25 Jun

Mindfulness: regresar al Aquí y Ahora

quietud naturaleza“Aliviar la depresión y la ansiedad regresando al aquí y ahora.”

Hace tiempo que no comparto herramientas indispensables para vivir mejor, lo se! Pero les aseguro que todo tiene un sentido y esta vez es, porque había estado buscando cosas nuevas, novedades en el mundo de la psicología y las técnicas cognitivo-conductuales para estar mejor, y me he topado con una sensacional: MINDFULNESS.

Tal vez no les sea desconocido el nombre, para mi tampoco lo fue, pero adentrarme en ello, practicarlo y ayudar a otros a practicarlo también ha sido toda una sorpresa: en realidad se notan los cambios. Así que empecemos.

Para empezar,  les pregunto: acallar la mente. ¿Quién no querría lograr algo así? Si se puede. Si estamos dispuestos a retomar las riendas de nuestra vida. El presente siempre está ahí para nosotros, es sólo que nos centramos demasiado en estar rumiando el pasado y en estar fabricando el futuro.

Mindfulness significa dejar a un lado las reacciones automatizadas que solemos generar ante las situaciones cotidianas y estar plenamente conscientes de nuestro cuerpo y nuestra mente, pero sobre todo ser capaces de generar respuestas, las respuestas que nosotros queramos.

Cambiar la perspectiva de la vida, cambiar la manera como nos vemos a nosotros mismos con respecto a esa vida, cual es nuestro propósito, que esperamos de los demás y que creemos que somos capaces de lograr, son entre otras cosas,  lo que el mindfulness espera que nosotros mismos, con recursos propios, logremos conforme avanzamos en la práctica de esta poderosa herramienta.

Lo que ha llamado poderosamente mi atención al presentarles esta nueva técnica de autoayuda, es que, siendo yo una amante de la conexión cuerpo-mente, he podido leer en varios artículos lo que el mindfulness está logrando en personas con enfermedades físicas y mentales, como les ha ayudado a que complementen sus tratamientos eficazmente y como todo esto lo han presenciado y documentado médicos alópatas alrededor del mundo.

“Despertar a lo que los sentidos tienen que contarnos”colores

Oído, gusto, olfato, vista, tacto. Nuestros cinco sentidos. Ellos pueden contarnos como es el mundo y desde siempre lo han hecho, solo que nosotros, a través de los años, hemos puesto arriba de la información que ellos nos dan, capas y capas de juicios, valores, interpretaciones, etc. lo que nos impide conectarnos con lo que tienen que decirnos acerca de la realidad que nos rodea.

Dice la filosofía budista que los seres humanos solemos ir en dos direcciones primordialmente: cuando algo no nos gusta, tratamos de cambiarlo de manera inmediata y cuando algo nos agrada, tratamos de conservarlo el mayor tiempo posible. Y empleamos grandes cantidades de energía en estos dos procesos.

Sin embargo, es una realidad que el ser humano también tiene otras dos posibilidades frente a él todo el tiempo: darse cuenta de que manera estas tendencias pueden hacer infeliz su vida y  que tiene la capacidad de ELEGIR en el momento que lo desee, cambiar y tomar conciencia de lo que está ocurriendo.

MINDFULNESS. Dejar de una vez de reaccionar de manera automática a todo lo que nos sucede. Ver la vida con claridad. Elegir nuestra respuesta ante cada situación.

Porque es hora de un cambio y porque te lo mereces.

18 Sep

Como iniciarte en la Meditación

woman meditating on the beach in the Caribbean

woman meditating on the beach in the Caribbean

Hemos hablado ya de la importancia de estar conscientes de nuestros pensamientos con la finalidad de poder controlarlos y evitar que nos controlen.

Esta es la clave para llevar una vida libre de estrés y aprender a “vivir el momento”.  Sin embargo  no siempre es fácil entender cómo hacerlo. ¿Cómo estar consciente de mis pensamientos si no estoy acostumbrada a hacerlo?

La respuesta es PRACTICANDO diariamente a través de la MEDITACIÓN.

Meditar es una excelente herramienta que nos ayudara a mejorar muchísimos aspectos de nuestra vida, porque la esencia de la MEDITACION es aprender a OBSERVAR. Meditar significa estar aquí y ahora con tus pensamientos, tomarlos en tus manos, observarlos y confrontarlos.

Meditar no siempre implica tener que encender varitas de incienso, sentarte en flor de loto o tener que subir una empinada montaña vestida de blanco… Hay bastantes cosas que puedes hacer para acercarte a la meditación y todas están diariamente a nuestro alcance. Aquí unas cuantas sugerencias sencillas:

Destina por lo menos 2 minutos al día para meditar.

¿2 minutos? Si, solo 2 minutos. Comienza con algo sencillo si de verdad quieres hacer de esto un hábito. Puedes hacerlo por 5 minutos pero si comienzas con 2, será suficiente para adquirir el hábito y practicar.

 

Escoge un momento del día y hazlo tuyo.

No tiene que ser a una hora exacta, si no un “momento” del día: cuando recién te despiertas, cuando tomas desayuno, cuando haces ejercicio, antes de acostarte… La idea es comprometerte con ese momento y destinarle 2 minutos para meditar.  Si te toma dos minutos tomarte tu café o lavarte los dientes, destina ese tiempo exclusivamente a comenzar a practicar  y poco a poco lo harás parte de tu rutina diaria.

 

Busca un lugar, un espacio de tranquilidad.

