08 Ago

Obsesivos compulsivos: rituales que nunca terminan

trastorno_obsesivo_compulsivo_patricia_rico_psicologa

Reflexión inicial

Todos, sin duda, hemos pasado por momentos en los que una idea o imagen surge de pronto en nuestra mente sin ninguna advertencia. Puede tratarse de ideas o imágenes totalmente inconsistentes, o pensamientos tales como: “no debería haber hecho esto o lo hubiera hecho de diferente manera”. Este tipo de pensamientos forman parte de nuestra vida y la mayoría de nosotros no se preocupa por ellos y puede olvidarlos fácilmente. Para otros, sin embargo, estos pensamientos no deseados pueden convertirse en  “obsesiones”, y  les es muy difícil deshacerse de ellos.

Por otro lado, muchos de nosotros llevamos a cabo rituales diarios que consisten en una serie de tareas que forman parte de la vida cotidiana, por ejemplo, revisar que las puertas y ventanas estén cerradas antes de salir, lavarnos las manos antes de comer, limpiar, ordenar, etc.,  porque son rutinas que nos garantizan cierta tranquilidad.

Pero cuando hablamos del TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), estos rituales se salen de control y parece que no tienen fin. Quienes sufren este trastorno están dominados por la necesidad de llevar a cabo estos rituales, conocidos como “compulsiones”, y  son provocados por pensamientos e ideas repetitivas, es decir “obsesiones”.

Origen

Este trastorno generalmente se inicia en la adolescencia o a comienzos de la edad adulta. En algunos casos puede gestarse desde la infancia. Hombres y mujeres son afectados por igual. Surge en entornos familiares y/o sociales muy rígidos y exigentes. En algunos niños de edad preescolar los rituales, las supersticiones, el orden o las rutinas son normales pues representan intentos de colaboración, de pertenencia y de obediencia. Sin embargo, éstas deben desaparecer de manera natural en la etapa escolar y no provocarle ninguna angustia o ansiedad al niño, ni tampoco interferir con la escuela y/o la diversión.

Muchas personas con TOC esconden o tratan de esconder su padecimiento y a veces la familia colabora con los rituales del enfermo en un afán de ayudarlo a disminuir la ansiedad, pero en el largo plazo les perjudica, pues tardan más tiempo en buscar ayuda

Características

La idea que ronda por la cabeza de estos pacientes puede ser una imagen, un pensamiento recurrente o una situación catastrófica que lo invade de forma involuntaria. En términos generales, un MIEDO irracional.

Un ejemplo común es el miedo a ensuciarse.  La persona tiene un temor exagerado a adquirir gérmenes o microbios pues piensa que puede morir (obsesión), entonces realiza acciones repetitivas, ilógicas y exageradas para mantenerse limpio como lavarse las manos 20 veces, usar guantes o ponerse anti-bacterial en todo momento (compulsión).

Las personas con TOC saben que sus conductas son irracionales y no les causa ningún placer llevarlas a cabo, simplemente les sirven para disminuir la ansiedad que sienten en ese momento. 

Para muchos de nosotros estas conductas pueden parecer incluso excéntricas y/o cómicas, pero para la persona que lo sufre o para su familia, éstas interfieren de manera negativa en su vida y pueden transformarla en un pequeño infierno. Lo que observamos cotidianamente son personas muy pulcras, limpias y ordenadas, pero en el fondo, una persona con TOC se convierte en esclava de sus rituales y es presa de la ansiedad y el sufrimiento constante.

Este rasgo particular puede llegar a ser ventajoso cuando se aplica a campos como las ciencias, las matemáticas, o a alguna actividad que requiera un alto grado de precisión y exactitud. Sin embargo, cuando no es el caso, estos rasgos entorpecen el rendimiento normal. Estas personas se ven inmersas únicamente en sus rituales, es decir, viven para el cumplimiento de rígidas y excéntricas rutinas, de tal manera que pueden hacerles perder mucho tiempo.  Les afecta de tal manera que se convierten en seres totalmente improductivos y socialmente disfuncionales.

El TOC contamina de manera importante la convivencia de quien lo padece, en especial con la familia.

Los miembros sienten que deben vivir de acuerdo a “las normas del paciente” ya que a veces, que el enfermo “obliga” a los demás a hacer las cosas a su manera, tratando de convencerlos que en caso contrario, algo terrible ocurrirá. Al principio, los familiares pueden “seguirle la corriente” pero con el paso del tiempo se vuelve una situación intolerable, que provoca mucho enojo e impaciencia. Por eso es muy importante que el tratamiento incluya tanto al enfermo como a los familiares y/o cuidadores. Las personas con este tipo de trastorno no suelen ser violentos, pero el mal humor es muy frecuente en ellos.

Tratamiento

El tratamiento psiquiátrico y/o psicológico es totalmente obligatorio, ya que son trastornos resistentes y de muy difícil manejo.

En el caso del trastorno obsesivo compulsivo leve, los individuos pueden ayudarse a sí mismos mediante un diario o un registro de los pensamientos que son problemáticos y revisarlos continuamente. Será necesario hacerlo durante una media hora cada día, y debe tratar de resistir cualquier comportamiento compulsivo. La idea es ayudar a las personas con TOC a cambiar sus conductas, deshaciéndose en primer lugar de los pensamientos de autocrítica que no son reales. Esta terapia, conocida como terapia cognitivo conductual,  tiene una parte de psico-educación, para el paciente y para la familia, para entender en qué consiste este trastorno.

