04 Feb

Te preocupa algo? Enfréntalo!

miedoCada día surgen nuevas preocupaciones, pendientes que cumplir, situaciones que a veces nos dejan “idos” pensando como resolverlas.  O peor aún, sin dormir.
Ante los retos que nos presenta la infertilidad, es imposible no sentirse sobrepasado por todo lo que esto implica: tratamientos, test de embarazo, preguntas y sobre todo… pensamientos.

NO NOS DEJAN EN PAZ, cierto?  La infertilidad nos envuelve en periodos de incertidumbre que muchas veces parecen no tener fin y que intervienen con nuestra vida diaria.

¿Has sentido alguna vez que esta situación te lleva en “piloto automatico” en lugar de que tu seas capaz de controlarla?

Muchas personas me escriben y me preguntan: “Pamela, como hago para estar positiva?”  Mi respuesta? Es muy importante que TOMEMOS LAS RIENDAS del asunto, queridas mujeres, queridos hombres.

A continuación, algunos puntos importantes que nos ayudarán a sentirnos positivos ante situaciones impredecibles:

RECONOCE Y DEFINE EXACTAMENTE CUAL ES TU TEMOR, CUAL ES TU MIEDO PRINCIPAL.miedo2
Muy pocas veces nos detenemos y pensamos ¿a que le tengo tanto miedo? simple y sencillamente nos dejamos envolver por la sensación y nunca nos entretenemos en mirarla a los ojos y definirla. Es cierto, a veces le tememos a lo desconocido, pero incluso esto tiene forma, sonido, color o incluso la cara de alguien. Si puedes, escribelo. Se trata de que te escuches a ti misma.

TRATA DE IDENTIFICAR EL PEOR ESCENARIO POSIBLE.
A veces, tratar de imaginar tu vida ante el peor escenario posible puede ser muy liberador. ¿Como actuarías, que sentirías, que harías? Una vez que identificas tu reacción, tu mente actúa “como si” ya hubiera sucedido esto tan terrible que imaginaste y simplemente, lo deja pasar.

COMPARTE CON UNA PERSONA DE TU CONFIANZA.
Siempre sucede, en serio. Cuando le cuentas a alguien mas lo que tanto te preocupa, esa persona te ayuda a ver OTRO escenario, es decir, te da su punto de vista y generalmente amplia tu visión y por ende, te ayuda a vislumbrar soluciones. Está de más decir que debes escoger bien a quien vas a contarle, pero una vez que estás con la persona correcta, solo cosas buenas puedes obtener.

MEDITA. RESPIRA. ENFOCATE EN EL PRESENTE.

A veces es difícil. Pero una vez que tomas el primer respiro, todo toma otro rumbo. Respirar significa DETENERSE. STOP. PAUSA. Puedes ocupar este momento para agradecer por todo lo que SI TIENES, puedes pensar al 100% en el momento presente: donde estás, con quien estás, como se siente tu cuerpo… La idea es dejar -de una vez por todas- de pensar tanto en el futuro (o en el pasado, según sea el caso) ya que muchas veces la razón de nuestras preocupaciones está en pensar demasiado en ¿que pasará? o también en ¿porque me pasó esto? y desperdiciamos gran cantidad de energía que bien puede usarse en enfocarte en lo que tienes AHORA.

paz interiorTodo lo que necesitas es un poco de voluntad. Un poco de ese ingrediente mágico llamado “ME MEREZCO ESTAR TRANQUILA”.

Una vez que descubres que ERES TU la que lleva las riendas de tu vida, todo empieza a fluir porque TU ASÍ lo has decides cada día.

Hasta pronto,

 

19 Dic

Como mantener la calma en esas 2 semanas de espera

Yo puedo
Listo.

Ha concluido el tratamiento.

Ya quedaron atrás días enteros de inyecciones, análisis de sangre, visitas al médico.

Ahora, a esperar… pero… ¡A quien no se le han hecho eternos estos días de espera! Realmente no hay una receta para sobrellevarlo, pero si quiero compartir contigo algunos consejos de cómo hacerlos más llevaderos y ligeros.

Trata de pensar positivamente
Casi todas nos torturamos pensando lo peor. Pero la realidad es que esto ¡NO nos hace NINGÚN bien! También tendemos a pensar “es ahora o nunca” cuando la realidad es que nada en esta vida es permanente. Es un hecho que deseas este embarazo como nada en el mundo, pero trata de pensar que si no lo logras, de ninguna manera es el final. La mejor manera de pensar positivamente es recordarte con frecuencia que ¡siempre habrá otra oportunidad!

Acepta que lo hecho, hecho está.
Trata de no poner en manos de la “suerte” o de “la voluntad de Dios” el resultado de este intento por quedar embarazada, ya que esto solo genera más ansiedad a la que de por sí ya traes encima. Científicamente, lo que ha hecho tu medico, está hecho ya. Si bien es cierto que hay muchas maneras de “ayudar” a tu cuerpo a retener ese embrión y a que se desarrolle hasta el final, el resultado positivo de una prueba no puede ser cambiado “mágicamente”. Si estás embarazada, lo estás. Si no, no lo estás. Así de sencillo. Aceptar este hecho puede traer mucha paz a tu mente para seguir adelante y aceptar lo que venga.

