18 Sep

Como iniciarte en la Meditación

woman meditating on the beach in the Caribbean

woman meditating on the beach in the Caribbean

Hemos hablado ya de la importancia de estar conscientes de nuestros pensamientos con la finalidad de poder controlarlos y evitar que nos controlen.

Esta es la clave para llevar una vida libre de estrés y aprender a “vivir el momento”.  Sin embargo  no siempre es fácil entender cómo hacerlo. ¿Cómo estar consciente de mis pensamientos si no estoy acostumbrada a hacerlo?

La respuesta es PRACTICANDO diariamente a través de la MEDITACIÓN.

Meditar es una excelente herramienta que nos ayudara a mejorar muchísimos aspectos de nuestra vida, porque la esencia de la MEDITACION es aprender a OBSERVAR. Meditar significa estar aquí y ahora con tus pensamientos, tomarlos en tus manos, observarlos y confrontarlos.

Meditar no siempre implica tener que encender varitas de incienso, sentarte en flor de loto o tener que subir una empinada montaña vestida de blanco… Hay bastantes cosas que puedes hacer para acercarte a la meditación y todas están diariamente a nuestro alcance. Aquí unas cuantas sugerencias sencillas:

Destina por lo menos 2 minutos al día para meditar.

¿2 minutos? Si, solo 2 minutos. Comienza con algo sencillo si de verdad quieres hacer de esto un hábito. Puedes hacerlo por 5 minutos pero si comienzas con 2, será suficiente para adquirir el hábito y practicar.

 

Escoge un momento del día y hazlo tuyo.

No tiene que ser a una hora exacta, si no un “momento” del día: cuando recién te despiertas, cuando tomas desayuno, cuando haces ejercicio, antes de acostarte… La idea es comprometerte con ese momento y destinarle 2 minutos para meditar.  Si te toma dos minutos tomarte tu café o lavarte los dientes, destina ese tiempo exclusivamente a comenzar a practicar  y poco a poco lo harás parte de tu rutina diaria.

 

Busca un lugar, un espacio de tranquilidad.

Muchas veces la mejor hora es por las mañanas, cuando todos aún duermen. O tal vez quieras buscar un lugar a propósito, como la playa, una banca en el parque u otro lugar igual de sereno. La verdad es que no importa mucho donde, la idea es que puedas sentarte sin ser molestado por unos minutos. O si en vez de sentarte puedes encontrar este momento caminando, adelante!

 

Acomódate y siéntete confortable.

Trata de encontrar esa posición que, aunque no sea la perfecta, simplemente te haga sentir relajado y tranquilo. Cualquier almohada, cojín o el simple suelo o alfombra pueden ayudar.

 

Concéntrate en tu respiración.

Mientras inhalas, trata de concentrarte por donde pasa el aire. Siente como entra por tu boca, pasa por tu garganta y finalmente llena tus pulmones y tu abdomen. Trata de sentarte derecho y concentra tu mirada en un punto fijo. O si prefieres cerrar los ojos, está bien. Mientras exhalas, trata de seguir tu aliento mientras sale al exterior e imagina como se expande en el ambiente. La idea es concentrarte lo más posible en tu respiración para distraer tu mente de los pensamientos que pasan por tu cabeza. Si de pronto sientes que pierdes la concentración (seguramente te pasara) de manera amable y respetuosa, vuelve y trata otra vez de retomar tus dos minutos de reflexión y meditación.

 

Y esto es todo. Sencillo, ¿no?  Son solo 2 minutos diarios y lo único que necesitas es tenerte mucha paciencia y practicar.

Recuerda: tu estado natural es el bienestar. Utiliza todas las herramientas que tengas a mano para regresar a este estado, cada vez que te sea posible.

Te lo mereces y puedes hacerlo.

