15 May

Hablar de infertilidad es todavía un tabú?

reunion mujeresHablar de si ya vas a “encargar”, cuantos hijos vas a tener, como los van a llamar, a que escuela van a ir, etc. es algo que se escucha en casi cualquier plática de café entre amigas o familiares.  Pero cuando se trata de que no es, o no va a ser fácil embarazarte… comienza a ser difícil de hablar y de explicar (y de que otros te entiendan)…

¿Será por eso que hablar de infertilidad de pronto puede considerarse un tema tabú?

El hecho de que para muchas personas traer hijos al mundo fue casi tan natural como respirar convierte el tema de la infertilidad en algo “desconocido y difícil de aceptar”. Así, como todos los temas que no conocemos, se vuelve algo a lo que no deseamos acercarnos o profundizar.

El sentimiento de muchas parejas es que, todo mundo comparte sus noticias de “estoy embarazada” o “te invito a mi baby shower” etc., pero pocos son los que pueden sostener una plática donde se toca el tema “no hemos podido concebir”.

Mi sentir, muy particular, es que las personas sienten temor ante lo desconocido; también creo que muchos prefieren evadir temas donde se involucran sentimientos intensos y la mayoría de las personas huyen cuando “no saben que decir”.

Por eso es importante contar con un equipo de especialistas que te ayuden durante todo el proceso. Que importante es que confíes plenamente en tu ginecologo, que puedas hacerle las preguntas que desees y cuando lo desees, que tengas a la mano tu grupo de apoyo de mujeres que pasan lo mismo que tu y donde puedas desahogarte, gritar, llorar, renegar, enojarte cada vez que lo necesites. Que necesario que cuentes con terapias alternativas que te ayuden a nivelar tus niveles de estrés y de ansiedad (no siempre podemos solas!) como el yoga, la acupuntura, el reiki, el ejercicio, una adecuada alimentación, un hobbie o pasatiempo, etc.

Y por último, pero no menos importante, que sepas a quien involucrar en tu proceso. Cada quien conoce a los miembros de su familia, amigos y sabes con quien puedes contar incondicionalmente, reconoces perfecto a esa persona que sabe escucharte, que te ofrece su hombro para llorar o que simplemente sabes que está ahí siempre que la necesitas.

Tener a tu lado a las personas correctas, influirá directamente en la confianza que tengas durante tu proceso de ser madre. No te aísles, aprende a confiar en las personas y trata de no crear una muralla a tu alrededor. Pequeños pasos pero firmes son necesarios para andar este camino que nos ha tocado!

Ánimo!

21 May

Fertilidad: Cada paso, es un paso mas cerca de tu meta!

imagesSi tu deseo es tener un hijo, te cuento todo lo que compartimos ayer en nuestra reunion en Doctors Hospital en la ciudad de Monterrey, N.L.

Creo que fue reconfortante para las parejas que asistieron, porque ahora saben que van por buen camino y que cada paso, es un paso mas cerca de su meta.

¿Porque?

Por que dieron cuenta que eventualmente muchas parejas van lograndolo y eso es un aliciente y un recordatorio de que todos merecemos ese privilegio: Ser padres.

Dentro de las herramientas que estan en nuestras manos buscar para llegar a nuestra meta mas seguros y confiados son:

  1. Investigar sobre las diferentes opciones medicas a las que podemos tener acceso
  2. Construir redes de apoyo con personas que como nosotros van viviendo las mismas situaciones
  3. Organizar nuestra vida de forma equilibrada y planificada y
  4. Aprender a manejar nuestras emociones de manera correcta para afrontar el estres que todo esto implica.

Decia Hellen Keller: “El optimismo es la fe que conduce al exito. Nada se puede lograr sin esperanza y confianza”.

Esto es algo de lo que hablamos ayer. Porque un embarazo ha de significar que se han de combinar varios elementos, factores y acontecimientos. Y aun cuando tu medico sea capaz de identificar lo que te ha impedido lograr un embarazo, es cierto que la concepcion tambien requiere algo de suerte, confianza y una mano divina.

“Siempre que hagamos lo que este en nuestras manos y lo mejor que podamos, nunca sabremos en realidad si el milagro se forja en nuestra vida o en la vida del otro.”

Este camino que nos ha tocado andar juntos nos ha de probar como personas: nuestras fortalezas, nuestros alcances, pero sobre todo que tan seguros y confiados nos sentimos de MERECER lo que estamos buscando.

Nuestras pildoras diarias han de ser siempre La Gratitud y El Merecimiento. Porque los cimientos sobre los que forjemos nuestro futuro rara vez pueden venir de afuera… hay que buscarlos dentro de nosotros. Las expectativas de otros nunca terminaremos de llenarlas, porque no estan bajo nuestro control y tampoco son nuestras.  Volver la vista hacia lo que yo deseo para mi vida, representa recordar que tan valioso significa ser Yo Mismo.

¡Nos vemos pronto en otro encuentro sobre Fertilidad!

28 Abr

Fertilidad: ¿Tienes un grupo de apoyo?

images-8
“A las mujeres les beneficia crear grupos de apoyo

mientras atraviesan etapas difíciles o complicadas.”

Crear redes de apoyo en las que las mujeres podamos ayudarnos mutuamente en nuestro camino por la fertilidad, puede aliviar esa sensación de soledad y desanimo que a veces nos invade.

Podemos volver la mirada hacia la familia, amigas, vecinas o redes sociales. El problema es que a veces las sociedades urbanas están demasiado individualizadas y cuesta trabajo conectar, pero no es imposible. Ir creando nuestras propias redes femeninas en las que nos sintamos incluidas, apoyadas y entendidas, es un gran paso para caminar por la fertilidad con seguridad y entusiasmo.

Una mujer puede sentirse sola, pero al lado, seguramente hay una vecina, amiga o conocida que pasa por lo mismo. Conversar y compartir nos permite expresar todo lo que llevamos dentro y que parece que a veces nos supera. Saber que estamos en un círculo donde no seremos juzgadas y que por el contrario somos perfectamente entendidas nos dará esta sensación de “dar para obtener”. Si nos convertimos en personas generosas, podremos construir una autentica red de apoyo.

Es importante abrir la puerta de nuestra vida, de nuestra casa, dejar entrar a otras mujeres o parejas que pasan lo mismo que nosotras. Recibir visitas, acudir a reuniones, compartir esos momentos de soledad que parecen interminables y no quedarte en casa esperando una solución que nunca llega, es una manera de ir sanando tu vida emocional  y mental.

Sal a compartir, porque no solamente recibirás atención y escucha,  ¡si no que tú también puedes obsequiarla a quien más lo necesita!

Si necesitas información acerca de grupos de apoyo  de mujeres con problemas de fertilidad en tu ciudad, escríbeme: pamela.castillo.huerta@gmail.com