Trata de detener esos pensamientos obsesivos
Es cierto. A veces lo pensamientos se vienen en avalancha y no hay quien los detenga. Basta con un detonador (ver a una mujer embarazada o un bebé en la televisión) y comienza todo. Trata de darte cuenta y detén el proceso. Di “ALTO” y trata de pasar a otra cosa. No permitas que todo en tu vida gire alrededor de: “embarazo, concepción, ovulos, maternidad, etc.”. Respira hondo y ten a la mano algo con que distraerte. El hecho de que no hables de ello no va a quitarte de la cabeza este tema, pero por lo menos ya no será una pesada obsesión ni una carga más que llevar a cuestas. Aprende a manipular positivamente lo que pones y quitas de tu cabeza, para tu propio bien.

Mantente ocupada
Una vez que tengas algo en que ocuparte, enfócate en ello. Con todos tus sentidos. La única manera de distraer tus pensamientos es ocuparlos en otra cosa. No hay más. Claro que no tiene por qué ser algo aburrido, al contrario, si distraerte significa ir al salón de belleza a hacerte un manicure, ¡adelante! ¿Tienes ganas de ir de compras? Atiéndete. ¿Buscar a tus amigas y tener una “ladies night”? Adelante. Aprovecha la ocasión para consentirte. Piensa: “ya he hecho lo suficiente ahora me toca un poco de diversión, madre naturaleza: ¡dejo todo en tus manos!”

Pide apoyo de tu pareja
Se necesitan DOS para hacer un bebé, ¿cierto?. No solo en la parte biológica, sino también en la parte emocional. No excluyas a tu pareja del proceso. Tanto para comentar los temores o miedos que puedan tener, como para distraerse y recrearse mientras llega el día de conocer el resultado. Están juntos en esto, recuérdalo. Ambos han invertido tiempo, dinero y esfuerzo en intentarlo, aunque la presión y las emociones se manifiesten de diferente manera, inclúyelo en todo el proceso, distribuye la carga emocional entre dos y todo será más sencillo. Y seguro los une más.

Y finalmente, trata de reconocer el esfuerzo que has hecho por lograr tu sueño, ¡una palmadita en el hombro siempre es bien recibida! ¡Te lo mereces!

14 Jun

¿Cómo reducir la ansiedad durante mi tratamiento de fertilidad?

La verdad es que esos días acabamos ¡exhaustas!
Horas y días de espera, inyecciones, revisiones ginecológicas, muestras de sangre una y otra vez, relaciones programadas… Y si se lo contamos a alguien, pocas veces nos entienden o en el mejor de los casos todos te preguntan casi diario ¿cómo van, que ha pasado, ya resulto? Y nosotras:  acabamos contando ovejas en esas noches interminables de insomnio…
¿Qué hacer para reducir la ansiedad en estos días tan difíciles?
Muchas de nosotras, buscamos constantemente que hacer en estos días de incertidumbre, sobre todo algo que nos permita relajarnos,  que sea productivo y que  nos ayude con el resultado final: concebir un hijo sano.
A continuación, algunas recomendaciones:

Ejercicio.-
 No tienes que sudar y sudar, simplemente hacer algo que te guste, ejemplos: ritmos latinos, yoga, pilates, correr o trotar, caminar, andar en bici, bailar en tu casa, hacer aseo, kickboxing, subir escaleras siempre que puedas, etc. Cualquier forma de movimiento, que te haga feliz y que consigas hacer durante 30 minutos seguidos, será de gran ayuda.
 Comer sano.- no tiene que ser una tortura si piensas que lo estás haciendo ¡para lograr tu sueño! Puedes comenzar con algo muy sencillo: arma un menú que puedas seguir por lo menos 1 semana y hacer que alguien lo haga contigo para motivarse mutuamente. Y como les recomiendo siempre: si por alguna razón llegas a fallar, sigue adelante, ¡reivindícate al día siguiente!
Escribir.- ¿Qué te parece si diariamente escribieras todas las emociones, pensamientos e ideas que te vienen a la cabeza con respecto al tratamiento que estás a punto de iniciar? Ya sea que lo compartas, como en el caso de un Blog o simplemente comprarte una libreta muy coqueta y ¡comenzar a darle rienda suelta a la escritora que llevas dentro! Podrías escribir un poema…
Hobbies.- ¿Tienes algún hobbie olvidado?  ¿Alguna vez te sentiste relajada armando rompecabezas,  jugando sopa de letras, retando en juegos de mesa a tus amigos, rellenando los crucigramas del periódico, asistiendo al cine y después comentando la película, asistiendo a círculos de lectura, resolviendo sudoku, jugando ajedrez o algún juego on-line tipo tetris o bejeweld? Cualquier pasatiempo que te guste, disfrutes y puedas compartir con otras personas ¡sería maravilloso para distraerte y dejar atrás el estrés!
 Música .- Si tienes un gusto especial por la música ¡es tiempo de re-tomar este hábito! Cómprate algunos buenos CD’s (de esos que siempre has querido tener) o pídelos prestados a una amiga, consíguete esos DVD de los conciertos de tu artista favorito o bien retoma aquel gusto que tenías por la música clásica… La música tiene un gran poder curativo y es una maravillosa aliada ¡cuando necesitamos cambiar de estado de ánimo!
Espiritualidad.- Una de las herramientas más poderosas que tenemos los seres humanos es esa capacidad innata de CREER en algo Superior. Acércate a tu iglesia, a algún grupo de oración y verás que, aparte de no sentirte sola, podrás sentirte parte de un grupo de personas muy especial que te ayudarán a recordar cada día el milagro de la vida.
 Estos son sólo algunos ejemplos de cosas que pueden hacer para ayudar a reducir el estrés que un tratamiento de fertilidad produce… pero siempre recuerden acompañar cualquiera de estas alternativas con ACTITUD.
Una ACTITUD positiva puede ayudarnos en gran medida, pues el simple hecho de que te des cuenta: “estoy haciendo ALGO diferente”  ¡va a ayudarte muchísimo a lograr lo que tanto deseas!
¡Que tengan un día espectacular!
31 Ene