Meditar

 

01 Jun

Como estar positiva durante un tratamiento de fertilidad

Portrait of a beautiful woman doing breath exercises with an autumn unfocused background
Esta es la pregunta #1 en mi correo electrónico, en mi consulta privada y aún en conversaciones informales, todas nos preguntamos: ¿Cómo puedo estar positiva ante algo tan incierto?

Lo que la mayoría de las mujeres que atraviesan por un tratamiento de fertilidad siente, es que es casi imposible sentirse tranquila y en paz cuando una avalancha de emociones y de hormonas está delante de nosotras.

Los sentimientos que predominan son: incertidumbre, miedo, inseguridad, enojo, tristeza, envidia…  A muchas nos pasa que despertamos en medio de la noche tratando de vislumbrar el futuro, tratando de imaginarnos el mejor y también el peor de los escenarios. Nos desespera que el tiempo pase tan lento. Muchas veces nos “clavamos” tanto en todo lo negativo, que nos cuesta trabajo salir de ahí. Al final, cuando el sueño nos vence, es porque pensamos  que tenemos poco o ningún control sobre lo que sucederá y nos sentimos rendidas, derrotadas.

Entonces nos preguntamos ¿Cómo puedo liberarme de tantos y tantos pensamientos negativos? ¿Cómo puedo cortar esa cadena de ideas, sentimientos y emociones que se convierten en una gran bola de nieve y que solo hacen que me sienta peor cada vez? Y es que con el paso de los días, acabamos creyendo que todo lo malo ¡en realidad va a suceder!

Lo que necesitamos hacer URGENTEMENTE es decirle a nuestro cerebro: ¡DETENTE! ¡ALTO! ¡PARA! ¡Todo esto NO TE SIRVE!

¿Paso siguiente?

Además de aprender a detener estos pensamientos, es importante comenzar a practicar algo que se llama “autoanalisis”.  Aprender a hacerlo no es otra cosa más que reconocer que me estoy yendo en picada y recuperar el control, analizar la situación y darme cuenta que puedo mejorarla.

*Recuerda que la paz interior y el optimismo existen dentro de ti, entonces lo único que debes hacer es RECUPERARLOS.*

A continuación, una serie de pasos sencillos para estar más positivas:

1. Reconoce y define exactamente a que le tienes miedo. ¿Sabes con precisión que es lo que te causa tanto miedo? ¿Acaso temes a lo desconocido, a tus probabilidades de fallar, a lo que dirán los demás?  Algo que va a ayudarte mucho a identificarlo claramente es ESCRIBIRLO.  Ve a la raíz de tus miedos y escúchate.  Enfrentar tu miedo no siempre es fácil pero date cuenta que es el inicio de un proceso que te dará tranquilidad.

2. Trata de pensar en el peor de los escenarios. Piensa por un momento: si eso a lo que le tienes tanto miedo llega a suceder… ¿qué pasaría? A veces, pensar o imaginar que realmente sucede, ¡puede ser muy liberador!  Tomate el tiempo necesario para hacerte una imagen mental de todo lo que puede suceder, como se verá, que conversaciones tendrás contigo misma y con los demás, como vivirás, como actuarás, etc.  y  como, a pesar de todo esto: ¡vas a estar bien!

OJO-à no se trata de aceptar pasivamente que algo malo sucederá, (ni que renuncies a tus sueños) se trata de tomar la situación en tus manos y darle a ese “miedo” una forma, un color, una cara, de tal manera que puedas enfrentarlo mejor… y liberarte.  Porque una vez que lo dejas a un lado, puedes re-enfocarte en tu vida,  y como ya estás liberada del miedo, actúas con libertad y de una manera más positiva.