Muchas veces la mejor hora es por las mañanas, cuando todos aún duermen. O tal vez quieras buscar un lugar a propósito, como la playa, una banca en el parque u otro lugar igual de sereno. La verdad es que no importa mucho donde, la idea es que puedas sentarte sin ser molestado por unos minutos. O si en vez de sentarte puedes encontrar este momento caminando, adelante!

 

Acomódate y siéntete confortable.

Trata de encontrar esa posición que, aunque no sea la perfecta, simplemente te haga sentir relajado y tranquilo. Cualquier almohada, cojín o el simple suelo o alfombra pueden ayudar.

 

Concéntrate en tu respiración.

Mientras inhalas, trata de concentrarte por donde pasa el aire. Siente como entra por tu boca, pasa por tu garganta y finalmente llena tus pulmones y tu abdomen. Trata de sentarte derecho y concentra tu mirada en un punto fijo. O si prefieres cerrar los ojos, está bien. Mientras exhalas, trata de seguir tu aliento mientras sale al exterior e imagina como se expande en el ambiente. La idea es concentrarte lo más posible en tu respiración para distraer tu mente de los pensamientos que pasan por tu cabeza. Si de pronto sientes que pierdes la concentración (seguramente te pasara) de manera amable y respetuosa, vuelve y trata otra vez de retomar tus dos minutos de reflexión y meditación.

 

Y esto es todo. Sencillo, ¿no?  Son solo 2 minutos diarios y lo único que necesitas es tenerte mucha paciencia y practicar.

Recuerda: tu estado natural es el bienestar. Utiliza todas las herramientas que tengas a mano para regresar a este estado, cada vez que te sea posible.

Te lo mereces y puedes hacerlo.

Meditar

 

11 Jul

¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti

 VE EL VIDEO AQUI: ¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti: 

600-02377761
Significado del Desorden

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos?

Miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

Además el lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja que área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que un edredón desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

¿Has conservado objetos rotos o dañados mucho tiempo pensando en repararlos algún día? Simbolizan promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, electrónicos, muebles o vajilla y los tienes, por ejemplo, en la cocina o baño significan problemas de salud y riqueza.

Si el desorden lo tienes en tu cuarto significa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tienes dificultad para tener una pareja o trabajo estable. Los cuartos de niños normalmente están desordenados porque aún no han pasado por el proceso de saber qué quieren en la vida, pero hay estudios que muestran que los niños que mantienen sus cuartos organizados tienden a ser mejores en la escuela.

Diferentes clases de acumulamiento

Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a la vez y que no te estás enfocando en lo que debes hacer o que has perdido la dirección. Este acumulamiento o desorden incluye ropa apilada, cd’s o películas alrededor de la casa, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has puesto de vuelta en su sitio. La manera apurada en que vivimos tienden a crear este tipo de desorden y casi todos los tenemos en nuestro hogar en alguna medida.Organizar este tipo de desorden en forma inmediata te ayuda a ser más centrada y efectiva en tu vida diaria.

Acumulamiento antiguo: Me refiero a objetos que no usaste en un largo tiempo y que están apilados en el ático, garaje, armarios… Papeles de trabajo viejos y documentos en tu computador que ya no usas, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

El patrón de desorden# 1: Proyectos inacabados

¿Tienes montones de fotos que piensas poner en marcos o álbumes de fotos? ¿Tienes proyectos que comenzaste en serio y luego abandonaste? Si este tipo de temas frecuenta tu casa o apartamento, es posible que te sientas atrapado en demasiados planes que, de antemano sabes, nunca llevarás a cabo.

Significado: Es posible que cada proyecto que empiezas signifique mucho compromiso, y puedes sentirte bloqueada o tener dificultades para comenzar a tomar acción sobre las cosas que realmente importan.   La eliminación de elementos no finalizados en tu vida puede ayudarte a romper este patrón y salir del atasco físico y mental.

¿Que hacer? Toma la decisión de terminar el proyecto en una fecha límite. Si no se hace durante ese tiempo, véndelo, dáselo a otra persona, o deshazte de él.  Piensa que TU tienes el poder de decidir si ya no tienes ningún interés en él; si es así, ¡deshazte de él de inmediato!

messy-desk

El patrón de desorden # 2: Lo que está roto

Significado: Los artículos rotos pueden representar a tu falta de auto-estima. Puede que te sientas que no eres amado o eres indigno del amor.  La baja autoestima está ligada a la infelicidad, la soledad y la incapacidad de avanzar en tu carrera. Pero la baja autoestima solo es una IDEA y esta puede ser cambiada cuando tu lo desees.

¿Que hacer? Corrige el problema, regálaselo a alguien que quiera arreglarlo, o tíralo a la basura. (Recuerda que si está roto, no es para ti porque  ¡tu te mereces algo mejor!)

 

El patrón de desorden # 3: Aferrarte a las prendas usadas

Significado: Si bien es cierto que comprar artículos de segunda mano puede ser una gran manera de ayudar a preservar el medio ambiente y ahorrar dinero, si en tu casa SOLAMENTE hay prendas usadas y que además no te gustan mucho, podría simbolizar que no te sientes digno de algo mejor.  Puede representar una baja auto-estima y también puede hacerte sentir que estás viviendo la vida de otro. Tal vez  no te sientes digno de tu propia vida o de tener tu propio éxito. Si  te conformas con las cosas de segunda, eso es lo que conseguirás: el segundo lugar.

¿Que hacer? A menos que realmente ames a un elemento que te han pasado, no te aferres a ellos, porque finalmente son o fueron pertenencias de otras personas. Comienza a reemplazarlos con nuevas cosas que a ti te gustan. Si es algo útil y te da felicidad, encuentra una manera de cambiarlo a tu gusto, por ejemplo, píntalo o re-tapízalo (si se trata de algún muebles que has heredado).

