13 Jun

Como arruinar un momento romántico con tu pareja… cuando estas tratando de quedar embarazada

pareja en la camaOK. -dice tu pareja- estamos tratando de quedar embarazados…pero si sigues haciendo estas cosas, te advierto que el sexo entre nosotros… ¡perderá toda su esencia romántica!

1.-Preocuparte y hablar con demasiado detalle sobre “los fluidos corporales”.

Cuando estamos tratando de quedar embarazadas, descubrir que hay presencia de moco cervical puede ser ¡una gran alegría! Pero trata de no ser tan gráfica con tu esposo y en lugar de hacérselo saber cada vez, simplemente… ¡corre a sus brazos! Admitamoslo. Son hombres y son prácticos. ¿Realmente necesitamos hacerles saber la consistencia y la elasticidad de este fluido? ¿Realmente les importa cada detalle? Lo que importa es que ese momento íntimo tenga todos los componentes necesarios para que  AMBAS personas lo disfruten al máximo.

 2.-Dejando a la vista tus análisis de orina

Insistimos en que todo lo que tenga que ver con fluidos se deje fuera del alcance de tu pareja. Cuando se trata de tener relaciones sexuales satisfactorias, una muestra de orina no es precisamente en lo que está pensando él mientras se prepara para hacer el amor!

3.-Apurándole para que termine y eyacule rápido

Cuando estamos tratando de quedar embarazadas, es muy probable que comencemos a ver el sexo como una rutina más para lograrlo. No se vale que solamente una de las partes disfrute y la otra no. Esto agota mental y físicamente a ambos. Mi recomendación es sencilla: si ya estás en el proceso, por lo menos DISFRUTALO! Si por un momento puedes dejar a un lado la imagen de un bebe y recuperar la imagen de tu pareja en su momento más sexy, hazlo.  Enciende algunas velas aromáticas, pon música romántica, déjate hacer un masaje… cualquier cosa que pueda poner a AMBOS en el ambiente ideal, será una herramienta poderosa para lograr el tan anhelado embarazo y al mismo tiempo: ¡disfrutar!

4.-Pidiéndole que tengan relaciones sexuales solo cuando estás ovulando

¿Te suena familiar? Es típico que cuando deseamos embarazarnos solo queremos tener sexo en los días fértiles… y esto solo te desconecta mental y físicamente de tu pareja, además que agrega mucho más estrés cuando se supone que tener relaciones sexuales deberían eliminarlo!  Los demás días también son importantes por el simple hecho de que tu pareja quiere tener intimidad… Si deseas comprensión, es importante que también puedas ofrecerla

RECUERDA: En el camino de la fertilidad es importante aprender a pensar por nosotras mismas pero también a ser empáticas. Nos vamos a embarazar NO sólo nosotras, también nuestra pareja! Finalmente seremos una FAMILIA. Aprender desde ahora a tomar en cuenta a todos los miembros de ésta será una herramienta indispensable para lograr no sólo un embarazo, sino para conservar lo que hasta ahora hemos conseguido. pareja feliz

01 Jun

Como estar positiva durante un tratamiento de fertilidad

Portrait of a beautiful woman doing breath exercises with an autumn unfocused background
Esta es la pregunta #1 en mi correo electrónico, en mi consulta privada y aún en conversaciones informales, todas nos preguntamos: ¿Cómo puedo estar positiva ante algo tan incierto?

Lo que la mayoría de las mujeres que atraviesan por un tratamiento de fertilidad siente, es que es casi imposible sentirse tranquila y en paz cuando una avalancha de emociones y de hormonas está delante de nosotras.

Los sentimientos que predominan son: incertidumbre, miedo, inseguridad, enojo, tristeza, envidia…  A muchas nos pasa que despertamos en medio de la noche tratando de vislumbrar el futuro, tratando de imaginarnos el mejor y también el peor de los escenarios. Nos desespera que el tiempo pase tan lento. Muchas veces nos “clavamos” tanto en todo lo negativo, que nos cuesta trabajo salir de ahí. Al final, cuando el sueño nos vence, es porque pensamos  que tenemos poco o ningún control sobre lo que sucederá y nos sentimos rendidas, derrotadas.