3. Agradece. La sensación de bienestar es instantánea… ¡Te lo aseguro! Si comienzas el
día agradeciendo por todo lo que tienes y también por todo lo malo que NO tienes, se dibujará en tu cara inmediatamente una gran sonrisa. Agradece por todas las personas y cosas que te han permitido estar aquí y ahora cumpliendo tus objetivos.  También puedes agradecer por todo lo que tienes y que te hace especial y diferente a los demás.  El agradecimiento tiene ese poder sanador que abre tu corazón a todo lo bueno que la vida tiene que darte. Tal vez no suceda instantáneamente pero agradecer hace que te enfoques en tus bendiciones y como dicen que “todo en lo que pones tu atención tiende a crecer” pues entonces comienzas a atraer solo cosas buenas y a hacer crecer las que ya tienes.

4. Comparte con un ser querido. Buscar y encontrar a esa persona que sea tu soporte emocional durante el proceso, se convertirá en una verdadera bendición.  Muchas veces, por tenerlo cerca físicamente, nuestra pareja se convierte en esta persona, pero sirve de mucho equilibrar la carga emocional y encontrar a una buena amiga o a un pariente amoroso que también asuma este papel.

5. Medita. Respira. Enfócate en el momento presente. ¡Qué difícil es simplemente DETENERNOS a disfrutar el momento! ¿Qué pasaría si diariamente te esforzaras por tener 10 minutos de paz, tranquilidad y silencio interno?  Puedes lograrlo escuchando una melodía relajante, poniendo atención a tu respiración, ordenando tus pensamientos y dándote ánimos a ti misma… Se trata de sentir cada momento como nunca antes lo has hecho.  OJO: NO trates de detener tus pensamientos, solo trata de ordenarlos y cuando aparezca toda esa maraña de ideas negativas puedes decirte a ti misma: “no me sirve pensar así, en su lugar elijo conscientemente pensar de manera positiva.”

Recuerda: NADIE MÁS LO HARÁ POR TI.

La luz que te guía y que te reconforta viene desde dentro. Solo es cuestión de poner en práctica todo lo que te ayude a lograr tus metas.

Si sigues haciendo las mismas cosas, obtendrás los mismos resultados. Si DE VERDAD deseas lograr algo diferente… ¡CAMBIA!

04 Feb

Te preocupa algo? Enfréntalo!

miedoCada día surgen nuevas preocupaciones, pendientes que cumplir, situaciones que a veces nos dejan “idos” pensando como resolverlas.  O peor aún, sin dormir.
Ante los retos que nos presenta la infertilidad, es imposible no sentirse sobrepasado por todo lo que esto implica: tratamientos, test de embarazo, preguntas y sobre todo… pensamientos.

NO NOS DEJAN EN PAZ, cierto?  La infertilidad nos envuelve en periodos de incertidumbre que muchas veces parecen no tener fin y que intervienen con nuestra vida diaria.

¿Has sentido alguna vez que esta situación te lleva en “piloto automatico” en lugar de que tu seas capaz de controlarla?

Muchas personas me escriben y me preguntan: “Pamela, como hago para estar positiva?”  Mi respuesta? Es muy importante que TOMEMOS LAS RIENDAS del asunto, queridas mujeres, queridos hombres.

A continuación, algunos puntos importantes que nos ayudarán a sentirnos positivos ante situaciones impredecibles:

RECONOCE Y DEFINE EXACTAMENTE CUAL ES TU TEMOR, CUAL ES TU MIEDO PRINCIPAL.miedo2
Muy pocas veces nos detenemos y pensamos ¿a que le tengo tanto miedo? simple y sencillamente nos dejamos envolver por la sensación y nunca nos entretenemos en mirarla a los ojos y definirla. Es cierto, a veces le tememos a lo desconocido, pero incluso esto tiene forma, sonido, color o incluso la cara de alguien. Si puedes, escribelo. Se trata de que te escuches a ti misma.

TRATA DE IDENTIFICAR EL PEOR ESCENARIO POSIBLE.
A veces, tratar de imaginar tu vida ante el peor escenario posible puede ser muy liberador. ¿Como actuarías, que sentirías, que harías? Una vez que identificas tu reacción, tu mente actúa “como si” ya hubiera sucedido esto tan terrible que imaginaste y simplemente, lo deja pasar.