Como cuidar de ti mismo cuando estás deprimido


“La Depresión es una enfermedad que requiere buenas dosis de auto-cuidado”
nos dice la psicóloga Deborah Serani, a través de su libro Living with Depression: Why Biology and Biography Matter along the Path to Hope and Healing.

Esto parece más fácil de decir que de hacer cuando estás atravesando un momento de profunda depresión, pues parece una piedra más que agregarle a tu pesada carga. ¿Cuidar de mí misma? ¿No se supone que los demás deben cuidar de mí en estos momentos?

La depresión puede ser dolorosa y exhaustiva. A veces, la depresión parece ser el final.

Y cuando te empiezas a sentir mejor, dejas a un lado justamente aquellos hábitos que pueden hacer que te sientas mejor la próxima vez que tengas un episodio depresivo.

Por ejemplo, dejas de ir a terapia, dejas de tomar tus medicamentos, dejas de comer sano o hacer ejercicio… para cuando regresan tus episodios depresivos, no eres capaz de detectarlos, estás un poco peor y sufres más la recaída.

Mediante estos consejos, la autora nos proporciona, a grandes rasgos, técnicas efectivas para crear un ambiente sano a tu alrededor.

1. Acude de forma regular a tus sesiones terapéuticas.  Cuando comenzamos a sentirnos mejor, la tendencia es dejar de asistir a nuestras sesiones de terapia, primero una, luego dos y luego… todas. En lugar de esto, platica con tu terapeuta porque estas deseoso de interrumpir tus sesiones. Refuerza tu relación con tu terapeuta y entre los dos pueden hacer los ajustes necesarios.

Generalmente, cuando lo hablamos, surgen importantes descubrimientos. Las veces que nos saltamos sesiones o dejamos de asistir, se debe, comúnmente a que estamos evitando ciertos temas o indagar en situaciones que son difíciles para nosotros y la manera que utilizamos para defendemos de algo que no nos gusta es: EVITANDOLO. Hablarlo en lugar de alejarnos es una poderosa herramienta para enfrentar los miedos ya que siempre será mejor trabajarlos, disminuirlos y finalmente desaparecerlos.

2. Toma tus medicamentos como te lo ha indicado el especialista.  Si comienzas a disminuir o evitar tus dosis, esto impacta directamente en la efectividad del medicamento y del tratamiento en general: ¡al final siempre regresarán los síntomas!  Alcohol y  otras sustancias también afectan el tratamiento. Y algo peor, cuando nos quitamos de golpe los medicamentos, se observa el “síndrome de evitación” que puede tener consecuencias negativas a nivel físico y emocional, ya que se observan reacciones en el cuerpo bastante desagradables. Siempre platica con tu médico antes de tomar una decisión acerca de tus medicinas.

Hay personas que requieren tomar medicamento de por vida, pero su vida no tiene porque girar alrededor de esto; hay muchos niños diabéticos que deben su vida a la insulina, muchos con epilepsia que requieren antiepilépticos y otros más con miopía que requieren anteojos… todos ellos requieren algo especial que les proporciona CALIDAD de vida y aquellos que deciden encontrar más satisfacción en agradecer por esto que estarse lamentando, viven más felices.

3. Duerme suficiente.  Dormir tiene un gran impacto en las alteraciones del estado de ánimo. Poco o mucho sueño desencadena exceso o disminución de actividad y por ende, manía o depresión. Trata de ser consistente en tus horas de sueño y en el horario en el cual vas a la cama para mejorar tu salud física y mental.