Entonces nos preguntamos ¿Cómo puedo liberarme de tantos y tantos pensamientos negativos? ¿Cómo puedo cortar esa cadena de ideas, sentimientos y emociones que se convierten en una gran bola de nieve y que solo hacen que me sienta peor cada vez? Y es que con el paso de los días, acabamos creyendo que todo lo malo ¡en realidad va a suceder!

Lo que necesitamos hacer URGENTEMENTE es decirle a nuestro cerebro: ¡DETENTE! ¡ALTO! ¡PARA! ¡Todo esto NO TE SIRVE!

¿Paso siguiente?

Además de aprender a detener estos pensamientos, es importante comenzar a practicar algo que se llama “autoanalisis”.  Aprender a hacerlo no es otra cosa más que reconocer que me estoy yendo en picada y recuperar el control, analizar la situación y darme cuenta que puedo mejorarla.

*Recuerda que la paz interior y el optimismo existen dentro de ti, entonces lo único que debes hacer es RECUPERARLOS.*

A continuación, una serie de pasos sencillos para estar más positivas:

1. Reconoce y define exactamente a que le tienes miedo. ¿Sabes con precisión que es lo que te causa tanto miedo? ¿Acaso temes a lo desconocido, a tus probabilidades de fallar, a lo que dirán los demás?  Algo que va a ayudarte mucho a identificarlo claramente es ESCRIBIRLO.  Ve a la raíz de tus miedos y escúchate.  Enfrentar tu miedo no siempre es fácil pero date cuenta que es el inicio de un proceso que te dará tranquilidad.

2. Trata de pensar en el peor de los escenarios. Piensa por un momento: si eso a lo que le tienes tanto miedo llega a suceder… ¿qué pasaría? A veces, pensar o imaginar que realmente sucede, ¡puede ser muy liberador!  Tomate el tiempo necesario para hacerte una imagen mental de todo lo que puede suceder, como se verá, que conversaciones tendrás contigo misma y con los demás, como vivirás, como actuarás, etc.  y  como, a pesar de todo esto: ¡vas a estar bien!

OJO-à no se trata de aceptar pasivamente que algo malo sucederá, (ni que renuncies a tus sueños) se trata de tomar la situación en tus manos y darle a ese “miedo” una forma, un color, una cara, de tal manera que puedas enfrentarlo mejor… y liberarte.  Porque una vez que lo dejas a un lado, puedes re-enfocarte en tu vida,  y como ya estás liberada del miedo, actúas con libertad y de una manera más positiva.

3. Agradece. La sensación de bienestar es instantánea… ¡Te lo aseguro! Si comienzas el
día agradeciendo por todo lo que tienes y también por todo lo malo que NO tienes, se dibujará en tu cara inmediatamente una gran sonrisa. Agradece por todas las personas y cosas que te han permitido estar aquí y ahora cumpliendo tus objetivos.  También puedes agradecer por todo lo que tienes y que te hace especial y diferente a los demás.  El agradecimiento tiene ese poder sanador que abre tu corazón a todo lo bueno que la vida tiene que darte. Tal vez no suceda instantáneamente pero agradecer hace que te enfoques en tus bendiciones y como dicen que “todo en lo que pones tu atención tiende a crecer” pues entonces comienzas a atraer solo cosas buenas y a hacer crecer las que ya tienes.

4. Comparte con un ser querido. Buscar y encontrar a esa persona que sea tu soporte emocional durante el proceso, se convertirá en una verdadera bendición.  Muchas veces, por tenerlo cerca físicamente, nuestra pareja se convierte en esta persona, pero sirve de mucho equilibrar la carga emocional y encontrar a una buena amiga o a un pariente amoroso que también asuma este papel.

5. Medita. Respira. Enfócate en el momento presente. ¡Qué difícil es simplemente DETENERNOS a disfrutar el momento! ¿Qué pasaría si diariamente te esforzaras por tener 10 minutos de paz, tranquilidad y silencio interno?  Puedes lograrlo escuchando una melodía relajante, poniendo atención a tu respiración, ordenando tus pensamientos y dándote ánimos a ti misma… Se trata de sentir cada momento como nunca antes lo has hecho.  OJO: NO trates de detener tus pensamientos, solo trata de ordenarlos y cuando aparezca toda esa maraña de ideas negativas puedes decirte a ti misma: “no me sirve pensar así, en su lugar elijo conscientemente pensar de manera positiva.”