Otras psicoterapias, como las técnicas de exposición y prevención de respuestas, ayudan a  la persona a enfrentar gradualmente la situación que teme y al mismo tiempo evita que lleve a cabo sus rituales, mientras la ansiedad desaparece. Una manera de llevar a cabo esta terapia es exponer al paciente a las situaciones que le generan ansiedad y que se acostumbre paulatinamente a manejarlas. Por ejemplo, alguien que se lava las manos constantemente, puede ser motivado a tocar un pequeño objeto que considere sucio, pedirle que no se lave las manos por dos horas y observar que sucede. Después, puede intentarlo con objetos más grandes o dejando pasar más tiempo. Aunque la persona no lo crea, la ansiedad se reducirá con el tiempo.

11 Jul

¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti

 VE EL VIDEO AQUI: ¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti: 

600-02377761
Significado del Desorden

¿Sabías que el acumulamiento de cosas en el hogar y el desorden están relacionados a diferentes clases de miedos?

Miedo al cambio, miedo a ser olvidado o a olvidar, miedo a la carencia y simbolizan además confusión, falta de enfoque, caos, inestabilidad y puede significar incertidumbre acerca de tus metas, tu identidad o lo que quieres de la vida.

Además el lugar de la casa en el que el desorden o el acumulamiento se encuentran refleja que área es problemática en tu vida. Por ejemplo, se dice que el vestidor, refleja cómo te encuentras emocionalmente y que una vez lo organices tus conflictos internos se calmarán, o que un edredón desteñida significa que tu vida amorosa ha perdido brillo también.

¿Has conservado objetos rotos o dañados mucho tiempo pensando en repararlos algún día? Simbolizan promesas y sueños rotos y si se trata de electrodomésticos, electrónicos, muebles o vajilla y los tienes, por ejemplo, en la cocina o baño significan problemas de salud y riqueza.

Si el desorden lo tienes en tu cuarto significa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tienes dificultad para tener una pareja o trabajo estable. Los cuartos de niños normalmente están desordenados porque aún no han pasado por el proceso de saber qué quieren en la vida, pero hay estudios que muestran que los niños que mantienen sus cuartos organizados tienden a ser mejores en la escuela.

Diferentes clases de acumulamiento

Acumulamiento nuevo: Este acumulamiento indica que estás tratando de hacer demasiadas cosas a la vez y que no te estás enfocando en lo que debes hacer o que has perdido la dirección. Este acumulamiento o desorden incluye ropa apilada, cd’s o películas alrededor de la casa, juguetes o artículos deportivos desparramados, cosas que has usado recientemente pero no has puesto de vuelta en su sitio. La manera apurada en que vivimos tienden a crear este tipo de desorden y casi todos los tenemos en nuestro hogar en alguna medida.Organizar este tipo de desorden en forma inmediata te ayuda a ser más centrada y efectiva en tu vida diaria.

Acumulamiento antiguo: Me refiero a objetos que no usaste en un largo tiempo y que están apilados en el ático, garaje, armarios… Papeles de trabajo viejos y documentos en tu computador que ya no usas, revistas de hace más de 6 meses o ropa que no te has puesto en más de un año. Esto es reflejo de que estás viviendo en el pasado y estás dejando que tus viejas ideas y emociones se apoderen de tu presente y esto a la vez evita que nuevas oportunidades y personas entren en tu vida.

El patrón de desorden# 1: Proyectos inacabados

¿Tienes montones de fotos que piensas poner en marcos o álbumes de fotos? ¿Tienes proyectos que comenzaste en serio y luego abandonaste? Si este tipo de temas frecuenta tu casa o apartamento, es posible que te sientas atrapado en demasiados planes que, de antemano sabes, nunca llevarás a cabo.

Significado: Es posible que cada proyecto que empiezas signifique mucho compromiso, y puedes sentirte bloqueada o tener dificultades para comenzar a tomar acción sobre las cosas que realmente importan.   La eliminación de elementos no finalizados en tu vida puede ayudarte a romper este patrón y salir del atasco físico y mental.

¿Que hacer? Toma la decisión de terminar el proyecto en una fecha límite. Si no se hace durante ese tiempo, véndelo, dáselo a otra persona, o deshazte de él.  Piensa que TU tienes el poder de decidir si ya no tienes ningún interés en él; si es así, ¡deshazte de él de inmediato!

messy-desk

El patrón de desorden # 2: Lo que está roto

Significado: Los artículos rotos pueden representar a tu falta de auto-estima. Puede que te sientas que no eres amado o eres indigno del amor.  La baja autoestima está ligada a la infelicidad, la soledad y la incapacidad de avanzar en tu carrera. Pero la baja autoestima solo es una IDEA y esta puede ser cambiada cuando tu lo desees.

¿Que hacer? Corrige el problema, regálaselo a alguien que quiera arreglarlo, o tíralo a la basura. (Recuerda que si está roto, no es para ti porque  ¡tu te mereces algo mejor!)

 

El patrón de desorden # 3: Aferrarte a las prendas usadas

Significado: Si bien es cierto que comprar artículos de segunda mano puede ser una gran manera de ayudar a preservar el medio ambiente y ahorrar dinero, si en tu casa SOLAMENTE hay prendas usadas y que además no te gustan mucho, podría simbolizar que no te sientes digno de algo mejor.  Puede representar una baja auto-estima y también puede hacerte sentir que estás viviendo la vida de otro. Tal vez  no te sientes digno de tu propia vida o de tener tu propio éxito. Si  te conformas con las cosas de segunda, eso es lo que conseguirás: el segundo lugar.

¿Que hacer? A menos que realmente ames a un elemento que te han pasado, no te aferres a ellos, porque finalmente son o fueron pertenencias de otras personas. Comienza a reemplazarlos con nuevas cosas que a ti te gustan. Si es algo útil y te da felicidad, encuentra una manera de cambiarlo a tu gusto, por ejemplo, píntalo o re-tapízalo (si se trata de algún muebles que has heredado).