Si debes hacer ajustes en tu medicación, platica con tu medico. A veces el efecto secundario de algunos medicamentos psiquiátricos es el insomnio o la incapacidad para dormir. Si es necesario que tomes tu medicación por las mañanas para evitar esto, sugiérelo a tu medico… ¡así de fácil! Si es necesario que tomes siesta, ayuda a tu organismo de esta forma: organízate y tómalas con horario y tiempo de duración. O bien, trata de no llevarte problemas o conflictos a la cama los cuales eviten que concilies el sueño regularmente.

4. ¡Muévete!  Algunos de los efectos de la depresión son el debilitamiento y el agotamiento. Esto provoca una gran dificultad para movernos o incluso salir de la cama. El letargo que sentimos hace casi imposible que nos ejercitemos, incluso a veces es toda una hazaña simplemente bañarnos o salir de casa. Nos sentimos pesados, cansados, como pájaros heridos…

Movernos puede ayudarnos grandemente. Comienza con pequeños movimientos, estírate, respira, haz algunos quehaceres menores, toma una ducha caliente y así, poco a poco comienza a hacer más cosas: camina, juega, baila, etc. sobre todo cosas que disfrutes y en menos de lo que te esperas, ya estarás activa y con un estado de ánimo diferente.

Y obviamente, si acompañas tus actividades con otros, será más sencillo. Si puedes, invita a alguna vecina o amiga a caminar contigo, ofrécete a ayudar a la servidumbre con alguna tarea sencilla o incluso puedes cocinar con alguien que te guste su compañía!

5. Come bien. Una de las claves de la salud en general es proveer a nuestro cuerpo de los nutrientes que necesita: vitaminas, minerales, proteínas, etc. Lo mismo ocurre cuando padecemos depresión: una mala o deficiente alimentación puede limitar nuestra energía natural e incluso alterar nuestro cerebro a nivel de pensamientos (distorsiones cognitivas) y por consiguiente, nuestro estado de ánimo.

Si no te sientes con ganas de ir al súper o al mercado a comprar víveres, busca establecimientos que entreguen a domicilio y así puedes salir de este círculo vicioso. Otra opción es pedirle a alguna persona de tu confianza que te ayude de vez en cuando a cocinar algunos platillos. La idea es que no permitas que la falta de energía haga que comas menos o deficientemente, busca alternativas para que la alimentación siga siendo un pilar importante para salir de la depresión.

6. Identifica lo que desencadena tus episodios depresivos.  Esta es una de las cosas más importantes que debes conocer de ti mismo para evitar las recaídas. Por ejemplo, debes tener muy en mente que tipo de personas desencadenan ciertas reacciones en ti, qué tipo de actividades te ayudan y cuáles no. Si vas a ver una película o programa de televisión, escoge los te hacen sentir bien y no los que te provoquen angustia o ansiedad. Si sabes que debes acudir a algún lugar que tenga ruidos estruendosos o algún ambiente donde se sobre estimulen tus sentidos, prepárate adecuadamente… solo tú sabes que es lo que te ayuda y lo que no, así que respeta estos límites y hazle saber esto a los que te rodean. ¡Honra tus propios límites y los demás lo harán!

7. Evita personas “toxicas”.  Existen. De que las hay, las hay. Son personas que extraen toda tu energía, son esas personas envidiosas, competitivas o demasiado juiciosas.  Si te es imposible librarte de ellas, trata de limitar la convivencia y en su lugar elige personas más saludables y que le aporten cosas positivas a tu vida. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

8. Trata de estar en contacto con otras personas. El aislamiento es tu peor enemigo.  Trata de agendar reuniones con amigos, familiares, vecinos. Trata de conocer lugares nuevos, diferentes, estimulantes, busca recursos en tu ciudad o bien si no puedes quedar con nadie, busca actividades que estimulen tus sentidos como leer o armar un rompecabezas, la idea es tener la mente ocupada con actividades que traigan algo saludable a tu vida.  Las actividades de voluntariado o los grupos de autoayuda también proporcionan una sensación de pertenencia bastante benéfica para tu salud física y mental.  ¡Y nunca dejes de pedir ayuda a tus seres queridos, para que te incluyan en actividades de convivencia!

9. Trata de crear un espacio personal saludable  Deborah Serani nos recuerda que, “… se trata de crear un espacio que te nutra de cosas buenas, que te revitalice, tanto la mente, cuerpo y espíritu” Ella nos sugiere, por ejemplo, abrir las persianas para dejar entrar la luz natural del sol. Así de sencillo. Prender velas aromáticas o algún tipo de aparato de aromaterapia: las esencias funcionan maravillosamente para el estado de ánimo: reducen el estrés, te ayudan a lograr un sueño reparador y pueden incrementar tu capacidad natural inmunitaria. Los aromas cítricos o de lavanda han demostrado ser efectivos en tratamientos de depresión.