COMPARTE CON UNA PERSONA DE TU CONFIANZA.
Siempre sucede, en serio. Cuando le cuentas a alguien mas lo que tanto te preocupa, esa persona te ayuda a ver OTRO escenario, es decir, te da su punto de vista y generalmente amplia tu visión y por ende, te ayuda a vislumbrar soluciones. Está de más decir que debes escoger bien a quien vas a contarle, pero una vez que estás con la persona correcta, solo cosas buenas puedes obtener.

MEDITA. RESPIRA. ENFOCATE EN EL PRESENTE.

A veces es difícil. Pero una vez que tomas el primer respiro, todo toma otro rumbo. Respirar significa DETENERSE. STOP. PAUSA. Puedes ocupar este momento para agradecer por todo lo que SI TIENES, puedes pensar al 100% en el momento presente: donde estás, con quien estás, como se siente tu cuerpo… La idea es dejar -de una vez por todas- de pensar tanto en el futuro (o en el pasado, según sea el caso) ya que muchas veces la razón de nuestras preocupaciones está en pensar demasiado en ¿que pasará? o también en ¿porque me pasó esto? y desperdiciamos gran cantidad de energía que bien puede usarse en enfocarte en lo que tienes AHORA.

paz interiorTodo lo que necesitas es un poco de voluntad. Un poco de ese ingrediente mágico llamado “ME MEREZCO ESTAR TRANQUILA”.

Una vez que descubres que ERES TU la que lleva las riendas de tu vida, todo empieza a fluir porque TU ASÍ lo has decides cada día.

Hasta pronto,

 

03 Ago

Día siete ¡Lo lograste!

meditacion-foto-thinkstockphotos_mujima20130510_0048_32
¡Felicitaciones!

¡Alcanzaste el día 7 de nuestro reto de meditación!

Si te mantuviste fiel a nuestras recomendaciones, has logrado meditar 10 minutos cada día por 7 días…

¿No es fantástico?

Hoy vamos a concentrarnos en darle fuerza a un recurso final que puede elevar el poder de una meditación y se llama: Pedir una Bendición.

Es muy importante saber que, al pedir algo, estamos abriendo un canal de energía que proviene de algo mucho más grande que nosotros, más poderosa y vital.  Durante los 10 minutos de la meditación de hoy vamos a seguir los siguientes pasos para hacer esta petición lo mejor posible:

1. Dependiendo de tus creencias, es importante que le pidas a esa fuente de energía lo que tanto deseas. Puede ser que se lo pidas a Dios, al Universo, a Buda, etc. no importa a quien si no que lo importante es que TU creas en esa fuente.

2. Visualiza esa fuente infinita de energía e imagina que cae sobre ti, que va entrando en tu cuerpo y siente como te va llenando de fuerza, lo que te permitirá lograr todo lo que tanto deseas.

3. Si estas meditando antes de acostarte, piensa que esta fuente de energía que recorre tú cuerpo te induce a un sueño profundo y que cuando despiertes harás tus tareas mucho más fresco, enfocado y bendecido.

4. Si estas meditando de día, visualiza toda la energía que te será dada durante la jornada y que te permitirá lograr todo lo que necesites. Entonces sentirás como esa fuerza puede regresar cada vez que lo desees.

Este ejercicio tiene como objetivo darte cuenta que siempre habrá algo más poderoso que tu y al que siempre puedes acudir cada vez que necesites un “extra” de fe y energía para seguir adelante.

RESUMEN

Este es un resumen de lo que has aprendido estos días en nuestro reto de meditación:

1) Aprendiste a conectar con el universo, tu medio ambiente y las personas que te rodean.

2) Aprendiste a incluir el agradecimiento en tus meditaciones diarias.

3) Te permitiste perdonar y perdonarte, aligerando grandemente la carga de tu equipaje.

4) Desarrollaste las 3 reglas de una visualización creativa.