Recuerda: NADIE MÁS LO HARÁ POR TI.

La luz que te guía y que te reconforta viene desde dentro. Solo es cuestión de poner en práctica todo lo que te ayude a lograr tus metas.

Si sigues haciendo las mismas cosas, obtendrás los mismos resultados. Si DE VERDAD deseas lograr algo diferente… ¡CAMBIA!

15 May

Hablar de infertilidad es todavía un tabú?

reunion mujeresHablar de si ya vas a “encargar”, cuantos hijos vas a tener, como los van a llamar, a que escuela van a ir, etc. es algo que se escucha en casi cualquier plática de café entre amigas o familiares.  Pero cuando se trata de que no es, o no va a ser fácil embarazarte… comienza a ser difícil de hablar y de explicar (y de que otros te entiendan)…

¿Será por eso que hablar de infertilidad de pronto puede considerarse un tema tabú?

El hecho de que para muchas personas traer hijos al mundo fue casi tan natural como respirar convierte el tema de la infertilidad en algo “desconocido y difícil de aceptar”. Así, como todos los temas que no conocemos, se vuelve algo a lo que no deseamos acercarnos o profundizar.

El sentimiento de muchas parejas es que, todo mundo comparte sus noticias de “estoy embarazada” o “te invito a mi baby shower” etc., pero pocos son los que pueden sostener una plática donde se toca el tema “no hemos podido concebir”.

Mi sentir, muy particular, es que las personas sienten temor ante lo desconocido; también creo que muchos prefieren evadir temas donde se involucran sentimientos intensos y la mayoría de las personas huyen cuando “no saben que decir”.

Por eso es importante contar con un equipo de especialistas que te ayuden durante todo el proceso. Que importante es que confíes plenamente en tu ginecologo, que puedas hacerle las preguntas que desees y cuando lo desees, que tengas a la mano tu grupo de apoyo de mujeres que pasan lo mismo que tu y donde puedas desahogarte, gritar, llorar, renegar, enojarte cada vez que lo necesites. Que necesario que cuentes con terapias alternativas que te ayuden a nivelar tus niveles de estrés y de ansiedad (no siempre podemos solas!) como el yoga, la acupuntura, el reiki, el ejercicio, una adecuada alimentación, un hobbie o pasatiempo, etc.

Y por último, pero no menos importante, que sepas a quien involucrar en tu proceso. Cada quien conoce a los miembros de su familia, amigos y sabes con quien puedes contar incondicionalmente, reconoces perfecto a esa persona que sabe escucharte, que te ofrece su hombro para llorar o que simplemente sabes que está ahí siempre que la necesitas.

Tener a tu lado a las personas correctas, influirá directamente en la confianza que tengas durante tu proceso de ser madre. No te aísles, aprende a confiar en las personas y trata de no crear una muralla a tu alrededor. Pequeños pasos pero firmes son necesarios para andar este camino que nos ha tocado!

Ánimo!

05 Mar

Evita sentirte frustrada ante tu tratamiento de fertilidad!

pareja infertilidadCOMO AFECTA EL ESTRÉS A LA FERTILIDAD

Es un hecho que la infertilidad genera estrés y el exceso de estrés no ayuda a concebir.  Los especialistas de la salud mental también notamos que un paciente estresado es más propenso a dejar la terapia, entonces estamos ante un círculo vicioso.

¿Qué hacer?

Lo primero es saber que NO ESTAS SOLA, la mayoría de las mujeres que atraviesan por un periodo de infertilidad tienden a estar muy ansiosas,  deprimidas o ambas cosas.

La infertilidad genera un estado anímico donde una cosa lleva a la otra: al sentirme infértil, me angustio, me deprimo, y esto provoca que mi cuerpo genere menos sustancias que ayudan a concebir y genere más sustancias que bloquean mi capacidad natural de embarazarme.

Cada ciclo, para muchas mujeres implica nervios, ansiedad, tristeza, es más, muchas ya hasta se ven teniendo la menstruación incluso antes de  que llegue, porque “tienen poca fe y esperanzas”.

Por eso hay tantos artículos, tantas frases, tantas afirmaciones para contrarrestar estos sentimientos. Sabemos lo que estas emociones son capaces de lograr.