 

El patrón de desorden# 4: Las cosas pequeñas

Significado: Si llenas tu vida con cosas minúsculas, chucherías baratas, accesorios de vestir y otros artículos pequeños, puede que no dejes espacio en tu vida para las cosas más grandes que pueden ayudar a conseguir la verdadera felicidad. ¿Acaso no sientes que vales más?  Gastar dinero en muchas cosas pequeñas, no estás permitiendo a ahorrar para las cosas grandes que realmente pueden mejorar tu calidad de vida, tales como una casa más agradable, unas vacaciones o, aún más importante, invertir en tu educación para conseguir un trabajo mejor o ahorrar para la jubilación para crear tranquilidad y seguridad financiera.

¿Que hacer? Esto puede ser difícil, ya que los artículos pequeños crean una gran cantidad de desorden, pero también pueden hacerte feliz o servir un propósito. Mira tus colecciones y mantén los elementos que realmente disfrutas, que se mezclan con la decoración de tu casa y que dan felicidad. Agrúpalos y crea un espacio especial en tu casa para estos objetos pequeños. Lo demás, lo que no tenga un lugar, deshazte de ellos.

Lo más importante será hacer un compromiso para dejar de gastar dinero en cosas pequeñas. Pon al menos 10 por ciento de tus ingresos en una cuenta de ahorros para adquirir el hábito de ahorrar dinero y vuelve a evaluar tu plan de ahorro cada vez que sea necesario. Decide sobre una o dos compras importantes que te gustaría tener y mejorarían tu vida significantemente, y fíjate una meta para ahorrar para ellas.

desorden-1

El patrón de desorden # 5: Los artículos que son demasiado grandes para tu hogar

Lo que significa: Si has heredado o comprado artículos que no se ajustan a tu casa, podría significar que tus sueños, en este momento, son más grandes que tu realidad. Mientras que está bien “pensar en grande”, también es importante vivir en el ahora y crear la mejor experiencia posible en tu vida en este momento, con lo que tienes. Hay que dejar que la energía fluya y si un objeto es demasiado grande puede simbolizar un “atasco” importante.  Trata de crear en tu hogar una mejor experiencia con objetos que se acoplen a su tamaño.  Tu vida puede fluir mejor, con sólo unos pocos elementos que puedes utilizar y disfrutar.

Mira cuidadosamente a las cosas que ocupan espacio en tu casa o apartamento. ¿Te dicen algo acerca de tus prioridades? ¿Es así dónde quieres que estén las cosas importantes?

¿Que hacer? Deshazte de los muebles u otros artículos que no parecen encajar en tu casa o apartamento. Véndelos o dónalos a una tienda de segunda mano.  Y en un futuro, para romper este patrón, mide primero antes de hacer una compra. El hecho de que ves un mueble en un espacio y te gusta, no quiere decir que “encajará” en tu hogar. Asegúrate de que hay espacio para que el aire y la energía fluyan en una habitación.

Por ejemplo, una mesa de comedor, idealmente, debe tener suficiente espacio para que la gente pueda caminar completamente a su alrededor. Y una cama debe tener vías en ambos lados, no ser empujado contra una pared. Una piscina debe existir para el disfrute y reunión de la familia, no para representar una carga o estar siempre sucia.

RESUMEN

El desorden exterior simboliza lo que vives internamente pero que no te atreves a corregir.  La energía no puede fluir en tu vida de la manera correcta si hay algo que le impide circular libremente.

Evalúa que es lo que te detiene, revisa las cosas que tienen algún simbolismo y comienza a decirles adiós. El desapego de las cosas materiales poco a poco te ayudará a desprenderte también de situaciones o de relaciones que ya no quieres (y no necesitas) más en tu vida.

Piensa y hazte las siguientes preguntas:

¿Acaso no sientes que eres digno de algo mejor?

¿Te sientes culpable de deshacerte de regalos que te dio la gente?

¿Esperas que este desorden (por ejemplo, el equipo de ejercicio sin usar) te motivará a hacer un cambio, pero en realidad lo único que hace es crear culpabilidad y añadir presión a tu vida?

¿Tienes que rodearte de objetos que te hacen sentir rico, a pesar de que el desorden podría estar bloqueando las oportunidades que podrían ayudarte a crear riqueza real?

Si alguna de estas preguntas movió algo en ti, es buena señal. Recuerda que el primer paso siempre es admitir que tenemos un problema, paso siguiente, comenzar a resolverlo.

Mira a tu alrededor. ¿Qué dice el desorden sobre ti? ¿Qué tipo de patrones de desorden siguen llegando a tu vida? Algunas personas experimentan más de uno de estos patrones. ¿Cómo puedes cambiar tu vida hoy por eliminar el desorden de tu casa o apartamento?

A veces, es necesario verte desde fuera para ver realmente lo que el desorden, le está haciendo a tu vida, y cómo refleja tus emociones, la situación y la autoestima.

Y AHORA… A LIMPIAR Y A ORDENAR POR DENTRO Y POR FUERA!

VE EL VIDEO AQUI: ¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti:

01 Jun

Como estar positiva durante un tratamiento de fertilidad

Portrait of a beautiful woman doing breath exercises with an autumn unfocused background
Esta es la pregunta #1 en mi correo electrónico, en mi consulta privada y aún en conversaciones informales, todas nos preguntamos: ¿Cómo puedo estar positiva ante algo tan incierto?

Lo que la mayoría de las mujeres que atraviesan por un tratamiento de fertilidad siente, es que es casi imposible sentirse tranquila y en paz cuando una avalancha de emociones y de hormonas está delante de nosotras.