5) Aprendiste como establecer tus intenciones diarias y obtener más de cada día.

6) Aprendiste a dirigir conscientemente esa fuente de energía superior hacia lo que deseas lograr.

¿Qué obtienes cuando conviertes la meditación en una herramienta diaria?

En eso consiste nuestra última recomendación: Se consistente y persistente.

“El agua no vence por que cede. El agua vence  por que es constante y no se rinde”

Cuando te des cuenta de los beneficios de poner en tu mente EXACTAMENTE lo que deseas lograr, sabrás que ese poder está dentro de ti, que puedes acceder a él cada vez que lo desees y que solo requieres 10 minutos diarios de total inmersión y compromiso.

Así que: ¡FELICIDADES!

Ahora YA sabes cómo hacerlo. Gracias por tu compañía estos 7 días.

¡Felices meditaciones!

01 Ago

Día seis: Dos ejercicios poderosos

Si has logrado meditar estos últimos días, podrás darte cuenta los cambios que han ocurrido en tu cuerpo y en tu mente. Puede ser que hayas obtenido mejores resultados en tu trabajo, te hayas sentido más alerta o haya mejorado tu estado de ánimo. O tal vez tu pensamiento positivo se ha incrementado y el negativo ha pasado a segundo plano…

Nuestros ejercicios de hoy son herramientas muy útiles para generar cosas que deseamos.

El primero se trata de hacer una VISUALIZACION CREATIVA.visualizacion-cambiar-vida-crear-futuro

¿Qué es? En palabras sencillas: es soñar despierto pero utilizando todos tus sentidos y emociones de tal manera que puedas sentir que eso que tanto deseas, está sucediendo en realidad.

3 REGLAS para la visualización creativa:

1. Ponle emoción. Por ejemplo, si estás imaginándote que estás en ese viaje que tanto has deseado, trata de dibujar la misma sonrisa en tu rostro que tendrías si realmente estuvieras haciéndolo, el cosquilleo en el estómago cuando estuvieras a punto de subirte al avión, cuando estés viendo aquel paisaje que tanto deseas (torre Eiffel, cataratas del Niágara, la gran muralla china, etc.) Utiliza todos tus sentidos: oído, vista, olfato, gusto, tacto para crear ese momento y hacerlo lo más real posible… y realmente disfrútalo!

2. Has tuyo ese momento. Visualízate como si ya fueras poseedor de esa experiencia, de ese objeto material o de ese escenario. Si volvemos al ejemplo del viaje, dite a ti mismo que ya tienes los boletos de avión, que ya estás haciendo las maletas, que ya estás checando el clima de las ciudades que visitarás, etc. Lo que provocarás es convencer a tu inconsciente que YA lo tienes, que YA es tuyo ese objeto o esa experiencia.

3. Se persistente. Tu subconsciente necesita constantes recordatorios, así que trata de hacer estos ejercicios diariamente y si puedes varias veces al día: en la mañana recién despertando, antes de dormir, durante tu hora de comida… y no te sorprendas cuando todo lo que deseas comience a ocurrir!

El segundo se trata de establecer INTENCIONES DIARIAS.

Establecer Metas

Cada día, al despertar o antes de ir a dormir debes establecer tus intenciones diarias al tiempo que estás meditando. Hazlo de la manera más específica que puedas.

Detalla tu día de la manera que deseas que sea:  desde la energía con que te vas a levantar, hasta el baño que vas a tomar, los alimentos que desayunarás, lo que harás en tu trabajo o en tus quehaceres diarios, lo que vas a comer, como te vas a sentir, como vas a reaccionar a los diferentes eventos del día y como deseas que sea todo antes de ir a dormir.

¿Te das cuenta que este ejercicio se trata de ser muy especifico?   Esto es porque las mejores intenciones siempre van a estar llenas de detalles y descripciones para que tu mente pueda ser guiada exactamente hacia donde TU desees llevarla. Cada vez que haces esto, vas a darte cuenta como tu mente te guía automáticamente hacia ellos, con lo que quedara demostrado que el compromiso que tu le imprimes a estas intenciones hará que efectivamente se lleven a cabo.

