05 Feb

Esos talentos que todos tenemos…

SuperHeroe-Fortalezas

Es tiempo de descubrirlos

Cerca de 10 años trabajando en Recursos Humanos me dieron una visión clara acerca de lo que la gente piensa de si misma. Es impresionante. Cada vez que preguntaba “¿puedes enumerar por favor 5 cosas que no te gustan de ti mismo?” la respuesta era inmediata, rápida, concisa. Todos o casi todos tenían fresco en la mente para que NO eran buenos o cuales eran sus fallas. Pero entonces llegaba la pregunta difícil: “Y ahora por favor dime 10 cosas buenas acerca de ti” El silencio era sepulcral… Dubitación, vergüenza, nervios. Pocos llegaban a pensar objetivamente acerca de sus fortalezas y mucho menos a enumerarlas.
La humanidad ha cultivado una obsesión por las deficiencias: los médicos estudian la enfermedad para aprender sobre la salud, los psicólogos estudiamos las causas de un divorcio para poder establecer como es una pareja feliz, en las escuelas encasillan a los niños “problema” como si de un trofeo se tratase y las dietas nos dicen que es lo que hemos comido erróneamente  para entonces sugerirnos que debemos cambiar.
Analizar y centrarse en nuestras deficiencias no es garantía de que de ahí podamos obtener información valiosa acerca de nuestros puntos fuertes. Las fortalezas de cada quien tienen patrones específicos y singulares.

¿Cuántos de ustedes hacen diariamente lo que mas les gusta y para lo que son buenos?

Lo importante acerca de nuestras fortalezas es, tomar conciencia de ellas.

¿Que te gusta, para que eres bueno?

¿Hay algo de ti que no te gusta, te hace sentir culpable y no te deja avanzar?

Entonces estás demasiado centrado en tus debilidades.

No voy a platicarte aquí, en estas pocas líneas, como hacer un cambio radical en tu vida. Lo que deseo es que esta reflexión te ayude a entender -si es tu caso- que necesitas cambiar para salir del hoyo en el que te encuentras, y que mas bien se siente como una llanta patinando en el lodo… estás poniendo toda tu energía y parece que siempre estas en el mismo sitio. ¿Te suena familiar?

Paso 1.  Define cuáles son tus talentos naturales

Piensa si los estás utilizando, si los están aprovechando en la empresa para la que trabajas o si en realidad nunca te has tomado la molestia de identificarlos.

Paso 2. Identifica si, sobre esos talentos, has adquirido el conocimiento necesario para destacarte entre los demás.

Paso 3. Reconoce si con el paso del tiempo, la práctica te ha ayudado a perfeccionarte, es decir si has adquirido destreza.

Si solo has conseguido llegar hasta el paso 1, vas por buen camino. No todos los días la gente se detiene a preguntarse ¿que estoy haciendo mal, como puedo mejorar? Y eso es un gran avance.

Define que te gusta, para que eres bueno, que te apasiona, que podrías hacer durante cien años… y el cambio se notará. El simple hecho de tenerlo en la mente todos los días, puede convertirte en un imán para atraer a la gente, al trabajo, al esposo, a los amigos, etc. CORRECTOS y a todo lo que SI quieres en tu vida.

En mi próximo post seguiré compartiendo contigo estrategias estudiadas y efectivas para descubrir y reconocer al gigante que vive -tal vez dormido- dentro de ti.