Y es por eso que casi todos los especialistas en salud mental para la fertilidad aconsejamos que cada intervención, cada tratamiento para quedar embarazada vaya acompañado de alguno de estas alternativas mente-cuerpo:

  • Yoga
  • Terapia psicológica
  • Ejercicio
  • Acupuntura
  • Actividades en pareja
  • MeditaciónYoGa

Estas opciones tienden a disminuir drásticamente la tensión, la ansiedad e incluso la depresión que acompaña a los tratamientos de infertilidad.

Si nuestro cuerpo está demasiado estresado, generalmente toda nuestra energía está concentrada en disminuir esta tensión… y no en concebir un bebé sano.  Las hormonas, uno de los principales ingredientes para lograr este objetivo, pueden estar demasiado ocupadas tratando de nivelarse en lugar de estar mandando la señales correctas para generar un ovulo sano o en preparar adecuadamente el endometrio para albergar un embrión.

 

COMO EVITAR SENTIRME FRUSTRADA POR MI DIAGNOSTICO DE INFERTILIDAD

Pregunta: “Hemos estado tratando por meses quedar embarazados, sin ningún resultado… y es bastante frustrante. ¿Cómo hacer para mantener una actitud positiva?

Hay que decirlo: Es difícil no obsesionarse. Es difícil no sentirse así cuando vemos llegar la menstruación mes tras mes.

negociarLo principal es reconocer que necesitas ayuda extra. No basta con contarle a tus amigas, a tus hermanas, o a alguien de confianza, siempre es necesario tomar algunas sesiones de terapia psicológica para varios objetivos: desahogarte, analizar la situación y encontrar maneras sanas de sobre llevar este camino. Recuerda que la infertilidad siempre va acompañada de bloqueos emocionales que generalmente han sido adquiridos a lo largo de la vida. Recuerda que el autoconocimiento siempre será tu mejor arma.

Y finalmente debes tratar de visualizarte y reconocer que la voluntad mueve montañas. Un poco de fe en ti misma puede producir milagros. Nunca menosprecies tu capacidad de hacer que las cosas sucedan.

Cada paso hacia tu meta, tal vez en este momento no lo veas, pero al final sabrás que valió la pena.

Porque sabes que SI va a suceder.

¡Ánimo!

19 Dic

Como mantener la calma en esas 2 semanas de espera

Yo puedo
Listo.

Ha concluido el tratamiento.

Ya quedaron atrás días enteros de inyecciones, análisis de sangre, visitas al médico.

Ahora, a esperar… pero… ¡A quien no se le han hecho eternos estos días de espera! Realmente no hay una receta para sobrellevarlo, pero si quiero compartir contigo algunos consejos de cómo hacerlos más llevaderos y ligeros.

Trata de pensar positivamente
Casi todas nos torturamos pensando lo peor. Pero la realidad es que esto ¡NO nos hace NINGÚN bien! También tendemos a pensar “es ahora o nunca” cuando la realidad es que nada en esta vida es permanente. Es un hecho que deseas este embarazo como nada en el mundo, pero trata de pensar que si no lo logras, de ninguna manera es el final. La mejor manera de pensar positivamente es recordarte con frecuencia que ¡siempre habrá otra oportunidad!

Acepta que lo hecho, hecho está.
Trata de no poner en manos de la “suerte” o de “la voluntad de Dios” el resultado de este intento por quedar embarazada, ya que esto solo genera más ansiedad a la que de por sí ya traes encima. Científicamente, lo que ha hecho tu medico, está hecho ya. Si bien es cierto que hay muchas maneras de “ayudar” a tu cuerpo a retener ese embrión y a que se desarrolle hasta el final, el resultado positivo de una prueba no puede ser cambiado “mágicamente”. Si estás embarazada, lo estás. Si no, no lo estás. Así de sencillo. Aceptar este hecho puede traer mucha paz a tu mente para seguir adelante y aceptar lo que venga.

Trata de detener esos pensamientos obsesivos
Es cierto. A veces lo pensamientos se vienen en avalancha y no hay quien los detenga. Basta con un detonador (ver a una mujer embarazada o un bebé en la televisión) y comienza todo. Trata de darte cuenta y detén el proceso. Di “ALTO” y trata de pasar a otra cosa. No permitas que todo en tu vida gire alrededor de: “embarazo, concepción, ovulos, maternidad, etc.”. Respira hondo y ten a la mano algo con que distraerte. El hecho de que no hables de ello no va a quitarte de la cabeza este tema, pero por lo menos ya no será una pesada obsesión ni una carga más que llevar a cuestas. Aprende a manipular positivamente lo que pones y quitas de tu cabeza, para tu propio bien.