Por ejemplo, si vas a establecer que ese día vas a comer sano, seguramente tu mente te guiará hacia esas actividades donde lograrás tu objetivo, pero si deseas bajar 10 kilos en un día, puedes darte cuenta desde ya que esta no es una meta realista.

Inténtalo y date cuenta como comprometerte contigo mismo en lograr metas a corto plazo siempre da resultado pues tu mente te guía y te lleva exactamente a donde tu se lo pides.

Porque es cierto lo que dice esta frase “Ten cuidado con lo que quieras, porque lo vas a conseguir”

“Si lo quieres, lo tienes. Sólo pídelo.”

¡Feliz meditación!

30 Jul

Día Cinco: Perdonar

¿Qué tan fácil se te ha hecho meditar 10 minutos diarios?

Para muchos, meditar se ha vuelto un bálsamo de paz interior para su alma. Meditar los mantiene enfocados en sus objetivos, por eso logran sentirse tranquilos y dentro del flujo de la vida.

Para el día de hoy tenemos un reto especial: Lidiar con la energía negativa… Y ganar!

Cada vez que te topas con algo o alguien que te provoca emociones negativas, comienzas a generar energía negativa. Esto puedes ser: una discusión con tu jefe, con tu esposo, con tu madre o cuando te enfrentas a una situación que no esperabas o cuando algún acontecimiento no sucedió como deseabas. Estas emociones se instalan en tu cabeza y en tu cuerpo y te invaden, no se van fácilmente y además pueden echarte a perder todo un día… incluso toda tu semana.

¿Qué sucede? No puedes concentrarte en tu trabajo, te distraes fácilmente y te enojas con mayor facilidad.
Pareciera como si una gran roca impidiera el paso del agua en un río. Y lo peor es que todo esto puede incluso afectar tu salud física.

¿Qué hacer?   PERDONAR.

coaching

El acto de perdonar puede reducir tus niveles de estrés hasta en un 50% y también puede mejorar tus niveles de energía, tu estado de ánimo, la calidad y cantidad de sueño y tu vitalidad física.

Así que el día de hoy haremos un ejercicio que nos ayudará en 4 pasos a dejar ir el rencor y perdonar para hacer a un lado toda esa energía negativa que nos impide estar bien.

1. El primer paso es visualizar la fuente de esa energía negativa ¿de dónde viene? ¿Quién la propició? ¿Fue un evento o una persona? Busca en tu cabeza y visualiza a ese evento o a esa persona de la manera más clara posible, piensa que paso, que te hicieron, que sucedió… Trata de re-crear una imagen clara y detallada del suceso.

2. Ahora pídele a esa persona que te perdone… e imagina que acepta tus disculpas. (esto puede parecerte extraño, pero tiene una razón de ser: te ayudará a recordar que todos estamos conectados y que lo que afecta a una persona, nos afecta a todos)

3. Ahora, esa persona te pide una disculpa y tú la perdonas.

4. Visualiza esa escena donde ambos se perdonan y trata de poner todos tus sentimientos más sinceros al hacerlo (recuerda que todo es para tu propio bien).  Ahora te das cuenta como toda esa carga negativa desaparece poco a poco, esa gran roca que impedía el paso del agua, va haciéndose pequeña hasta que finalmente el río toma otra vez su cauce normal.

Recuerda: “el rencor es un veneno que tomamos diariamente, pensando que hará efecto en el otro, pero solo deteriora el envase que lo contiene”.

PERDONA POR TU PROPIO BIEN.

¡Feliz meditación!

27 Jul

Día cuatro: Agradecer

¿Has logrado tu objetivo de meditar al menos 10 minutos cada día? ¿En que te ayudó? ¿Tal vez generó en ti mayor creatividad para solucionar algún problema? ¿Te sentiste más conectado y alineado con el Universo? ¿Más concentrado en tu trabajo, en tu hogar, con tus hijos, con tu esposo?