Los sentimientos que predominan son: incertidumbre, miedo, inseguridad, enojo, tristeza, envidia…  A muchas nos pasa que despertamos en medio de la noche tratando de vislumbrar el futuro, tratando de imaginarnos el mejor y también el peor de los escenarios. Nos desespera que el tiempo pase tan lento. Muchas veces nos “clavamos” tanto en todo lo negativo, que nos cuesta trabajo salir de ahí. Al final, cuando el sueño nos vence, es porque pensamos  que tenemos poco o ningún control sobre lo que sucederá y nos sentimos rendidas, derrotadas.

Entonces nos preguntamos ¿Cómo puedo liberarme de tantos y tantos pensamientos negativos? ¿Cómo puedo cortar esa cadena de ideas, sentimientos y emociones que se convierten en una gran bola de nieve y que solo hacen que me sienta peor cada vez? Y es que con el paso de los días, acabamos creyendo que todo lo malo ¡en realidad va a suceder!

Lo que necesitamos hacer URGENTEMENTE es decirle a nuestro cerebro: ¡DETENTE! ¡ALTO! ¡PARA! ¡Todo esto NO TE SIRVE!

¿Paso siguiente?

Además de aprender a detener estos pensamientos, es importante comenzar a practicar algo que se llama “autoanalisis”.  Aprender a hacerlo no es otra cosa más que reconocer que me estoy yendo en picada y recuperar el control, analizar la situación y darme cuenta que puedo mejorarla.

*Recuerda que la paz interior y el optimismo existen dentro de ti, entonces lo único que debes hacer es RECUPERARLOS.*

A continuación, una serie de pasos sencillos para estar más positivas:

1. Reconoce y define exactamente a que le tienes miedo. ¿Sabes con precisión que es lo que te causa tanto miedo? ¿Acaso temes a lo desconocido, a tus probabilidades de fallar, a lo que dirán los demás?  Algo que va a ayudarte mucho a identificarlo claramente es ESCRIBIRLO.  Ve a la raíz de tus miedos y escúchate.  Enfrentar tu miedo no siempre es fácil pero date cuenta que es el inicio de un proceso que te dará tranquilidad.

2. Trata de pensar en el peor de los escenarios. Piensa por un momento: si eso a lo que le tienes tanto miedo llega a suceder… ¿qué pasaría? A veces, pensar o imaginar que realmente sucede, ¡puede ser muy liberador!  Tomate el tiempo necesario para hacerte una imagen mental de todo lo que puede suceder, como se verá, que conversaciones tendrás contigo misma y con los demás, como vivirás, como actuarás, etc.  y  como, a pesar de todo esto: ¡vas a estar bien!

OJO-à no se trata de aceptar pasivamente que algo malo sucederá, (ni que renuncies a tus sueños) se trata de tomar la situación en tus manos y darle a ese “miedo” una forma, un color, una cara, de tal manera que puedas enfrentarlo mejor… y liberarte.  Porque una vez que lo dejas a un lado, puedes re-enfocarte en tu vida,  y como ya estás liberada del miedo, actúas con libertad y de una manera más positiva.

3. Agradece. La sensación de bienestar es instantánea… ¡Te lo aseguro! Si comienzas el
día agradeciendo por todo lo que tienes y también por todo lo malo que NO tienes, se dibujará en tu cara inmediatamente una gran sonrisa. Agradece por todas las personas y cosas que te han permitido estar aquí y ahora cumpliendo tus objetivos.  También puedes agradecer por todo lo que tienes y que te hace especial y diferente a los demás.  El agradecimiento tiene ese poder sanador que abre tu corazón a todo lo bueno que la vida tiene que darte. Tal vez no suceda instantáneamente pero agradecer hace que te enfoques en tus bendiciones y como dicen que “todo en lo que pones tu atención tiende a crecer” pues entonces comienzas a atraer solo cosas buenas y a hacer crecer las que ya tienes.

4. Comparte con un ser querido. Buscar y encontrar a esa persona que sea tu soporte emocional durante el proceso, se convertirá en una verdadera bendición.  Muchas veces, por tenerlo cerca físicamente, nuestra pareja se convierte en esta persona, pero sirve de mucho equilibrar la carga emocional y encontrar a una buena amiga o a un pariente amoroso que también asuma este papel.

5. Medita. Respira. Enfócate en el momento presente. ¡Qué difícil es simplemente DETENERNOS a disfrutar el momento! ¿Qué pasaría si diariamente te esforzaras por tener 10 minutos de paz, tranquilidad y silencio interno?  Puedes lograrlo escuchando una melodía relajante, poniendo atención a tu respiración, ordenando tus pensamientos y dándote ánimos a ti misma… Se trata de sentir cada momento como nunca antes lo has hecho.  OJO: NO trates de detener tus pensamientos, solo trata de ordenarlos y cuando aparezca toda esa maraña de ideas negativas puedes decirte a ti misma: “no me sirve pensar así, en su lugar elijo conscientemente pensar de manera positiva.”

Recuerda: NADIE MÁS LO HARÁ POR TI.

La luz que te guía y que te reconforta viene desde dentro. Solo es cuestión de poner en práctica todo lo que te ayude a lograr tus metas.

Si sigues haciendo las mismas cosas, obtendrás los mismos resultados. Si DE VERDAD deseas lograr algo diferente… ¡CAMBIA!

15 May

Identificando clara y brevemente: que es la Depresión?