 

El patrón de desorden# 4: Las cosas pequeñas

Significado: Si llenas tu vida con cosas minúsculas, chucherías baratas, accesorios de vestir y otros artículos pequeños, puede que no dejes espacio en tu vida para las cosas más grandes que pueden ayudar a conseguir la verdadera felicidad. ¿Acaso no sientes que vales más?  Gastar dinero en muchas cosas pequeñas, no estás permitiendo a ahorrar para las cosas grandes que realmente pueden mejorar tu calidad de vida, tales como una casa más agradable, unas vacaciones o, aún más importante, invertir en tu educación para conseguir un trabajo mejor o ahorrar para la jubilación para crear tranquilidad y seguridad financiera.

¿Que hacer? Esto puede ser difícil, ya que los artículos pequeños crean una gran cantidad de desorden, pero también pueden hacerte feliz o servir un propósito. Mira tus colecciones y mantén los elementos que realmente disfrutas, que se mezclan con la decoración de tu casa y que dan felicidad. Agrúpalos y crea un espacio especial en tu casa para estos objetos pequeños. Lo demás, lo que no tenga un lugar, deshazte de ellos.

Lo más importante será hacer un compromiso para dejar de gastar dinero en cosas pequeñas. Pon al menos 10 por ciento de tus ingresos en una cuenta de ahorros para adquirir el hábito de ahorrar dinero y vuelve a evaluar tu plan de ahorro cada vez que sea necesario. Decide sobre una o dos compras importantes que te gustaría tener y mejorarían tu vida significantemente, y fíjate una meta para ahorrar para ellas.

desorden-1

El patrón de desorden # 5: Los artículos que son demasiado grandes para tu hogar

Lo que significa: Si has heredado o comprado artículos que no se ajustan a tu casa, podría significar que tus sueños, en este momento, son más grandes que tu realidad. Mientras que está bien “pensar en grande”, también es importante vivir en el ahora y crear la mejor experiencia posible en tu vida en este momento, con lo que tienes. Hay que dejar que la energía fluya y si un objeto es demasiado grande puede simbolizar un “atasco” importante.  Trata de crear en tu hogar una mejor experiencia con objetos que se acoplen a su tamaño.  Tu vida puede fluir mejor, con sólo unos pocos elementos que puedes utilizar y disfrutar.

Mira cuidadosamente a las cosas que ocupan espacio en tu casa o apartamento. ¿Te dicen algo acerca de tus prioridades? ¿Es así dónde quieres que estén las cosas importantes?

¿Que hacer? Deshazte de los muebles u otros artículos que no parecen encajar en tu casa o apartamento. Véndelos o dónalos a una tienda de segunda mano.  Y en un futuro, para romper este patrón, mide primero antes de hacer una compra. El hecho de que ves un mueble en un espacio y te gusta, no quiere decir que “encajará” en tu hogar. Asegúrate de que hay espacio para que el aire y la energía fluyan en una habitación.

Por ejemplo, una mesa de comedor, idealmente, debe tener suficiente espacio para que la gente pueda caminar completamente a su alrededor. Y una cama debe tener vías en ambos lados, no ser empujado contra una pared. Una piscina debe existir para el disfrute y reunión de la familia, no para representar una carga o estar siempre sucia.

RESUMEN

El desorden exterior simboliza lo que vives internamente pero que no te atreves a corregir.  La energía no puede fluir en tu vida de la manera correcta si hay algo que le impide circular libremente.

Evalúa que es lo que te detiene, revisa las cosas que tienen algún simbolismo y comienza a decirles adiós. El desapego de las cosas materiales poco a poco te ayudará a desprenderte también de situaciones o de relaciones que ya no quieres (y no necesitas) más en tu vida.

Piensa y hazte las siguientes preguntas:

¿Acaso no sientes que eres digno de algo mejor?

¿Te sientes culpable de deshacerte de regalos que te dio la gente?

¿Esperas que este desorden (por ejemplo, el equipo de ejercicio sin usar) te motivará a hacer un cambio, pero en realidad lo único que hace es crear culpabilidad y añadir presión a tu vida?

¿Tienes que rodearte de objetos que te hacen sentir rico, a pesar de que el desorden podría estar bloqueando las oportunidades que podrían ayudarte a crear riqueza real?

Si alguna de estas preguntas movió algo en ti, es buena señal. Recuerda que el primer paso siempre es admitir que tenemos un problema, paso siguiente, comenzar a resolverlo.

Mira a tu alrededor. ¿Qué dice el desorden sobre ti? ¿Qué tipo de patrones de desorden siguen llegando a tu vida? Algunas personas experimentan más de uno de estos patrones. ¿Cómo puedes cambiar tu vida hoy por eliminar el desorden de tu casa o apartamento?

A veces, es necesario verte desde fuera para ver realmente lo que el desorden, le está haciendo a tu vida, y cómo refleja tus emociones, la situación y la autoestima.

Y AHORA… A LIMPIAR Y A ORDENAR POR DENTRO Y POR FUERA!

VE EL VIDEO AQUI: ¿Eres una persona desordenada o acumulas objetos? Esto es para ti:

19 Dic

Como mantener la calma en esas 2 semanas de espera

Yo puedo
Listo.

Ha concluido el tratamiento.

Ya quedaron atrás días enteros de inyecciones, análisis de sangre, visitas al médico.

Ahora, a esperar… pero… ¡A quien no se le han hecho eternos estos días de espera! Realmente no hay una receta para sobrellevarlo, pero si quiero compartir contigo algunos consejos de cómo hacerlos más llevaderos y ligeros.

Trata de pensar positivamente
Casi todas nos torturamos pensando lo peor. Pero la realidad es que esto ¡NO nos hace NINGÚN bien! También tendemos a pensar “es ahora o nunca” cuando la realidad es que nada en esta vida es permanente. Es un hecho que deseas este embarazo como nada en el mundo, pero trata de pensar que si no lo logras, de ninguna manera es el final. La mejor manera de pensar positivamente es recordarte con frecuencia que ¡siempre habrá otra oportunidad!