Estos aromas puedes usarlos tanto en aceites, velas o incienso. Ella en especial usa lavanda, lilas, vainilla y mango, pero tú puedes escoger lo que más te guste, lo que te motive. Si eres sensible a las fragancias, usa aceites, flores naturales o frutos secos, cualquier cosa es buena para estimular tu sentido del olfato.

La música es otro elemento sanador bastante efectivo, así como ayudarte de ella para meditar, usar la imaginación guiada, practicar yoga incluso ordenar tu hogar o remodelarlo. La música puede ser suficiente para cambiar tu estado de ánimo. ¡Pruébalo!

Por último, Serani hace hincapié en potenciar tus virtudes y recuperar tu estado natural de salud.

En sus palabras: “Aprende acerca de tu propia biología a través de tu biografía: ¿Qué tanto sabes de ti? Sigue al pie de la letra tu tratamiento psiquiátrico y psicológico, crea tu propio espacio saludable y no permitas que nada ni nadie minimice tus necesidades de salud mental. Deja ya de luchar contra tu enfermedad, aprende de todo esto que te está sucediendo: confía en tus instintos y habilidades.

Una vez que logres estabilidad, lo que va a suceder es que serás capaz de ayudar a otros en base a tu experiencia y compartiendo la manera como saliste adelante.  Y si alguna vez la ignorancia o el estigma se presentan ante ti en forma de persona o circunstancia, disípala mediante tus conocimientos de ti mismo.

Afirma: ¡Confío en mi infinita e impresionante capacidad de recuperación!

03 Dic

Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo…

Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo…

Por: Emma Bombeck

Me habría ido a la cama cuando estaba enferma en vez de pretender que la tierra se pararía si yo no estuviera en ella al día siguiente.

Hubiera encendido la vela rosada en forma de rosa antes de que se derritiera guardada en el armario.

Habría invitado a mis amigos a cenar sin importar que la alfombra estuviese manchada y el sofá descolorido.

Habría comido las palomitas de maíz en el “salón de las visitas” y me habría preocupado menos de la suciedad cuando alguien quisiese prender el fuego en la chimenea.

Me habría dado el tiempo para escuchar a mi abuelo divagando sobre su juventud.

Nunca habría insistido en llevar cerradas las ventanas del carro en un día de verano porque me acababa de peinar y no quería que mi pelo se desarreglara.

Me habría sentado en el prado sin importar las manchas de la hierba.

Habría llorado y reído menos viendo televisión y más mientras vivía la vida.

Nunca habría comprado algo debido a que era práctico, no se ensuciaba o estaba garantizado para durar toda la vida.

En lugar de evitar los nueve meses de embarazo, habría atesorado cada momento y comprendido que la maravilla que crecía dentro de mí, era mi única oportunidad en la vida de asistir a Dios en un milagro.

Cuando mis hijos me besasen impetuosamente, nunca habría dicho “más tarde, ahora ve y lávate para la cena”, habría habido más “te quiero” y más “lo siento”.

Pero sobre todo, quiero darle otra oportunidad a la vida, quiero aprovechar cada minuto. Mirar las cosas y realmente verlas… vivirlas y nunca volver atrás. ¡DEJAR DE PREOCUPARME POR LAS COSAS PEQUEÑAS!

No te preocupes sobre a quién no le agradas, quien tiene más o quien hace que…

En lugar de eso, ¡atesoremos las relaciones que tenemos con aquellos que de verdad nos quieren!

15 Nov

Aceptar y Superar la Ansiedad

miedo-ansiedad1

Ahí estas, en medio de una junta de trabajo, en el supermercado, en el centro comercial, con tus hijos en una fiesta… y de pronto ocurre.

Es ese tipo de sensación que esperas que pase pronto y que nadie lo note. Pero no pasa. Y muchas veces si se nota.

Es un episodio de ansiedad.

Te ha acompañado mucho tiempo y estás tan acostumbrado a ello, que simplemente te has acostumbrado a vivir así. Pero esto no es vida.

Quiero recordarte que si se puede vivir mejor. Y como hacerlo. 

 

Muchas personas  sufren episodios de ansiedad en silencio y albergan dentro de sí mismos sentimientos de vergüenza o de falta de control.  La ansiedad se desencadena por multiples situaciones y en ocasiones el individuo siente que lo “golpea” sin causa alguna. Los sintomas varían de individuo a individuo e incluso son diferentes cada episodio. La ansiedad provoca sensaciones corporales como: opresion en el pecho, falta de aliento, mareo, confusion, aumento de la frecuencia cardiaca, malestar estomacal y la sensacion de querer escapar. Por eso no es raro que este tipo de sensaciones asusten e incluso debiliten a quienes la sufren.

Encontrar y entender la causa de estos ataques de ansiedad la hace mas facil de manejar y erradicar. Muchos terapeutas estan de acuerdo que es esencial mejorar la calidad de vida del paciente. En mi propia experiencia, ayudar a las personas a identificar el pensamiento o sentimientos que precede a la crisis de ansiedad  y ubicar el contexto en el que inició, es un gran comienzo.