Conócete y Ayúdate

Cuando algo duele o molesta físicamente casi siempre somos capaces de identificar que parte del cuerpo es o porque tenemos esa molestia.  Esto reduce bastante la preocupación por el tema y nos lleva a la acción. Por ejemplo “tengo un ardor tremendo en el estómago… claro! la comida del restaurante que fuimos estaba muy condimentada, voy a tomarme un sal de uvas y creo que estaré bien!” Lejos de volverse un tema central en nuestro día, se convierte en un tema resuelto rápidamente.

Los síntomas o malestares que tienen que ver con la salud mental a veces los pasamos por alto y se convierten en un cuento de nunca acabar. Hoy te propongo que los tratemos igual que los malestares físicos, que aprendas a enfrentarlos, resolverlos y sacarlos pronto de tu vida. Te aseguro que esto se traduce en un gran alivio.evitar

La depresión, por ejemplo, es un tema recurrente en mi consulta. A veces, tanto en hombres como en niños pequeños es especialmente difícil identificarla porque no suelen expresar abiertamente sus sentimientos y entonces aparece disfrazada de otras maneras (casi siempre mediante síntomas físicos).

Lo que es necesario apuntar antes de seguir es que la depresión necesita de todos los cuidados, toda la compasión, conocimiento y sobre todo entendimiento para poder enfrentarla.  Pero sobre todo reconocer que se trata de un padecimiento que necesita tratamiento inmediato. A veces las personas que la padecen… no pueden solas!

Hay tres aspectos fundamentales de la depresión:

1) La depresión es un asunto emocional.– No se trata de un actitud o de un fluctuante estado de animo. La depresión es una respuesta emocional a un estimulo interno (diálogo interno negativo, percepciones distorsionadas, etc.) y también a estímulos externos como los acontecimientos diarios, circunstancias, gente que nos rodea, relaciones de todo tipo, situación laboral, etc.  Es un estado mental que afecta otras esferas de la vida de la persona.

hold you back

2) La depresión tiene un efecto físiológico importante.- Podemos decir que afecta tanto la parte emocional que alcanza a corroer el cuerpo físico. Es una alarma importante y tangible! Ejemplo: si nuestra mejor amiga esta divorciándose, es muy probable que comience a experimentar dolores de cabeza, de estómago, de espalda (según sea el caso) y esto afecte su calidad de vida.  Si nosotros o un ser querido esta siendo afectado físicamente por su estado de ánimo deprimido, es hora de buscar ayuda.

3) La depresión afecta la autoestima y el autoconcepto.- La manera como una persona se ve a si misma se ve afectada enormemente por la depresión. La eficacia que cada uno cree que posee para sus labores cotidianas puede verse distorsionada si se está atravesando un periodo de depresión. A veces uno no entiende como una persona hermosa puede sentirse fea, o una con grandes habilidades en ocasiones actúa como si no las tuviera.

En resumen: estar deprimido puede significar tener puestos unos grandes lentes obscuros y ver la realidad de color gris. Esto a la larga, afecta tremendamente al individuo al grado de robarle el entusiasmo por la vida, quitarle la capacidad de comprometerse con sus tareas cotidianas e incluso puede sentirse fuera de este mundo, ajeno a todos y a todo.

Si tu o un ser querido sospechan que pueden padecer depresión, ¡no lo dudes! toma acción y traten juntos de recuperar cuanto antes su capacidad de estar aquí y ahora, felices y satisfechos con su vida.

¡Ánimo!Happy Woman

05 Mar

Evita sentirte frustrada ante tu tratamiento de fertilidad!

pareja infertilidadCOMO AFECTA EL ESTRÉS A LA FERTILIDAD

Es un hecho que la infertilidad genera estrés y el exceso de estrés no ayuda a concebir.  Los especialistas de la salud mental también notamos que un paciente estresado es más propenso a dejar la terapia, entonces estamos ante un círculo vicioso.

¿Qué hacer?

Lo primero es saber que NO ESTAS SOLA, la mayoría de las mujeres que atraviesan por un periodo de infertilidad tienden a estar muy ansiosas,  deprimidas o ambas cosas.

La infertilidad genera un estado anímico donde una cosa lleva a la otra: al sentirme infértil, me angustio, me deprimo, y esto provoca que mi cuerpo genere menos sustancias que ayudan a concebir y genere más sustancias que bloquean mi capacidad natural de embarazarme.

Cada ciclo, para muchas mujeres implica nervios, ansiedad, tristeza, es más, muchas ya hasta se ven teniendo la menstruación incluso antes de  que llegue, porque “tienen poca fe y esperanzas”.

Por eso hay tantos artículos, tantas frases, tantas afirmaciones para contrarrestar estos sentimientos. Sabemos lo que estas emociones son capaces de lograr.

Y es por eso que casi todos los especialistas en salud mental para la fertilidad aconsejamos que cada intervención, cada tratamiento para quedar embarazada vaya acompañado de alguno de estas alternativas mente-cuerpo:

  • Yoga
  • Terapia psicológica
  • Ejercicio
  • Acupuntura
  • Actividades en pareja
  • MeditaciónYoGa

Estas opciones tienden a disminuir drásticamente la tensión, la ansiedad e incluso la depresión que acompaña a los tratamientos de infertilidad.

Si nuestro cuerpo está demasiado estresado, generalmente toda nuestra energía está concentrada en disminuir esta tensión… y no en concebir un bebé sano.  Las hormonas, uno de los principales ingredientes para lograr este objetivo, pueden estar demasiado ocupadas tratando de nivelarse en lugar de estar mandando la señales correctas para generar un ovulo sano o en preparar adecuadamente el endometrio para albergar un embrión.