Mantente ocupada
Una vez que tengas algo en que ocuparte, enfócate en ello. Con todos tus sentidos. La única manera de distraer tus pensamientos es ocuparlos en otra cosa. No hay más. Claro que no tiene por qué ser algo aburrido, al contrario, si distraerte significa ir al salón de belleza a hacerte un manicure, ¡adelante! ¿Tienes ganas de ir de compras? Atiéndete. ¿Buscar a tus amigas y tener una “ladies night”? Adelante. Aprovecha la ocasión para consentirte. Piensa: “ya he hecho lo suficiente ahora me toca un poco de diversión, madre naturaleza: ¡dejo todo en tus manos!”

Pide apoyo de tu pareja
Se necesitan DOS para hacer un bebé, ¿cierto?. No solo en la parte biológica, sino también en la parte emocional. No excluyas a tu pareja del proceso. Tanto para comentar los temores o miedos que puedan tener, como para distraerse y recrearse mientras llega el día de conocer el resultado. Están juntos en esto, recuérdalo. Ambos han invertido tiempo, dinero y esfuerzo en intentarlo, aunque la presión y las emociones se manifiesten de diferente manera, inclúyelo en todo el proceso, distribuye la carga emocional entre dos y todo será más sencillo. Y seguro los une más.

Y finalmente, trata de reconocer el esfuerzo que has hecho por lograr tu sueño, ¡una palmadita en el hombro siempre es bien recibida! ¡Te lo mereces!

11 Dic

Cuando todo mundo está embarazado… menos tú

jardininteriorregar

Tal parece que cuando tomas la decisión de buscar un bebe, todo mundo alrededor comienza a dar la noticia de que ya está embarazada y comienzas a ver bebés por todos lados… ¿es este tu caso?
Sabemos cómo te sientes, por eso hemos hecho una lista de cosas que pueden ayudarte a lidiar con esta situación.

1.- Trata de no sentir LASTIMA por ti misma. Y si este sentimiento te invade, no dejes que te sobrepase. Dedica cierto tiempo a la semana para sentirte triste, para llorar, para enojarte, escribir en tú diario, rezar, etc. y pon un ALTO. Trata de hacer lo mismo una y otra vez, como una especie de rutina, hasta que logres embarazarte. Este tipo de ejercicios es una manera de “darte permiso” para sentir toda clase de sentimientos que acompañan a estos momentos tan difíciles pero poniendo ciertos límites. A esto se le llama: autocontrol.

2.-Trata en la medida de lo posible de NO COMPARARTE. Embarazarte no debería ser una competencia, sino un proceso individual e íntimo. En realidad, nunca sabemos cómo es o como ha sido el proceso de las demás personas, ni tampoco conocemos realmente su historia personal. Dejar de compararte te ayudará también a sentirte más positiva durante el proceso.

3.-IGNORA los comentarios dolorosos. Es muy importante que durante este tiempo seas asertiva y aprendas a comunicar tus sentimientos. Cuando alguien comience a hablar de cómo “fulana de tal se embarazó muy fácilmente” cambia el tema, dile a esa persona que esto no te ayuda en nada y aún mejor coméntale como te sientes. Si nunca le haces saber a esa persona o personas lo que te lastima, ellas seguirán haciendo lo mismo una y otra vez, pues piensan que te están ayudando con estos comentarios.

4.-Si no quieres ir a ese BABY SHOWER… ¡no vayas! No te sientas culpable, ni mala persona por no ir. Si en el fondo sientes que te hará más mal que bien, simplemente dilo y envía un regalo en su lugar. Siempre es peor que estando enfrente de todas esas mujeres de pronto rompas a llorar, a simplemente declinar la invitación. Entre tu bienestar y el de otros… elige siempre el tuyo.

5.-¿Siempre están HABLANDO de bebés? Esto puede volvernos locas. Comunica a tus amigas que deseas también hablar de otros temas o mejor aún trata de pensar en 4 o 5 temas de conversación para desviar la plática. Al final, se trata de que todas lo pasen bien cuando están juntas, ¿cierto?