Si sufres de ataques de ansiedad frecuentemente y no eres capaz de encontrar la posible causa, te sugiero que comiences un “Diario” en el cual lleves un record de cuando ocurren las crisis y anotes toda la informacion que te sea posible recordar, asi como el nivel de ansiedad que se presento. Darte cuenta de cuando ocurren, con quien estabas, que ocurrió, etc.,  te ayudara a distinguir patrones repetitivos y a encontrar mas facilmente la o las causas que desencadenan cada episodio.

Una vez que hayas identificado esto, trata de desafiar el pensamiento que estás teniendo en ese momento… ¿Es un temor real? Preguntate si estas REALMENTE frente a una amenaza. Ten en  cuenta que todo esto será una herramienta eficaz para encontrar la raiz del asunto, y en consecuencia, para lidiar mas facilmente con tus emociones. Recuerda: siempre es un pensamiento el que precede a cualquier reacción emocional.

Encontrar el tratamiento ideal también es importante. Hay muchas y variadas opciones: medicamentos alópatas, homeopatas, terapia o la combinacion de ambas. Un especialista preparado te puede guiar para que encuentres el tratamiento que mejor se adapta a tus necesidades. Encontrarlo significará que mejores tu calidad de vida significativamente.

Es de gran ayuda también saber como ayudarte a ti mismo. La mayoria de las veces, la ansiedad se desencadena por la PERCEPCION que tienes de ciertas cosas. La percepcion puede ser alterada por tus propios pensamientos y la mayoria de las veces son pensamientos negativos. Algunas alternativas serían REEMPLAZAR estos pensamientos negativos por positivos  o DESAFIAR tus propios pensamientos negativos. O simplemente, observar lo que ocurre.

Desafiar tus pensamientos negativos y cuestionarlos es tu mejor herramienta para cambiar tu perspectiva de la situacion clave que desencadena la crisis de ansiedad, aquí algunos ejemplos, preguntate a ti mismo:

  • ¿Hay una mejor manera de afrontar esta situacion?
  • ¿Es totalmente cierto que algo malo va a suceder?
  • ¿Preocuparme por esta situacion va a ayudarme de alguna manera?
  • ¿Que otras opciones tengo?

También te ayuda pensar: ¿Qué le diría yo a una persona que le estuviera pasando lo mismo? Toma el rol contrario, ¿Qué le aconsejarías?  ¿Cómo le ayudarias a tener una perspectiva mas positiva de la situación?

Ya para finalizar te recuerdo que: ignorar lo que te sucede, tampoco ayuda. No ignores tu propia ansiedad, esto solo hace que la situacion empeore. Enfrenta tus pensamientos y tus emociones. Trata de actuar racionalmente, piensa alternativas para lidiar con ella, para tranquilizarte. Es muy facil decir “¡ay no, esta pasando de nuevo y esta vez sera terrible, sera peor que la vez anterior!” Estancarte en pensamientos negativos…  no te ayuda en NADA. Trata de enfocarte en el presente, en el lugar en que te encuentras, fija tu atencion en algun punto, respira hondo e imagina que tu cuerpo poco a poco se relaja, se tranquiliza y dejas ir toda esa ansiedad por donde vino. DARSE CUENTA… Es un gran avance!

La realidad es que todo esto solo es cuestion de PRACTICA. Explora todas las opciones que tengas a la mano y encuentra la que es mejor para ti. Los cambios no se dan de la noche a la mañana pero por algo se empieza, y en cuanto comiences a ver y a sentir los beneficios sabrás que ya estás del otro lado.

Comienza ya a caminar hacia TU BIENESTAR!

Te lo mereces!

 

12 Nov

Relajación


La Relajación es Paz Total.


Cuando te relajas completamente, hay silencio total.

Ningún pensamiento entra en la mente, ningún problema surge del cuerpo, ninguna memoria aferra al espíritu.

Esta abrumadora sensación de tranquilidad es realmente de lo que se trata toda meditación.

La quietud neutral de la mente renueva el alma cansada, y de aquí surge la regeneración.

Incluso si no sigues un programa formal de meditación, es bueno sentarse tranquilamente por un rato todos los días. Esta forma de descanso debería ser tan habitual como dormir cada día.

Si te puedes sentar en calma y sólo relajarte completamente, estas realmente meditando.

Todas las varias formas de complicadas técnicas y visualizaciones existen porque la gente no puede llevarse a si misma a este simple estado de relajación. Sus mentes están constantemente a las carreras, sus cuerpos están fuera de equilibrio, y las preocupaciones del día pesan mucho sobre ellos. No pueden soltar, así que necesitan una rutina formal que seguir.

Pero si puedes simplemente sentarte y vaciarte a ti mismo, experimentarás un maravilloso silencio, y una sensación de paz profundamente gratificante.