 

COMO EVITAR SENTIRME FRUSTRADA POR MI DIAGNOSTICO DE INFERTILIDAD

Pregunta: “Hemos estado tratando por meses quedar embarazados, sin ningún resultado… y es bastante frustrante. ¿Cómo hacer para mantener una actitud positiva?

Hay que decirlo: Es difícil no obsesionarse. Es difícil no sentirse así cuando vemos llegar la menstruación mes tras mes.

negociarLo principal es reconocer que necesitas ayuda extra. No basta con contarle a tus amigas, a tus hermanas, o a alguien de confianza, siempre es necesario tomar algunas sesiones de terapia psicológica para varios objetivos: desahogarte, analizar la situación y encontrar maneras sanas de sobre llevar este camino. Recuerda que la infertilidad siempre va acompañada de bloqueos emocionales que generalmente han sido adquiridos a lo largo de la vida. Recuerda que el autoconocimiento siempre será tu mejor arma.

Y finalmente debes tratar de visualizarte y reconocer que la voluntad mueve montañas. Un poco de fe en ti misma puede producir milagros. Nunca menosprecies tu capacidad de hacer que las cosas sucedan.

Cada paso hacia tu meta, tal vez en este momento no lo veas, pero al final sabrás que valió la pena.

Porque sabes que SI va a suceder.

¡Ánimo!

04 Feb

Te preocupa algo? Enfréntalo!

miedoCada día surgen nuevas preocupaciones, pendientes que cumplir, situaciones que a veces nos dejan “idos” pensando como resolverlas.  O peor aún, sin dormir.
Ante los retos que nos presenta la infertilidad, es imposible no sentirse sobrepasado por todo lo que esto implica: tratamientos, test de embarazo, preguntas y sobre todo… pensamientos.

NO NOS DEJAN EN PAZ, cierto?  La infertilidad nos envuelve en periodos de incertidumbre que muchas veces parecen no tener fin y que intervienen con nuestra vida diaria.

¿Has sentido alguna vez que esta situación te lleva en “piloto automatico” en lugar de que tu seas capaz de controlarla?

Muchas personas me escriben y me preguntan: “Pamela, como hago para estar positiva?”  Mi respuesta? Es muy importante que TOMEMOS LAS RIENDAS del asunto, queridas mujeres, queridos hombres.

A continuación, algunos puntos importantes que nos ayudarán a sentirnos positivos ante situaciones impredecibles:

RECONOCE Y DEFINE EXACTAMENTE CUAL ES TU TEMOR, CUAL ES TU MIEDO PRINCIPAL.miedo2
Muy pocas veces nos detenemos y pensamos ¿a que le tengo tanto miedo? simple y sencillamente nos dejamos envolver por la sensación y nunca nos entretenemos en mirarla a los ojos y definirla. Es cierto, a veces le tememos a lo desconocido, pero incluso esto tiene forma, sonido, color o incluso la cara de alguien. Si puedes, escribelo. Se trata de que te escuches a ti misma.

TRATA DE IDENTIFICAR EL PEOR ESCENARIO POSIBLE.
A veces, tratar de imaginar tu vida ante el peor escenario posible puede ser muy liberador. ¿Como actuarías, que sentirías, que harías? Una vez que identificas tu reacción, tu mente actúa “como si” ya hubiera sucedido esto tan terrible que imaginaste y simplemente, lo deja pasar.

COMPARTE CON UNA PERSONA DE TU CONFIANZA.
Siempre sucede, en serio. Cuando le cuentas a alguien mas lo que tanto te preocupa, esa persona te ayuda a ver OTRO escenario, es decir, te da su punto de vista y generalmente amplia tu visión y por ende, te ayuda a vislumbrar soluciones. Está de más decir que debes escoger bien a quien vas a contarle, pero una vez que estás con la persona correcta, solo cosas buenas puedes obtener.

MEDITA. RESPIRA. ENFOCATE EN EL PRESENTE.

A veces es difícil. Pero una vez que tomas el primer respiro, todo toma otro rumbo. Respirar significa DETENERSE. STOP. PAUSA. Puedes ocupar este momento para agradecer por todo lo que SI TIENES, puedes pensar al 100% en el momento presente: donde estás, con quien estás, como se siente tu cuerpo… La idea es dejar -de una vez por todas- de pensar tanto en el futuro (o en el pasado, según sea el caso) ya que muchas veces la razón de nuestras preocupaciones está en pensar demasiado en ¿que pasará? o también en ¿porque me pasó esto? y desperdiciamos gran cantidad de energía que bien puede usarse en enfocarte en lo que tienes AHORA.

paz interiorTodo lo que necesitas es un poco de voluntad. Un poco de ese ingrediente mágico llamado “ME MEREZCO ESTAR TRANQUILA”.

Una vez que descubres que ERES TU la que lleva las riendas de tu vida, todo empieza a fluir porque TU ASÍ lo has decides cada día.

Hasta pronto,

 

19 Dic

Como mantener la calma en esas 2 semanas de espera

Yo puedo
Listo.

Ha concluido el tratamiento.

Ya quedaron atrás días enteros de inyecciones, análisis de sangre, visitas al médico.

Ahora, a esperar… pero… ¡A quien no se le han hecho eternos estos días de espera! Realmente no hay una receta para sobrellevarlo, pero si quiero compartir contigo algunos consejos de cómo hacerlos más llevaderos y ligeros.

Trata de pensar positivamente
Casi todas nos torturamos pensando lo peor. Pero la realidad es que esto ¡NO nos hace NINGÚN bien! También tendemos a pensar “es ahora o nunca” cuando la realidad es que nada en esta vida es permanente. Es un hecho que deseas este embarazo como nada en el mundo, pero trata de pensar que si no lo logras, de ninguna manera es el final. La mejor manera de pensar positivamente es recordarte con frecuencia que ¡siempre habrá otra oportunidad!