Acepta que lo hecho, hecho está.
Trata de no poner en manos de la “suerte” o de “la voluntad de Dios” el resultado de este intento por quedar embarazada, ya que esto solo genera más ansiedad a la que de por sí ya traes encima. Científicamente, lo que ha hecho tu medico, está hecho ya. Si bien es cierto que hay muchas maneras de “ayudar” a tu cuerpo a retener ese embrión y a que se desarrolle hasta el final, el resultado positivo de una prueba no puede ser cambiado “mágicamente”. Si estás embarazada, lo estás. Si no, no lo estás. Así de sencillo. Aceptar este hecho puede traer mucha paz a tu mente para seguir adelante y aceptar lo que venga.

Trata de detener esos pensamientos obsesivos
Es cierto. A veces lo pensamientos se vienen en avalancha y no hay quien los detenga. Basta con un detonador (ver a una mujer embarazada o un bebé en la televisión) y comienza todo. Trata de darte cuenta y detén el proceso. Di “ALTO” y trata de pasar a otra cosa. No permitas que todo en tu vida gire alrededor de: “embarazo, concepción, ovulos, maternidad, etc.”. Respira hondo y ten a la mano algo con que distraerte. El hecho de que no hables de ello no va a quitarte de la cabeza este tema, pero por lo menos ya no será una pesada obsesión ni una carga más que llevar a cuestas. Aprende a manipular positivamente lo que pones y quitas de tu cabeza, para tu propio bien.

Mantente ocupada
Una vez que tengas algo en que ocuparte, enfócate en ello. Con todos tus sentidos. La única manera de distraer tus pensamientos es ocuparlos en otra cosa. No hay más. Claro que no tiene por qué ser algo aburrido, al contrario, si distraerte significa ir al salón de belleza a hacerte un manicure, ¡adelante! ¿Tienes ganas de ir de compras? Atiéndete. ¿Buscar a tus amigas y tener una “ladies night”? Adelante. Aprovecha la ocasión para consentirte. Piensa: “ya he hecho lo suficiente ahora me toca un poco de diversión, madre naturaleza: ¡dejo todo en tus manos!”

Pide apoyo de tu pareja
Se necesitan DOS para hacer un bebé, ¿cierto?. No solo en la parte biológica, sino también en la parte emocional. No excluyas a tu pareja del proceso. Tanto para comentar los temores o miedos que puedan tener, como para distraerse y recrearse mientras llega el día de conocer el resultado. Están juntos en esto, recuérdalo. Ambos han invertido tiempo, dinero y esfuerzo en intentarlo, aunque la presión y las emociones se manifiesten de diferente manera, inclúyelo en todo el proceso, distribuye la carga emocional entre dos y todo será más sencillo. Y seguro los une más.

Y finalmente, trata de reconocer el esfuerzo que has hecho por lograr tu sueño, ¡una palmadita en el hombro siempre es bien recibida! ¡Te lo mereces!

08 Jun

Daría todo por pertenecer …!

Todo el tiempo se nos invita a ser “buena onda”.

Cada vez que prendes la televisión, abres tu Facebook o platicas con amigos, parece como si todos se pusieran de acuerdo sobre como debes comportarte, vestirte, a que lugares ir, que comer, que decir, etc. para ser aceptado…

Y todos parecen seguir esta regla!!

Ves por la calle gente vestida “padrísimo”, con las últimas tendencias, zapatos carísimos pero “de moda”, bolsas, pañoletas, collares, anillos, etc. diciendo las frases de moda, visitando los sitios que están “cool”, endeudándose tremendamente pero porque es lo que “se estila”…

Todos quieren “encajar”.
OJO: Tu puedes pensar que se trata de aquella maravillosa capacidad del ser humano de “adaptarse”, pero que tal si esta fuera una trampa donde ser “buena onda” diluyera poco a poco tu verdadera personalidad?

¿Que tal si de pronto ya no recordaras lo que realmente te gusta, como realmente piensas y que es lo que realmente esperas de la vida?

El problema de ser “buena onda” solo por encajar en una sociedad donde este parámetro esta constantemente cambiando, es que, al final estás tratando de complacer a alguien allá afuera que ni siquiera sabe que existes y que al final ni siquiera le importas…

Es muy alto el precio que se debe pagar por “pertenecer”

Si te esfuerzas demasiado por agradar a alguien más, ¿cuánto tiempo debes sostener esa máscara? ¿Será que si te muestras como eres, no les gustarás más a otros?

¿Y QUE?

Hay que tener valor para ser uno mismo.

Yo prefiero ser recordada por haber sido valiente en mostrarme tal cual soy y no ser recordada porque siempre fui “buena onda”.

Sal del clóset.

Y mantente fiel a ti mismo, solo para gloria y honor propios.

Promete y cumple esto a la persona más importante que existe: TU.

Inicia hoy!!

27 Mar

Sabotaje… al ataque!

¿Las reconoces?

Muy seguramente han estado contigo por mucho tiempo y también es seguro que has tenido que mandarlas a freír espárragos muchas veces cuando has debido lograr tus metas más importantes.

Te las presento: Ellas son tus “saboteadoras” internas.

Algunas tienen nombres, la mía se llama “Severina Castillo” y tiende a pedirme constantemente que todo lo que haga sea “perfecto” y si no lo es, que mejor ni me moleste en hacerlo. O peor aún, cuando no logro hacer algo a la perfección me molesta durante días.   A veces le veo la cara de mi madre, otras, la cara de alguna de mis profesoras del colegio de monjas. A veces soy yo misma. Aquí lo importante es que te atrevas por fin a mirarlas a los ojos y decirles “¡BASTA, hasta aquí llegaron!”