Uno debería tratar de retornar a un estado relajado en una base regular y periódica. La simple razón para la relajación es que nos renueva, nos purifica, y nos deja con un profundo sentimiento de serenidad.

No es un ritual. No es una obligación religiosa.

Es un maravilloso estado alejado de los problemas. En él, estamos equilibrados en nuestro estado natural.

Es la Paz Interior.

10 Nov

Los Dones de la Vida

Las estaciones cambian. A veces es invierno, a veces es verano.  Pero quedarnos en el mismo clima, no hace sentir estancados.

Aprender a disfrutar  lo que está sucediendo: a esto lo puedes llamar MADUREZ.

En tus manos tienes disfrutar tu presente.

Inmadurez significa vivir en el “Debería” y  no vivir lo que “es”. El “debería” es sólo un sueño.

Relájate y disfruta el HOY.  Y cuando se trate de vivir intensamente, vive a través del amor.

Cuando algo deba irse, déjalo ir, pues por naturaleza las cosas cambian …

La vida es un flujo. Nada permanece igual.

A veces hay grandes áreas y, a veces no hay lugar para moverse. Sin embargo, ambos son buenos, ambos son dones de la vida.

Tu puedes vivir agradecido, y al mismo tiempo saber reconocer y apreciar todo lo que sucede.

Disfruta de lo que sea.

Eso es lo que está sucediendo ahora. Mañana puede cambiar, así que: disfrútalo!!

Y así, lo que suceda mañana y pasado mañana, también sabrás apreciarlo.

No se pueden comparar el pasado con las fantasías inútiles en el futuro. Vive el momento.

En las estaciones a veces hace calor, a veces frío, pero ambos son necesarios, de lo contrario, la vida desaparecería.

DISFRUTA Y VIVE INTENSAMENTE lo que la vida te ofrece. Esto es la FELICIDAD… y la felicidad trae consigo PAZ INTERIOR.

03 Ago

Los Tres Arboles

Había una vez tres árboles en una colina de un bosque y hablaban entre ellos, acerca de sus sueños y metas.
El primer árbol dijo: “Algún día seré un cofre de tesoros. Estaré lleno de oro, plata y piedras preciosas. Estaré decorado con labrados artísticos y tallados finos; todos verán mi belleza”.
El segundo árbol dijo, “Algún día seré una poderosa embarcación. Llevare los más grandes reyes y reinas a través de los océanos, e  iré a todos los rincones del mundo.  Todos se sentirán seguros por mi fortaleza y mi poderoso casco”
Finalmente el tercer árbol dijo: ” Yo quiero crecer para ser el más grande de todos los árboles en el bosque. La gente me vera en la cima de la colina, mirara mis poderosas ramas y pensaran en Dios  y veran que cerca estoy de alcanzarlo. La gente siempre me recordara”

Después de unos años, y despues de rezar cada día porque sus sueños se volvieran realidad, un grupo de leñadores vino donde estaban los árboles.

Cuando uno vio al primer árbol dijo: “Este parece un árbol fuerte. El árbol estaba muy feliz debido a que sabía que el carpintero podría convertirlo en un cofre para tesoros.

El otro leñador dijo mientras observaba al segundo árbol: “Parece un árbol resistente. El segundo árbol se puso muy feliz porque sabía que estaba en camino a convertirse en una poderosa embarcación”

El ultimo leñador se acerco al tercer árbol; este estaba muy asustado, pues sabía que si lo cortaban, su sueño nunca se volvería realidad. Sin embargo, el tercer leñador cortó al tercer árbol.

Cuando el primer árbol llego donde el carpintero, fue convertido en un cajón de comida para animales, y fue puesto en un granero y llenado con paja. Se sintió muy mal, pues eso no era por lo que tanto había orado.

El segundo árbol fue cortado y convertido en una pequeña balsa de pesca, ni siquiera lo suficientemente grande para navegar en el mar, y fue puesto en un lago. Y vio como sus sueños de ser una gran embarcación cargando reyes había llegado a su final.

El tercer árbol fue cortado en largas y pesadas tablas y dejado en la oscuridad de una bodega.

Años más tarde, los árboles olvidaron sus sueños esperanzas por las que tanto habían rezado y se disponían a aceptar su suerte.

Entonces un día un hombre y una mujer llegaron al granero. Ella dio a luz un niño, y lo coloco en la paja que había dentro del cajón en que fue transformado el primer árbol.  El árbol entonces sintió la importancia de este acontecimiento y supo que había contenido el más grande tesoro de la historia.

Años más tarde, un grupo de hombres entraron en la balsa en la cual habían convertido al segundo árbol. Uno de ellos estaba cansado y se durmió en la barca. Mientras ellos estaban en el agua una gran tormenta se desato y el árbol pensó que no sería lo suficientemente fuerte para salvar a los hombres.  Los hombres despertaron al que dormía, este se levanto y dijo con voz potente:” ¡Calma! Quédate quieto!”, y la tormenta y las olas se detuvieron.  En ese momento el segundo árbol se dio cuenta de que había llevado al Rey de Reyes y Señor de Señores.