6.-Crea un GRUPO de apoyo. A veces sentimos que somos las únicas mujeres en el mundo tratando de embarazarnos o que somos las únicas que todavía no somos madres. Te sorprenderá saber que hay muchísimas mujeres como tú, atravesando la misma situación (o a veces peores). Unirte a un grupo de mujeres similares a ti te ayudará a sentirte comprendida, a elevar tus niveles de optimismo y a no sentirte sola. Trata de que no sea solo un grupo donde todas se quejan o quieren un hombro para llorar, sino un grupo donde fluyan las ideas, los consejos, las platicas animadas y positivas, un grupo donde se hable de las diferentes técnicas de reproducción asistida e incluso que conozcan varios especialistas. Hablar el mismo idioma es algo invaluable.

7.-Y finalmente puedes pensar: antes de quedar embarazada puedo HACER todo aquello que tengo ganas desde hace mucho tiempo!! Recuerda que una vez que nazca tu hijo, ya no tendrás tiempo ni ganas de hacer otras cosas que no sea atenderlo y estar con él. Así que da rienda suelta a todos esos proyectos que tienes pendientes: tomar unas vacaciones, subirte a un crucero, aprender un nuevo idioma, aprender a cocinar, salir de fiesta y todo lo que tengas en mente y que una vez embarazada ya no te recrimines por no haberlo hecho. ¡Ahora es cuando!

Y recuerda: estás haciendo lo mejor que puedes. Algún día dirás: “FUE DIFICIL… PERO LO LOGRE!!”

16 Nov

El lado emocional de la Fertilidad


El camino de la fertilidad es un gran reto para quien nos ha tocado andarlo.

Lo cierto es, que las mujeres que hemos andado este camino hemos activado muchos mecanismos que, de otra manera, no hubiéramos siquiera imaginado que éramos capaces de llevar a cabo.

Lo que para muchas personas es lo “normal”: casarte—>tener hijos para muchas de nosotras ha implicado una gran cuesta arriba, un sube y baja de emociones, una lucha diaria, pero sobre todo un “algo” que nos impide avanzar de manera natural por la vida.

Socialmente, el proyecto de vida implica muchos “debería”: estudiar, trabajar, casarse, tener un hijo, luego dos o tres, ser buena ama de casa, buena hija, hermana, amiga… pero cuando este proyecto se ve interrumpido porque uno de los ingredientes aún no llega, comienza la acción.

Las preguntas de la gente (que muchas veces suenan a obligación) el hecho de que a nuestro alrededor otras mujeres cercanas a nosotros lo estén logrando “fácilmente”, el reloj biológico que no deja de avanzar, la necesidad de amar, proteger y guiar a otro ser humano, representan enormes recordatorios diarios de que debemos lograrlo: TENER UN HIJO.

En mi camino personal debo decir que también he experimentado emociones de todo tipo. ¿Qué me dirían las monjas de mi colegio si supieran que he sentido envidia, celos, rabia e incluso que he renegado de Dios?

Tener un hijo, dicho por muchos especialistas es una necesidad casi instintiva, biológica y mayormente social. Mi cuerpo está listo, mi mente lo desea y al mismo tiempo quiero conocer ese espacio del corazón que todos dicen que solo un hijo hace posible que exista.

¿Pero sabes lo que nos duele a las mujeres que luchamos por nuestra fertilidad?

Nos duelen los baby Shower, los bautizos, pasar enfrente de un kínder, los pasillos del súper repletos de pañales y biberones, los comerciales de gerber, las preguntas “¿y tú para cuando?”, las películas, los post de facebook que anuncian un nuevo embarazo, las miles y miles de carriolas en los centros comerciales, incluso ver mis propias fotos cuando era bebé y mi madre me llevaba en brazos…

El Programa Integral de Fertilidad

Pero siempre hay una recompensa. Después de mucho leer, entrar en foros, preguntar a mi médico, etc. encontré lo que parecía ser la luz al final del túnel: un espacio para analizar mis bloqueos emocionales. Ese libro de Niravi Payne “Mente sana embarazo seguro” parecía que manos mágicas lo habían puesto frente a mí. ¡Y que hablaba de mi! Era impresionante leer casos de mujeres que podían ser yo o que en algún capitulo de sus vidas se parecían tanto a mi… No era casualidad. Estudiar, entender y aplicar en mí misma todo este cúmulo de conocimientos iba a convertirse en mi puerta de acceso a ese hijo que tanto anhelaba.