¿Qué tipo de relación tienes con tus saboteadoras internas? ¿Cómo sueles comportarte ante ellas? ¿Te sientes pequeñita, indefensa, resignada? ¿Crees que te mereces que te hablen así, que influyan en tus decisiones, que te nieguen lo bueno? Y lo más importante… ¿crees que sirven de algo para lograr lo que te propones en la vida?

Si crees que ya es hora de que estas saboteadoras salgan de tu vida o por lo menos alguien las ponga en su lugar, Carrie Garber, en su boletín semanal, nos comparte algunos tips personales para experimentar esta “liberación”:

1.- QUITALES PODER~ Recuerda que ellas tienen únicamente el poder que tu les confieras. Cierto, a veces es difícil recordar esto. A veces ellas tienen el volumen tan alto cuando están hablándote, que es imposible que te escuches a ti misma y parece entonces que tienen un poder inmenso y avasallador. Por eso parece que este círculo vicioso no termina. Sin embargo, te recuerdo lo que tú ya SABES: ¡Eres infinitamente más poderosa que ellas! En realidad, su poder radica en que tanta atención les otorgas. Ellas no tienen un poder real, tienen el poder QUE TU LES DAS. Tu eres naturalmente creativa, completa y perfecta. La realidad es que tu eres poderosa.

2. – RE-CONECTATE~ A veces parece que todo lo que dicen estas saboteadoras es MUY en serio. Muchas veces pensamos que sus palabras son determinantes y que no hay vuelta atrás. ¿Cómo hacen sentirnos? Preocupadas, con miedo… ¡aterrorizadas! Y casi sin darnos cuenta, ya estamos bien instaladas en la duda y totalmente desconectadas de nuestros sueños y metas. ¿Solución? ¡Deja de tomarte en serio todo lo que te dicen estas saboteadoras! Y mejor tomate en serio a ti misma. Vuelve a tomar conciencia de las cosas y elige conectarte otra vez con tu verdadero yo. Conéctate otra vez con tu parte iluminada, feliz, segura de lo que en realidad eres. Trata de imaginar dónde estabas al principio, antes de escuchar a tus saboteadoras… en pocas palabras: ¡regresa a tu origen!

3.- RECONOCELAS Y RECONOCETE a ti misma~ Date cuenta que entre más trates de reconocer de donde vienen o quiénes son tus saboteadoras, mas poder tendrás sobre ellas y así podrás manejarlas más efectivamente. El poder está en el conocimiento. Te invito a que hagas un ejercicio de dialogo interno para generar estrategias de cambio. Por ejemplo, puedes empezar dándote cuenta ¿Cuándo surgen estas saboteadoras? ¿En qué circunstancias suelen comenzar su labor? ¿En qué lugar de tu cuerpo lo sientes: espalda, cuello, estomago, piernas, cabeza? ¿Qué cosas te dicen que te hacen sentir con poca confianza en ti misma? ¿Cómo describirías sus estrategias para lograrlo? Todas estas preguntas, créeme, te ayudaran a ir más allá y te darán herramientas invaluables para reconocer ciertos patrones de estas saboteadoras y con el tiempo y la practica lograras cambiar tus respuestas instintivas por respuestas ¡bien pensadas! ¡Responder vs. Reaccionar!

4.- Deja ya de juzgarte y comienza a celebrar! ~ Si de pronto te sorprendes a ti misma juzgándote y reprendiéndote por culpa de tus saboteadoras, créeme: ¡no estás sola! Es muy fácil etiquetar todo esto como “negativo” o verlo como una debilidad en ti misma. La realidad es que debemos interpretalo, no como una evidencia más de que no podremos lograr nuestros sueños, sino como una clara evidencia de que dentro de nosotros hay algo que todavía desea cuidarnos, como una madre que todavía nos cree niñas pequeñas. Con cada uno de nuestros actos, con nuestros deseos de llegar más lejos, de lograr metas ambiciosas, estamos retando a estas saboteadoras, pues ellas desean que sigamos en nuestra zona de confort y que estemos siempre “a salvo”. Pero esto es una evidencia más de que estamos CRECIENDO. Esta es una muestra más de que cada vez pensamos y jugamos más EN GRANDE que antes. La esencia es que: todo esto te ayuda a descubrirte y a alinearte con quien eres realmente: UNA MUJER PODEROSA. Y esto no puede ser motivo más que de una gran CELEBRACIÓN!

Para concluir, debo decir entonces, que nuestras saboteadoras realmente nos quieren proteger de esta enorme y poderosa mujer en la que nos estamos convirtiendo, pues piensan que todo este poder, todas estas metas que tenemos no las vamos a poder manejar…. La realidad es que estas saboteadoras ¡YA NO NOS SIRVEN! pues cada vez deseamos ir más allá y nuestros límites simplemente no existen. ¡Que alguien se los diga! Mejor aún, es hora de que TU se los hagas saber!

Hazle saber a tus saboteadoras que EVOLUCIONAR ES SEGURO. Entiéndelas y honra su presencia en tu vida ya que realmente han estado ahí para ser parte integral de tu crecimiento y evolución como la mujer poderosa que eres.

Conéctate con esta verdad: TODO ESTA BIEN EN TU MUNDO.

12 Dic

6 cosas que hay que DEJAR de hacer para ser FELIZ

 

Cada semana puede iniciar de la manera que elijas.