Y si no lograste meditar, no te preocupes, todavía nos quedan 4 días por delante para lograrlo,  confía en que lograrás sentirte mejor cuando hayas hecho de la meditación un hábito.

Veamos nuestro ejercicio para hoy:

gracias

Una palabra mágica de 9 letras: GRATITUD
Es una herramienta indispensable para sentirse mejor. Te hace inmune al enojo, la frustración, la decepción. Te ayuda a sanar emocional y físicamente. Cada vez que expresamos gratitud, cosas increíbles suceden. Incluirla en tu meditación diaria crea grandes cambios en tu vida.

El siguiente ejercicio te ayudará a reconocer porque estas agradecido con la vida y a incluirla en el inicio de cada día:

1. Ponte cómodo para iniciar tu meditación. Respira hondo y profundo, exhala. Trata de visualizar tu corazón y como está lleno de gratitud. Imagina que irradia energía y que una luz brillante lo ilumina por completo. Date cuenta que tan agradecido te sientes y que tantas bendiciones tienes.

2. Ahora piensa en 5 cosas específicas por las que estás agradecido el día de hoy. Pueden ser cosas sencillas, tal vez puedes pensar en ese delicioso café que has tomado en el desayuno, el auto que te lleva diariamente a tu trabajo, la salud que gozan tus seres queridos…

3. Piensa en las personas que están involucradas en estas bendiciones y agradéceles por lo que tienes gracias a ellos.

4. Todo aquello en lo que te concentras, crece. Lo que evocas, provocas. Si te concentras en agradecer por todo lo que tienes y te sientes positivo con respecto a ello, siempre obtendrás más y recibirás aquello que tanto deseas.

5. Concéntrate en atraer abundancia, amor y salud a tu vida… Tú puedes lograrlo si eres lo suficientemente agradecido por lo que tienes ahora!

Recuerda: “Si no eres feliz con lo que tienes, tampoco lo serás con lo que te falta”.

¡Feliz meditación!

26 Jul

Día Tres: Aprende a conectar

Meditar es una herramienta poderosa para alinearnos con la energía del universo y sentirnos más conectados con nuestro medio ambiente y con la gente que nos rodea.
¿Te gustaría sentir que vas con el flujo de la vida? ¿Te gustaría sentirte más positiva? ¿Ser más empática con tus amigos y colegas?

Hoy vamos a iniciar nuestra meditación siguiendo estos sencillos pasos:

1. Cierra los ojos y visualiza una fuente de energía flotando encima de tu cabeza. Sugerencia: puedes darle la forma que tú quieras (por ejemplo: una luz) puedes darle también color (por ejemplo: blanca) para que te sea más fácil visualizarla. Recuerda que todo debe tener un sentido positivo y reconfortante para ti.

2. Ahora, imagina y visualiza como esta luz blanca va atravesando tu cuerpo: desde tu cabeza hasta la punta de tus pies, moviéndose a través de tu espina dorsal y expandiéndose alrededor.

3. Imagina esta energía fluyendo a tu alrededor, comienza por tu cuerpo, después haz que salga y se expanda por la habitación donde estás, por toda tu casa, por tu barrio, tu ciudad, tu país, el continente y finalmente por todo el mundo.

4. Visualízate a ti misma enviando toda esta energía positiva al mundo entero.

5. Recuerda que el sentirte conectada con lo que te rodea, enriquece tu vida y te da más energía.

6. Esta energía positiva hace que te sientas bendecida, que sientas que puedes lograr todo lo que te propones fácilmente. Hace que tengas dentro una sensación de amor y conexión con todo lo que te rodea.

7. Una vez que descubres que el amor es la única fuerza en el mundo capaz de transformarte, todo a tu alrededor comienza a tener sentido.

