27 Jun

Ejercicios Mindfulness: Sintonizar

Como toda técnica, el mindfulness es cuestión de práctica.

Cuando recibimos información a través de los sentidos, solemos responder a esta experiencia, muchas veces de manera automatizada, impulsiva, rápida.  Es importante saber que las emociones afectan de manera directa al cuerpo, por lo tanto, prestar atención a lo que está sucediendo es vital para lograr un cambio.

El mindfulness reconoce 3 niveles a través de los cuales registramos un suceso:

1.- Experimentación directa: sensaciones corporales a través de los sentidos

2.- Pensamientos sobre esa experiencia corporal: aquí es donde se le da nombre, etiqueta y categorización

3.- Interpretación: La mente conecta esta experiencia con otros momentos, lugares, personas, acontecimientos, etc. tanto del pasado como cosas que pensamos podrían suceder en el futuro

Al reconocer estos tres niveles, el mindfulness trata de ir quitando capas, como se hace con una cebolla, para llegar al centro, a la experiencia directa, la que aún no tiene etiquetas ni interpretaciones.

Un ejercicio que nos recomiendan para iniciar la práctica del mindfulness, el de “Sintonizar”.  Se trata de darnos cuenta, ni mas ni menos, de todas las sensaciones corporales que nos proporciona el hecho de “estar sentados”. Así de simple. Comencemos!

SINTONIZAR CON EL HECHO DE ESTAR SENTADOrespirar2

Te invito a que comiences tu practica del mindfulness sintonizando con tu experiencia tal cual la vives en este momento. Para esto te pido que dediques solo 5 minutos en los que debes centrarte solo en percibir lo relacionado con el hecho de “estar sentado”.

PERCIBE LAS SENSACIONES DE ESTAR SENTADO.- ¿Tienes los pies apoyados en el suelo? ¿Estas recargado en un cojín o en un asiento? ¿Sientes dureza, suavidad o algín tipo de presión en alguna parte de tu cuerpo? ¿Como estas sentado? ¿Donde están posicionados tus brazos, tus piernas, tu cabeza?

TEMPERATURA.- ¿Hay diferencia en la temperatura de las diferentes partes de tu cuerpo? ¿Puedes sentir la diversidad de texturas que sientes? (Por ejemplo tus muslos tocan la superficie suave de un cojín y tus pies el suelo duro y/o frío)

DIMENSIONES.- ¿Puedes sentir tu cuerpo en comparación con el asiento? ¿Es mas grande o más pequeño?

SONIDOS.- ¿Cuántos sonidos diferentes hay tu alrededor?

TENSIÓN.- ¿Podrías definir que partes de tu cuerpo están mas tensas que otras? ¿Cual fue la primera parte de tu cuerpo en la que pusiste atención?

¿Que otras sensaciones y percepciones puedes mencionar?

No modifiques ni trates de definir tu experiencia, sólo percibe.

¿Te gustaría compartir tu experiencia? Dinos como te sentiste!

Es por eso que el mindfulness se describe a veces como clarividencia, ya que su práctica nos permite ver con claridad.