Si hoy te levantaste dispuesto a SER FELIZ, estas son 6 cosas que puedes DEJAR DE HACER para lograrlo:

1.- Deja de preocuparte de la opinión de otros

Lo que otras personas piensen y digan acerca de ti, en realidad, es algo no puedes controlar. Lo que en realidad se NOTA es, lo que tú opinas y sientes acerca de ti mismo. Analiza: ¿bajo la influencia de quien estás actuando?  ¿bajo los términos de quien dejas de hacer o haces ciertas cosas?  Tal vez muchos de los patrones que sigues, no los has analizado hace tiempo… o pertenecen a alguien más!

2.- Deja de cargar con los deseos de otros 

Siempre que iniciamos un nuevo proyecto, tenemos detrás de nosotros personas -incluso las que más nos quieren, que siempre están frenándonos con palabras desalentadoras. No es que tengan malas intenciones, es sólo que no pueden ver lo que implica para ti lograr esa meta, y piensan que no vale la pena el esfuerzo. Van a tratar de protegerte de un fracaso, pues ellos son los que realmente se sentirán fatales si fallas. Steve Jobs dijo una vez: “tenemos el tiempo contado, así que no lo desperdicies tratando de vivir la vida de alguien más”

3.- Deja de preocuparte de lo que otros tienen

Cuando te sorprendas comparándote con otros: compañeros de trabajo, vecinos, amigos, o alguien famoso… ¡DETENTE! Todos somos diferentes. La mayoría pensamos “voy a ser feliz cuando sea como ella… o cuando tenga las cosas que tiene él…”, sin darnos cuenta que podemos tener nuestras propias metas y disfrutar el camino que nos lleve a lograrlas. Siempre “parece más verde el patio del vecino de al lado pero pocas veces sabemos reconocer el verdor de nuestro propio jardín”

4.- Deja de preocuparte de tener siempre la razón

Todos avanzamos a nuestro propio ritmo. Hay infinidad de cosas ‘buenas’ y ‘malas’ pero todo es relativo. Lo que puede estar mal para ti, probablemente sea bueno para otra persona. La gente necesita vivir su vida a su manera y de la manera que este BIEN para ella.

Cuando sientas la necesidad de tener la razón… detente un momento y trata de calmar tu mente. Ábrete a nuevas ideas y opiniones. No te concentres únicamente en lo que otros hacen si no en las razones que pudieran tener para hacerlo.

5.- Deja de preocuparte por cometer errores

Los errores son humanos y te enseñan lecciones invaluables. El más grande error que mucha gente comete es: dejar de hacer cosas por temor a equivocarse. ¡Tienen demasiado miedo de fallar! Toma lo que la vida te ofrezca, porque como dicen “el mismo tren no pasa dos veces”, y recuerda: si no haces nada, nada sucederá, y probablemente estarás parado en el mismo punto toda tu vida.

6.- Deja de preocuparte por lo que no puedes controlar

Algunas cosas están fuera de nuestro control y hay que aceptarlo. Lo mejor que puedes hacer para compensar aquello que no puedes controlar, es utilizar una buena ACTITUD. Escoge mirar las circunstancias externas con positivismo y trata de sacarles provecho. Piensa: ¿Qué puedo hacer, que si está en mis manos para avanzar? No podemos cambiar un suceso en sí, pero si podemos elegir de que manera reaccionamos ante él.

Si cada día te despiertas pensando “algo extraordinario sucederá hoy en mi vida” y además prestas especial atención a los detalles… SIEMPRE encontrarás algo que te hará corroborar lo dicho.

El cómo dirijas tu vida cada día es una elección que SI está en tus manos!

ELIGE BIEN.

03 Dic

Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo…

Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo…

Por: Emma Bombeck

Me habría ido a la cama cuando estaba enferma en vez de pretender que la tierra se pararía si yo no estuviera en ella al día siguiente.

Hubiera encendido la vela rosada en forma de rosa antes de que se derritiera guardada en el armario.

Habría invitado a mis amigos a cenar sin importar que la alfombra estuviese manchada y el sofá descolorido.

Habría comido las palomitas de maíz en el “salón de las visitas” y me habría preocupado menos de la suciedad cuando alguien quisiese prender el fuego en la chimenea.

Me habría dado el tiempo para escuchar a mi abuelo divagando sobre su juventud.

Nunca habría insistido en llevar cerradas las ventanas del carro en un día de verano porque me acababa de peinar y no quería que mi pelo se desarreglara.

Me habría sentado en el prado sin importar las manchas de la hierba.

Habría llorado y reído menos viendo televisión y más mientras vivía la vida.

Nunca habría comprado algo debido a que era práctico, no se ensuciaba o estaba garantizado para durar toda la vida.

En lugar de evitar los nueve meses de embarazo, habría atesorado cada momento y comprendido que la maravilla que crecía dentro de mí, era mi única oportunidad en la vida de asistir a Dios en un milagro.

Cuando mis hijos me besasen impetuosamente, nunca habría dicho “más tarde, ahora ve y lávate para la cena”, habría habido más “te quiero” y más “lo siento”.

Pero sobre todo, quiero darle otra oportunidad a la vida, quiero aprovechar cada minuto. Mirar las cosas y realmente verlas… vivirlas y nunca volver atrás. ¡DEJAR DE PREOCUPARME POR LAS COSAS PEQUEÑAS!

No te preocupes sobre a quién no le agradas, quien tiene más o quien hace que…

En lugar de eso, ¡atesoremos las relaciones que tenemos con aquellos que de verdad nos quieren!

02 Dic

Culpar

Algunas personas tienen el hábito de culpar a otros… aunque tal vez todos tengamos esa debilidad.

La lista de chivos expiatorios para nuestras miserias es ingeniosa e interminable: nuestros  padres, la comunidad, los maestros, el gobierno e incluso demonios y dioses son todos invocados cuando tenemos problemas.

Si las dificultades verdaderamente vienen de fuera, el problema no es el culpar. En esos casos, el curso de acción es muy claro: neutralizar esa influencia.

Si el problema viene de dentro, la solución también tiene que venir de adentro.

