensamientos que pasan por la cabeza

¨ “Me siento sola (o) y aislada (o)”

¨ “Con muy pocas personas puedo hablar sobre nuestra infertilidad. En general la gente no me entiende”

¨ “Mi esposo (a) es la única persona con quien puedo hablar de esto”

¨  “La angustia por la infertilidad está afectando mi trabajo”

¨ “Las reuniones familiares están siendo cada vez más difíciles para mí”

¨ “Siento que mi vida está fuera de control”

¨ “No puedo evitar sentirme inferior a otras personas que sí han logrado ser papá o mamá”

¨ “Me siento muy decaída (o), sin motivación, cansada (o), intranquila(o)”

¨ “Cuando me preguntan si tengo hijos o cuando voy a tenerlos siento un dolor intenso y no sé qué responder”

¿Te sientes identificad@ con algunos de estos sentimientos y pensamientos?

Es hora de comenzar con el acompañamiento psicológico.

¿EN QUE CONSISTE LA AYUDA PSICOLOGICA ASOCIADA A UN TRATAMIENTO DE FERTILIDAD?

El apoyo psicológico durante un tratamiento de fertilidad no es una psicoterapia, es un acompañamiento. Este tipo de intervención no significa que exploraremos exhaustivamente tu pasado, ni te someterás a un sinfín de cuestionamientos, es simplemente un apoyo emocional en un momento de tu vida en el cual  te sientes vulnerable.

Es una actividad breve, una o más sesiones de acuerdo a tus necesidades. El objetivo es enfrentar el impacto psicológico que se asocia al problema de infertilidad que se está viviendo.

En general, se trata de expresar en un lugar seguro, las emociones, dificultades, temores, que están enfrentando y buscar formas concretas de aliviar la ansiedad,  de enfrentar situaciones que producen dolor o tensión, resolver problemas que se presentan consigo misma (o), en la relación de pareja, en la interacción con los demás, etc.

RECUERDA QUE: Podemos jugar un papel ACTIVO e importante… o dejarle todo a la ciencia y esperar pasivamente por los resultados.

Comienza HOY a tratar de mejorar tu estado físico, anímico, mental y espiritual: dile a tu cuerpo “yo puedo estar mejor y lo haré!”.

No te cierres al mundo por tu problema de Infertilidad… mejor ABRETE a la fertilidad natural que llevas dentro!

ESCRIBEME: pamela.castillo.huerta@gmail.com