Finalmente, un tiempo después alguien vino y tomo al tercer árbol convertido en tablas. Fue cargado por las calles al mismo tiempo que la gente escupía, insultaba y golpeaba al Hombre que lo cargaba.  Se detuvieron en una pequeña colina y el Hombre fue clavado al árbol y levantado para morir en la cima de la colina.  Cuando llego el domingo, el tercer árbol se dio cuenta de que el fue lo suficientemente fuerte para permanecer erguido en la Cima de la colina, y estar tan cerca de Dios como nunca, porque Jesús había sido crucificado en el. Y desde ese momento, la gente siempre lo iba a recordar.

Moraleja: Cuando parece que las cosas no van de acuerdo a tus planes, debes saber que siempre Dios tiene un plan para ti..  Si pones tu confianza en El, te dará grandes regalos a su tiempo.  Recuerda que cada árbol obtuvo lo que pidió, solo que no en la forma ni el tiempo en que pensaban.  No siempre sabemos lo que Dios planea para nosotros, solo sabemos que:

Sus caminos muchas veces no son los nuestros pero…

Sus caminos SIEMPRE SON LOS MEJORES!

11 Jul

Mi post #100: La autoestima femenina!!

Nada mejor que hablar de la AUTOESTIMA FEMENINA en mi post #100.

Me encanta ser mujer!! Pero lo que mas admiro es la seguridad interior que nuestro sexo proyecta en cada uno de nuestros actos.

Sentirte merecedora de todo lo bueno y reconocer lo valioso de tu papel en la sociedad es uno de los muchisimos pasos que puedes dar diariamente en el enriquecimiento de tu autoestima.

Como saben Nathaniel Branden es uno de los autores mas reconocidos en cuanto al tema de potenciar la autoestima y recien publico un libro bellisimo enfocado en la autoestima de la mujer. Lo que el plantea basicamente es que a lo largo de la historia las mujeres hemos permitido que se relacione la femineidad con la pasividad. Pero no hemos hecho por tratar de que se identifique nuestro sexo con la AUTONOMIA. Muchas veces, desafiar la vision tradicional que se tiene de la mujer y honrar nosotras mismas los esfuerzos que hacemos diariamente, es en si, un acto de AUTOESTIMA valioso.

La autoestima es en realidad una NECESIDAD basica. Tanto como alimentarnos o respirar, el tener un concepto positivo de nosotros mismos es lo que nos mueve dia con dia para realizar nuestras actividades y desarrollarnos personal y profesionalmente. LA AUTOESTIMA ES SE CONSCIENTES de que somos competentes para enfrentarnos a los desafios de la vida y aceptar que merecemos ser felices.

CONFIANZA Y RESPETO.

¿Confias en  que tus pensamientos son adecuados, que eres capaz de aprender cosas nuevas y que diariamente haces elecciones y tomas las decisiones correctas?

¿Estas de acuerdo que te mereces ser feliz y disfrutar de lo que tienes y has logrado?

La consciencia o vivir conscientemente es un pilar importante de la autoestima pues es lo que nos permite vivir plenamente el presente, sin añorar demasiado el pasado ni preocuparnos tanto por el futuro. En otras palabras: vivir la realidad sin evadirla o negarla. Generalmente preferimos  “hacernos tontas” e ignorar lo que nos pasa, ignoramos lo que nos frena a ser felices, lo que frustra nuestros sueños…  pues estar en contacto con hechos a los que preferimos no enfrentarnos, es, a veces, amanazante. Para muchas mujeres hacer algo diferente y mejorar su calidad de vida es algo fuera de su alcance.  Pero esto no tiene porque continuar asi.

La autoestima reside en el centro de nuestro ser.

No depende de la admiracion de los demas, ni del conocimiento, ni del matrimonio, ni de la maternidad. La autoestima tampoco depende de nuestras posesiones, ni de nuestras conquistas sexuales ni de una buena cirugia estetica. Es un hecho que algunas de estas cosas nos pueden ayudar a sentirnos mejor de manera temporal. Pero no hay que confundir comodidad con autoestima.

Sentirse satisfecho con lo que uno es es una experiencia intima, personal y que nadie puede vivir por nosotras.  Es verdad que en el camino nos topamos con riesgos y sufrimientos, pero en el camino tambien obtenemos grandes recompensas, entre ellas, dejar de depender de los demas y sus opiniones.

La autoestima femenina esta basada, principalmente en sentirnos orgullosas de las decisiones que vamos tomando y en tener bien claro en que queremos convertirnos.

Aprende a afrontar tus asuntos con sinceridad y madurez. Si el amor es una fuente de bienestar y la clave para el desarrollo de personas felices… ¿te imaginas lo que puede hacer EL AMOR POR TI MISMA?

Gracias por leerme a lo largo de estos 100 post, VAMOS POR OTROS 100!!

Espero tus comentarios!!