Me di cuenta como la educación que mi abuela había inculcado en mi madre y mi madre posteriormente en mí influía. Como los progresos sociales –como el hecho de incluir a las mujeres en la vida laboral- había sido determinante. Como la relación con mi madre y con mi padre me habían hecho ver el mundo de cierta manera. Pero sobre todo, los miedos: el miedo a las relaciones sexuales plenas, el miedo a no ser una buena madre, el miedo a no estar cien por ciento preparada, el miedo a la cuestión económica, el miedo a perder mi libertad, el miedo a tener que dejar de trabajar… tantos y tantos miedos que, sin saberlo, estaban condicionando a mi cuerpo a concebir un hijo.

Pero al final pienso ¡qué bueno que los descubrí! Qué bueno que finalmente algo o alguien hizo “toc toc” en mi cabeza y me obligó a voltear hacia dentro y decir “¡aquí estoy, soy tu bloqueo, elimíname!” A pesar de todos esos momentos de llanto (no siempre atraviesas este camino sin compadecerte un poco de ti misma) a pesar de esos momentos de rabia, de tristeza, el trabajo emocional finalmente logra en ti un estado de sosiego que de otra manera no eres capaz de lograr.

La paz interior.    Esa sensación de estar haciendo algo por tu sueño.

Eso es el Programa Integral de Fertilidad.

Te invito a conocerlo, y en el camino, a conocerte.

24 Oct

Químicos y demás sustancias que pueden estar afectando tu fertilidad natural

reach-shutterstock_59258254

Dicen que para obtener resultados diferentes es necesario hacer ALGO distinto.

Con este artículo pretendo que tú puedas detectar si lo que está reduciendo tus posibilidades de embarazo está en tu propio hogar.

¿Porque a veces sentimos que estamos poniendo todo de nuestra parte para concebir y ese tan esperado “positivo” no llega? Existen miles de sustancias a tu alrededor que, sin saberlo, están interfiriendo en tu búsqueda. Analiza –Y ELIMINA- de una vez por todas ¡todo aquello que te esté alejando de tu sueño de ser madre!

* EN TUS PAREDES
El etilenglicol es un solvente que se encuentra en ciertas pinturas a base de agua, barnices, thinner y desmanchadores que puede estar afectando seriamente tu ciclo menstrual o incluso ser un factor de riesgo para un aborto espontáneo. También puede estar afectando la calidad espermática de tu pareja.
¿QUE PUEDO HACER? Simplemente revisa la pintura que vas a utilizar para pintar tu casa: evita las que contengan etilenglicol.

* PASTA DE DIENTES

¿Sabías que el Fluor, en tiempos pasados, era utilizado para tratar el hipotiroidismo? El flúor tiene la capacidad de alterar la tiroides y puede ser que a muchas personas esta influencia no les afecte en su capacidad de concebir, pero ¿QUE HACER? Si tienes alguna duda respecto a este tema, convendría que te hicieras un análisis tiroideo para descartar o en su caso, atender este tema adecuadamente.

* EN TU CAMA
En muchos colchones, cojines y rellenos de alfombra se ha utilizado como material principal el llamado “retardador de llamas” y esto puede en algún momento ser benéfico para ti, PERO si estás tratando de embarazarte puede que no lo sea tanto. Los químicos utilizados en este material puede estarlos absorbiendo tu flujo sanguíneo y altos niveles de esta sustancia están ligados a daños en el esperma y a problemas para concebir.
¿QUE PUEDO HACER? A pesar de que en 2004 estos productos fueron prohibidos (revisa los componentes de tu colchón, almohadones o alfombras) cuando compres nuevos siempre fíjate que estén hechos de algodón orgánico y/o lana. Si en la etiqueta se lee “Cumple con la Ley TB117 del estado de California” EVITALOS ya que esta ley requería en su momento que se utilizaran estos retardadores.