Antes de que culpes a tus amigos, parientes, o maestros por malos hábitos y falta de visión, deberías recordar que no hay que culpar a nadie, ni siquiera a ti mismo.

Es igualmente un error el perder la autoestima simplemente porque tienes algunos defectos.

Trata de ver tus deficiencias y toma medidas para eliminarlas  de manera que no afecte tu auto concepto y todo lo que hasta ahora has logrado.

Asume la tarea de elevarte sobre tus defectos.

Las personalidades verdaderamente primitivas con aquellas que nunca intentan perfeccionarse a sí mismos.

Todos tenemos un núcleo perfecto, un yo especial dentro. Esa pureza es perfecta y sagrada; por lo tanto, nadie es peor que otro.

Todos estamos en este planeta simplemente para volver a alcanzar ese yo puro.

Cuando alcanzamos ese espíritu, no hay defectos y no hay culpa.

365 Meditaciones Tao –  Meditación #153 -01 de Diciembre 2011: Culpar
01 Dic

Reta a tus propios pensamientos

Reta a tus propios pensamientos… y crea nuevos y mejores enfoques para tu vida!

En estos tiempos de incertidumbre,  y con el estrés del día a día, nos vemos envueltos en un estado constante de preocupación.

Pero estar preocupado… NO nos garantiza una solución a nuestros problemas! y mucho menos es una forma sana de inducir pensamientos positivos. Muchas personas confunden “estar preocupado” con “estoy buscando soluciones”, pero la realidad es que PLANEAR nos debe dar como resultado ACCIONES y mientras tanto PREOCUPARNOS nos provoca únicamente ANSIEDAD.

Preocuparse es el resultado de diversas distorsiones del pensamiento.

Distorsionar significa exagerar y tener pensamientos irracionales. Si nos detenemos un momento y nos proponemos  cambiar estas distorsiones, lograremos reducir considerablemente ese incómodo estado de preocupación.

A continuación se enumeran las distorsiones más comunes,  cómo podemos cambiarlas y crear a partir de esto,  una manera más positiva vivir:

DISTORSIONES COGNITIVAS y como cambiarlas

1.-Descalificar lo positivo

Descalificar lo bueno que nos pasa, significa que los eventos positivos que nos ocurren terminan en la basura, no cuentan, no son importantes! Cuantas veces no te sorprendes a ti mismo diciendo “si me fue bien en la reunión, pero la verdad es que simplemente tuve suerte” o algo como “Si, obtuve un ascenso en mi trabajo, pero la verdad es que me lo dieron por que nadie quería ese puesto”. Todos estos pensamientos lo único que hacen es QUITARTE la felicidad del momento, la felicidad que implica haber logrado algo importante!

EL RETO: Acepta lo positivo que te está ocurriendo, y siéntete orgulloso de lo que acabas de lograr. Evalúa tus pensamientos y deja que la negatividad se vaya por donde vino! Incrementa las sensaciones positivas del momento, para que puedas crear un nuevo panorama que incremente tu autoestima.

2.-Generalización

En esta distorsión, el hecho de que hayamos pasado por una experiencia negativa, nuestra mente crea un pensamiento en el que siempre nos va a perseguir la misma suerte. Es la típica frase que nos repetimos una y otra vez “como me fue mal en esta entrevista de trabajo, nunca seré capaz de conseguir un empleo”.

EL RETO: Todos tenemos eventos negativos en nuestra vida. Algunos nos han dolido más que otros. Aquí el reto es tomar estos eventos y CREER que podemos crear otros diferentes en el futuro. Lo mejor sería que pensáramos “no me fue bien en esta entrevista, pero ahora sé que puedo mejorar para la siguiente, así que seguro me ira mejor” Recuerda que una experiencia negativa no tiene porque volverse tu realidad, permite que dure el tiempo necesario solo para tomar lo bueno y adquirir experiencia.

3.- Descartar lo positivo

Enfocarse solo en lo negativo puede convertirse en un hábito. Hay muchas personas que, no importando que tantas cosas buenas les han pasado en el día, insisten en recordar solo aquellas que les salieron mal. Ejemplo: Una vez le pregunte a uno de mis pacientes ¿Qué tal te fue hoy? Y me contestó “fatal!” Le pedí que me contara a detalle y me dijo “Estudié toda la noche, me levante a tiempo y me fui a presentar mi examen, salí bien, luego quedé para comer con un amigo de la infancia pero al final del día se me poncho la llanta ¡fue terrible!” Para esta persona el día fue “fatal” solo porque termino con una experiencia negativa y no fue capaz de enfocarse en todo lo bueno que le había sucedido! Un poco injusto, no crees?

EL RETO: ¡ENFOCATE en lo que más te conviene! Una buena herramienta consiste en escribir una lista de las cosas tal como sucedieron, luego divide la hoja y de un lado escribe las cosas que consideres positivas y del otro lado las negativas… mira la hoja objetivamente y determina tu mismo como deberías catalogar tu experiencia ese día. ¡Escribir siempre ayuda para ver las cosas en perspectiva!

4.- Hacer de todo una catástrofe

Este tipo de distorsión se refiere a cuando la persona siempre está esperando que ocurra lo peor. No importa que tipo de situación tenga enfrente, siempre espera que todo salga mal y este pensamiento en si la angustia igual o peor que si ya hubiera sucedido. Ejemplo: “El piloto del avión está diciendo que vamos a entrar en una turbulencia… será que el avión se va a estrellar y moriremos todos?”  O la actitud cuando vemos un accidente en la carretera y pensamos “tal vez a nosotros nos suceda igual!”