Acepta que lo hecho, hecho está.
Trata de no poner en manos de la “suerte” o de “la voluntad de Dios” el resultado de este intento por quedar embarazada, ya que esto solo genera más ansiedad a la que de por sí ya traes encima. Científicamente, lo que ha hecho tu medico, está hecho ya. Si bien es cierto que hay muchas maneras de “ayudar” a tu cuerpo a retener ese embrión y a que se desarrolle hasta el final, el resultado positivo de una prueba no puede ser cambiado “mágicamente”. Si estás embarazada, lo estás. Si no, no lo estás. Así de sencillo. Aceptar este hecho puede traer mucha paz a tu mente para seguir adelante y aceptar lo que venga.

Trata de detener esos pensamientos obsesivos
Es cierto. A veces lo pensamientos se vienen en avalancha y no hay quien los detenga. Basta con un detonador (ver a una mujer embarazada o un bebé en la televisión) y comienza todo. Trata de darte cuenta y detén el proceso. Di “ALTO” y trata de pasar a otra cosa. No permitas que todo en tu vida gire alrededor de: “embarazo, concepción, ovulos, maternidad, etc.”. Respira hondo y ten a la mano algo con que distraerte. El hecho de que no hables de ello no va a quitarte de la cabeza este tema, pero por lo menos ya no será una pesada obsesión ni una carga más que llevar a cuestas. Aprende a manipular positivamente lo que pones y quitas de tu cabeza, para tu propio bien.

Mantente ocupada
Una vez que tengas algo en que ocuparte, enfócate en ello. Con todos tus sentidos. La única manera de distraer tus pensamientos es ocuparlos en otra cosa. No hay más. Claro que no tiene por qué ser algo aburrido, al contrario, si distraerte significa ir al salón de belleza a hacerte un manicure, ¡adelante! ¿Tienes ganas de ir de compras? Atiéndete. ¿Buscar a tus amigas y tener una “ladies night”? Adelante. Aprovecha la ocasión para consentirte. Piensa: “ya he hecho lo suficiente ahora me toca un poco de diversión, madre naturaleza: ¡dejo todo en tus manos!”

Pide apoyo de tu pareja
Se necesitan DOS para hacer un bebé, ¿cierto?. No solo en la parte biológica, sino también en la parte emocional. No excluyas a tu pareja del proceso. Tanto para comentar los temores o miedos que puedan tener, como para distraerse y recrearse mientras llega el día de conocer el resultado. Están juntos en esto, recuérdalo. Ambos han invertido tiempo, dinero y esfuerzo en intentarlo, aunque la presión y las emociones se manifiesten de diferente manera, inclúyelo en todo el proceso, distribuye la carga emocional entre dos y todo será más sencillo. Y seguro los une más.

Y finalmente, trata de reconocer el esfuerzo que has hecho por lograr tu sueño, ¡una palmadita en el hombro siempre es bien recibida! ¡Te lo mereces!

11 Dic

Cuando todo mundo está embarazado… menos tú

jardininteriorregar

Tal parece que cuando tomas la decisión de buscar un bebe, todo mundo alrededor comienza a dar la noticia de que ya está embarazada y comienzas a ver bebés por todos lados… ¿es este tu caso?
Sabemos cómo te sientes, por eso hemos hecho una lista de cosas que pueden ayudarte a lidiar con esta situación.

1.- Trata de no sentir LASTIMA por ti misma. Y si este sentimiento te invade, no dejes que te sobrepase. Dedica cierto tiempo a la semana para sentirte triste, para llorar, para enojarte, escribir en tú diario, rezar, etc. y pon un ALTO. Trata de hacer lo mismo una y otra vez, como una especie de rutina, hasta que logres embarazarte. Este tipo de ejercicios es una manera de “darte permiso” para sentir toda clase de sentimientos que acompañan a estos momentos tan difíciles pero poniendo ciertos límites. A esto se le llama: autocontrol.

2.-Trata en la medida de lo posible de NO COMPARARTE. Embarazarte no debería ser una competencia, sino un proceso individual e íntimo. En realidad, nunca sabemos cómo es o como ha sido el proceso de las demás personas, ni tampoco conocemos realmente su historia personal. Dejar de compararte te ayudará también a sentirte más positiva durante el proceso.

3.-IGNORA los comentarios dolorosos. Es muy importante que durante este tiempo seas asertiva y aprendas a comunicar tus sentimientos. Cuando alguien comience a hablar de cómo “fulana de tal se embarazó muy fácilmente” cambia el tema, dile a esa persona que esto no te ayuda en nada y aún mejor coméntale como te sientes. Si nunca le haces saber a esa persona o personas lo que te lastima, ellas seguirán haciendo lo mismo una y otra vez, pues piensan que te están ayudando con estos comentarios.

4.-Si no quieres ir a ese BABY SHOWER… ¡no vayas! No te sientas culpable, ni mala persona por no ir. Si en el fondo sientes que te hará más mal que bien, simplemente dilo y envía un regalo en su lugar. Siempre es peor que estando enfrente de todas esas mujeres de pronto rompas a llorar, a simplemente declinar la invitación. Entre tu bienestar y el de otros… elige siempre el tuyo.

5.-¿Siempre están HABLANDO de bebés? Esto puede volvernos locas. Comunica a tus amigas que deseas también hablar de otros temas o mejor aún trata de pensar en 4 o 5 temas de conversación para desviar la plática. Al final, se trata de que todas lo pasen bien cuando están juntas, ¿cierto?