* JABONES ANTIBACTERIALES
Los jabones antibacteriales pueden contener TRICLOSAN un químico que se ha ligado a problemas endocrinos que generalmente afectan las hormonas y por consiguiente tu sistema reproductivo. También afecta el conteo espermático.
¿QUE PUEDO HACER? Verifica que ingredientes contienen tus jabones, shampoos, jabón para trastes y pasta de dientes. Evita las que contengan triclosan. Para buscar opciones puedes entrar en www.EWG.org

* PLASTICOS Y COMIDA ENLATADA
El bisfenol A es un químico generalmente usado para fabricar plásticos duros, como los utilizados en los recipientes de comida para microondas, botellas de agua y también lo encontramos en la cubierta interior de muchas latas. El bisfenol A se ha encontrado en grandes cantidades en la orina de hombres con bajo conteo espermático y también en la sangre de mujeres con óvulos de baja calidad y número. Otros estudios relacionan altos niveles de Bisfenol A y SOP (síndrome de ovario poliquístico).
¿QUE PUEDO HACER? Evita la comida enlatada tanto como puedas, así como contenedores de plástico que contengan el símbolo de reciclaje #3 y #7 en el fondo del envase. Y siempre que entres en contacto con estos recipientes trata de lavar tus manos.

* LA CORTINA DE TU BAÑO
Al estudiar la sangre de muchos hombres con bajo conteo espermático o con daños estructurales en el esperma se pudo observar que había grandes cantidades de FTALATOS en ella. Este es un químico que hace que los plásticos sean blandos como ocurre con las cortinas de baño y tantos otros plásticos suaves. Este químico también se ha visto ligado a la endometriosis, condición que conduce a la infertilidad en algunas mujeres.
¿QUE PUEDO HACER? Desafortunadamente los ftalatos están presentes en muchos de los artículos que usamos a diario, en esmaltes de uñas, cortinas de baño de vinyl, azulejos y otros muchos materiales de construcción. Si puedes reemplazar algunos de estos materiales puedes ayudar grandemente a tu fertilidad. Acostúmbrate a usar recipientes de vidrio para comer y beber, ya que este producto puede colarse en tus alimentos también a través del calor del microondas.

* SARTENES DE TEFLON
Los sartenes de teflón pueden ser muy convenientes para limpiar ¡pero no para concebir! El producto que se usa contiene un químico llamado ácido perfluoroctánico (PFOA), el cual está ligado a problemas para concebir, además de que el product puede contener también en su sangre, grandes cantidades de este químico y observar retardos en su desarrollo.
¿QUE PUEDO HACER? Reemplaza los sartenes de teflón pero también debes estar alerta de otros productos que contienen PFOA como las bolsas de palomitas de microondas.

* LAPTOPS
Es bastante conocido que los hombres que suelen trabajar con su laptop en las piernas están incrementando la temperatura de su escroto, lo cual provoca un decrement importante en el conteo espermático y una baja calidad de los mismos.
¿QUE PUEDO HACER? Recuérdaselo a tu pareja cada vez que la veas trabajando de esta manera!

* EL AGUA DEL GRIFO
Para que el agua sea potable, se le añaden múltiples químicos que pueden estar afectando la fertilidad masculina. Estudios muestran que algunos químicos utilizados en medicinas para tratar el cáncer son tan fuertes como los pesticidas que se usan para tratar el agua potable y afectan de manera considerable los niveles y funciones de la testosterona.
¿QUE PUEDO HACER? Consigue un filtro que ayude a reducir la cantidad de químicos a los que pudieran estar expuestos tú y tu pareja.

* DETERGENTES DE ROPA
Los químicos encontrados en algunos detergentes para ropa pueden afectar seriamente el ciclo menstrual de la mujer, provocar abortos espontáneos y además afectar la calidad espermática.
¿QUE PUEDO HACER? Cambia tu detergente por uno libre de fragancia, biodegradable y que contenga los menos químicos posibles (revisa la información en la etiqueta). Verifica que no contenga parabenos, ftalatos, formaldehídos, etc. Prefiere siempre todo aquello que este libre de preservadores y busca lo que sea eco-friendly ya que va de la mano con conception-friendly!

 

Publicado por Expertos en la materia: Dr. Myron Wentz y Dave Wentz, autores del libro “The Healthy Home: Simple Truths to Protect Your Family From Hidden Household Dangers”.