Este es nuestro ejercicio para el día de hoy.

Invierte 10 minutos haciéndolo (acompañado de la melodía) y espera más para mañana.

¡Feliz Meditación!

25 Jul

Día dos: Aprende a respirar para meditar mejor

Hoy vamos a hablar de algunas técnicas sencillas para aprender a respirar mientras meditamos.

El control de nuestra respiración es algo a lo que pocas veces durante el día prestamos atención; es algo tan natural, tan automático, simplemente está ahí. La diferencia entre estar bien o estar MUY BIEN consiste precisamente en prestar atención a esas capacidades mentales y corporales que damos por un hecho.

Respirar adecuadamente ayuda a llevar a tu cuerpo la cantidad adecuada de oxígeno para que todas las funciones vitales se realicen correctamente y a DARTE CUENTA como esta tu respiración en ese momento: agitada, corta o insuficiente

Respirar adecuadamente significa:
a) Hacerlo sentada.- Es la mejor posición para aumentar la capacidad de tus pulmones y que éstos se llenen de aire completamente

b) Hacerlo al ritmo suave DENTRO-FUERA.- Respira por la nariz y exhala por la boca a un ritmo lento y constante. Trata de mantener la boca cerrada cuando inhales y al exhalar, pliega los labios (como si estuviera a punto de silbar). Esto ayuda a vaciar los pulmones de aire viejo, y da cabida al aire nuevo rico en oxígeno.

c) Soltar el “peso” de tus hombros.- Trata de relajar el cuello, los hombros y los músculos superiores del pecho cuando respiras.

Lista? Ahora puedes escuchar nuevamente la melodía y estar atenta a tu respiración, controlarla y mejorarla.

Feliz Meditación!

24 Jul

Reto de 7 días para iniciarnos en la Meditación: La música

¡Bienvenida!

¡Me alegra que hayas aceptado el reto de 7 días para iniciarnos en la Meditación!

Para comenzar, hablaremos brevemente acerca de uno de sus componentes:

images-1La música.

La música tiene el poder de influir en tu estado de ánimo. ¿Has notado que cuando estás ansiosa, deprimida o estresada y escuchas tu canción favorita todo cambia? La música adecuada induce estados de relajación, tranquilidad e incluso es útil cuando necesitamos manejar dolencias corporales. Recuerda que la mayoría de las enfermedades ocurren por un desbalance cuerpo-mente: si mejoras tu estado de ánimo, mejoras tu salud en general.

La música logra en ti estos 2 cambios corporales notables:

1.- Tu corazón se adecúa al ritmo de la melodía que escuchas, baja el ritmo y con ello todo tu cuerpo logra relajarse. Por eso es importante que la música sea suave, con ritmos repetitivos para que al sincronizarlos con los latidos del corazón, tu sistema nervioso se tranquilice.

2.- Lo mejor: la música te distrae. Apartarte de todos esos ruidos monótonos y desagradables que te rodean en cierto momento del día, hará que tu cerebro logre enfocarse en la música que escuchas y todos los pensamientos que te aturden, por un momento se silenciarán.

Te invito a escuchar la melodía que escogí para iniciar este hábito de la meditación diaria:

http://psicologapamelacastillo.com/multimedia/

La melodía dura 10 minutos, así que separa este tiempo para ti, lejos de las distracciones habituales. Trata de darte cuenta cómo cambia el latido de tu corazón, que imágenes vienen a tu cabeza y trata de concentrarte en el ritmo de la música mientras respiras pausadamente.

Con el paso de los días, sabrás cuando es tu momento ideal para meditar: por la mañana, antes de que todos en casa despierten, por la noche, cuando todos están dormidos o algún momento del día cuando estés completamente libre de distracciones.

Si puedes, comparte con nosotros como te fue en este primer día del reto.

Recuerda que este es solo el comienzo.  En los próximos días nos esperan más y más beneficios.

¡Feliz meditación!