6.-Crea un GRUPO de apoyo. A veces sentimos que somos las únicas mujeres en el mundo tratando de embarazarnos o que somos las únicas que todavía no somos madres. Te sorprenderá saber que hay muchísimas mujeres como tú, atravesando la misma situación (o a veces peores). Unirte a un grupo de mujeres similares a ti te ayudará a sentirte comprendida, a elevar tus niveles de optimismo y a no sentirte sola. Trata de que no sea solo un grupo donde todas se quejan o quieren un hombro para llorar, sino un grupo donde fluyan las ideas, los consejos, las platicas animadas y positivas, un grupo donde se hable de las diferentes técnicas de reproducción asistida e incluso que conozcan varios especialistas. Hablar el mismo idioma es algo invaluable.

7.-Y finalmente puedes pensar: antes de quedar embarazada puedo HACER todo aquello que tengo ganas desde hace mucho tiempo!! Recuerda que una vez que nazca tu hijo, ya no tendrás tiempo ni ganas de hacer otras cosas que no sea atenderlo y estar con él. Así que da rienda suelta a todos esos proyectos que tienes pendientes: tomar unas vacaciones, subirte a un crucero, aprender un nuevo idioma, aprender a cocinar, salir de fiesta y todo lo que tengas en mente y que una vez embarazada ya no te recrimines por no haberlo hecho. ¡Ahora es cuando!

Y recuerda: estás haciendo lo mejor que puedes. Algún día dirás: “FUE DIFICIL… PERO LO LOGRE!!”

22 Ago

Dejar ir

Una de las principales fuentes de sufrimiento es el apego. Está apegado a algo o a alguien es el boleto de entrada a etapas donde la ansiedad juega un papel importante.

No es fácil dejar ir. Habiendo estado en nuestra cabeza o en nuestro mundo, hemos sido huéspedes de esa persona o cosa por demasiado tiempo.

Tal vez estés llorando la pérdida de algún ser querido, la separación de alguien amado o la perdida de tu estatus social, todo tiene que ver con cerrar capítulos y dejar ir.

Lo que más duele es la costumbre que hay de por medio. El hecho de repetir una conducta, nos hace pensar que es parte de nosotros, pero la realidad es que la vida siempre está cambiando.

Te dejo algunos consejos sobre cómo, al menos, comenzar este proceso. No siempre es fácil, pero saber que estás dando el primer paso, siempre es reconfortante.

1.- Vive del presente
Una de las causas de la depresión es vivir demasiado tiempo en el pasado, porque generalmente nos trae culpa y dolor al presente. “si yo hubiera…” es una de las frases que mayor tristeza producen en una persona. Como nos enseña Louise L. Hay “el punto de poder está en el momento presente”. El presente es lo que TIENES hoy y la gratitud por ello puede mejorar considerablemente tu estado de ánimo.

2. Confía en tu proceso.
Las frutas solo caen del árbol cuando están lo suficientemente maduras. NO antes, NO después. Confía siempre en que es el momento correcto. Cada proceso que vivimos saca lo mejor de nosotros, nos deja lecciones y nos hace más fuertes. No esperes demasiado para concretar tu proceso. A veces el simple hecho de considerarlo es ya, un gran paso adelante para lograrlo.

3. No temas dar pasos atrás.
Cuando estamos inmersos en un proceso, siempre será menos amenazante saber que en algún momento, podemos fallar y volver algunos pasos atrás. No esperes resultados rápidos y permítete de vez en cuando voltear al punto de partida. Celebra cada paso adelante, y no temas a la sensación de querer dar marcha atrás. Reconoce tu humanidad, con errores y aciertos.

4. Deja a un lado la necesidad de controlarlo todo.
Uno de los mayores bloqueos para dejar ir, es hacer a un lado nuestra necesidad de control. Las cosas no siempre están en nuestras manos, estamos rodeados de objetos y personas con voluntad propia, con necesidades que desconocemos y con pensamientos que ignoramos. Siempre estamos deseando saber que pasará o siempre estamos deseando que pase lo que nosotros queremos! Confía en que pase lo que pase, siempre es lo mejor para ti. Y confía en que Dios siempre te pondrá en el camino correcto.

5. Crea espacio para lo nuevo.
Si no haces limpieza en tu closet, es imposible que puedas hacer lugar para cosas nuevas. Si adviertes que hace mucho tiempo tienes una situación dando vueltas en tu cabeza, es momento para dejarla ir y permitir que entren otras nuevas. Has a un lado esa vida que tanto has planeado y que inicie ya la vida que te está esperando!

6. Deja a un lado el dolor, de una vez por todas.
Es cierto, vivir con dolor puede convertirse en una costumbre. Pero la realidad es, que el estado natural de una persona es sentirse bien. Si sientes que has hecho del dolor un estado natural, puedes probar a irlo dejando a una lado poco a poco. Roma no se hizo en un día, pero cada día se puso una piedra más hasta hacerla el impero más importante de la historia antigua. Sustituye cada día un poco más el malestar con el bienestar, pues es tu derecho.

7. Tiene que ver con la realidad.
Enfócate en la situación real, más que en tus sentimientos. Muchas veces nos enfocamos más en cómo nos hubiera gustado que fueran las cosas, en lugar de ver lo que está justo delante de nuestros ojos. Todo aquello que debes dejar ir tiene una base solida en la realidad, lo quieras ver o no. Una relación toxica, la pérdida de un ser querido o la traición de tu mejor amigo son casi siempre acontecimientos reales que todos a tu alrededor pueden ver. Hazlo tu, ahora.