EL RETO: ¡Piensa positivo! Toma una actitud frente a los eventos que sea beneficiosa para ti. Trata de pensar racionalmente: “es cierto que hay una turbulencia pero ya pasará” Y mientras esto sucede trata de pensar en otra cosa y distrae tu mente de pensamientos negativos. Al distraernos incluso podemos trasladarnos a escenarios más propositivos y estaremos practicando el hábito de pensar positivo cada vez que estemos frente a una situación difícil.

Te identificas con alguna o algunas de estas distorsiones?

Estás dispuest@ a hacer cambios para mejorar tu estado de ánimo?

Pues el reto continúa…

Artículo original traducido de: Donna M. White, MA, LMHC
15 Nov

Aceptar y Superar la Ansiedad

miedo-ansiedad1

Ahí estas, en medio de una junta de trabajo, en el supermercado, en el centro comercial, con tus hijos en una fiesta… y de pronto ocurre.

Es ese tipo de sensación que esperas que pase pronto y que nadie lo note. Pero no pasa. Y muchas veces si se nota.

Es un episodio de ansiedad.

Te ha acompañado mucho tiempo y estás tan acostumbrado a ello, que simplemente te has acostumbrado a vivir así. Pero esto no es vida.

Quiero recordarte que si se puede vivir mejor. Y como hacerlo. 

 

Muchas personas  sufren episodios de ansiedad en silencio y albergan dentro de sí mismos sentimientos de vergüenza o de falta de control.  La ansiedad se desencadena por multiples situaciones y en ocasiones el individuo siente que lo “golpea” sin causa alguna. Los sintomas varían de individuo a individuo e incluso son diferentes cada episodio. La ansiedad provoca sensaciones corporales como: opresion en el pecho, falta de aliento, mareo, confusion, aumento de la frecuencia cardiaca, malestar estomacal y la sensacion de querer escapar. Por eso no es raro que este tipo de sensaciones asusten e incluso debiliten a quienes la sufren.

Encontrar y entender la causa de estos ataques de ansiedad la hace mas facil de manejar y erradicar. Muchos terapeutas estan de acuerdo que es esencial mejorar la calidad de vida del paciente. En mi propia experiencia, ayudar a las personas a identificar el pensamiento o sentimientos que precede a la crisis de ansiedad  y ubicar el contexto en el que inició, es un gran comienzo.

Si sufres de ataques de ansiedad frecuentemente y no eres capaz de encontrar la posible causa, te sugiero que comiences un “Diario” en el cual lleves un record de cuando ocurren las crisis y anotes toda la informacion que te sea posible recordar, asi como el nivel de ansiedad que se presento. Darte cuenta de cuando ocurren, con quien estabas, que ocurrió, etc.,  te ayudara a distinguir patrones repetitivos y a encontrar mas facilmente la o las causas que desencadenan cada episodio.

Una vez que hayas identificado esto, trata de desafiar el pensamiento que estás teniendo en ese momento… ¿Es un temor real? Preguntate si estas REALMENTE frente a una amenaza. Ten en  cuenta que todo esto será una herramienta eficaz para encontrar la raiz del asunto, y en consecuencia, para lidiar mas facilmente con tus emociones. Recuerda: siempre es un pensamiento el que precede a cualquier reacción emocional.

Encontrar el tratamiento ideal también es importante. Hay muchas y variadas opciones: medicamentos alópatas, homeopatas, terapia o la combinacion de ambas. Un especialista preparado te puede guiar para que encuentres el tratamiento que mejor se adapta a tus necesidades. Encontrarlo significará que mejores tu calidad de vida significativamente.

Es de gran ayuda también saber como ayudarte a ti mismo. La mayoria de las veces, la ansiedad se desencadena por la PERCEPCION que tienes de ciertas cosas. La percepcion puede ser alterada por tus propios pensamientos y la mayoria de las veces son pensamientos negativos. Algunas alternativas serían REEMPLAZAR estos pensamientos negativos por positivos  o DESAFIAR tus propios pensamientos negativos. O simplemente, observar lo que ocurre.

Desafiar tus pensamientos negativos y cuestionarlos es tu mejor herramienta para cambiar tu perspectiva de la situacion clave que desencadena la crisis de ansiedad, aquí algunos ejemplos, preguntate a ti mismo:

  • ¿Hay una mejor manera de afrontar esta situacion?
  • ¿Es totalmente cierto que algo malo va a suceder?
  • ¿Preocuparme por esta situacion va a ayudarme de alguna manera?
  • ¿Que otras opciones tengo?

También te ayuda pensar: ¿Qué le diría yo a una persona que le estuviera pasando lo mismo? Toma el rol contrario, ¿Qué le aconsejarías?  ¿Cómo le ayudarias a tener una perspectiva mas positiva de la situación?

Ya para finalizar te recuerdo que: ignorar lo que te sucede, tampoco ayuda. No ignores tu propia ansiedad, esto solo hace que la situacion empeore. Enfrenta tus pensamientos y tus emociones. Trata de actuar racionalmente, piensa alternativas para lidiar con ella, para tranquilizarte. Es muy facil decir “¡ay no, esta pasando de nuevo y esta vez sera terrible, sera peor que la vez anterior!” Estancarte en pensamientos negativos…  no te ayuda en NADA. Trata de enfocarte en el presente, en el lugar en que te encuentras, fija tu atencion en algun punto, respira hondo e imagina que tu cuerpo poco a poco se relaja, se tranquiliza y dejas ir toda esa ansiedad por donde vino. DARSE CUENTA… Es un gran avance!

La realidad es que todo esto solo es cuestion de PRACTICA. Explora todas las opciones que tengas a la mano y encuentra la que es mejor para ti. Los cambios no se dan de la noche a la mañana pero por algo se empieza, y en cuanto comiences a ver y a sentir los beneficios sabrás que ya estás del otro lado.

Comienza ya a caminar hacia TU BIENESTAR!

Te lo mereces!