11 Dic

Cuando todo mundo está embarazado… menos tú

jardininteriorregar

Tal parece que cuando tomas la decisión de buscar un bebe, todo mundo alrededor comienza a dar la noticia de que ya está embarazada y comienzas a ver bebés por todos lados… ¿es este tu caso?
Sabemos cómo te sientes, por eso hemos hecho una lista de cosas que pueden ayudarte a lidiar con esta situación.

1.- Trata de no sentir LASTIMA por ti misma. Y si este sentimiento te invade, no dejes que te sobrepase. Dedica cierto tiempo a la semana para sentirte triste, para llorar, para enojarte, escribir en tú diario, rezar, etc. y pon un ALTO. Trata de hacer lo mismo una y otra vez, como una especie de rutina, hasta que logres embarazarte. Este tipo de ejercicios es una manera de “darte permiso” para sentir toda clase de sentimientos que acompañan a estos momentos tan difíciles pero poniendo ciertos límites. A esto se le llama: autocontrol.

2.-Trata en la medida de lo posible de NO COMPARARTE. Embarazarte no debería ser una competencia, sino un proceso individual e íntimo. En realidad, nunca sabemos cómo es o como ha sido el proceso de las demás personas, ni tampoco conocemos realmente su historia personal. Dejar de compararte te ayudará también a sentirte más positiva durante el proceso.

3.-IGNORA los comentarios dolorosos. Es muy importante que durante este tiempo seas asertiva y aprendas a comunicar tus sentimientos. Cuando alguien comience a hablar de cómo “fulana de tal se embarazó muy fácilmente” cambia el tema, dile a esa persona que esto no te ayuda en nada y aún mejor coméntale como te sientes. Si nunca le haces saber a esa persona o personas lo que te lastima, ellas seguirán haciendo lo mismo una y otra vez, pues piensan que te están ayudando con estos comentarios.

4.-Si no quieres ir a ese BABY SHOWER… ¡no vayas! No te sientas culpable, ni mala persona por no ir. Si en el fondo sientes que te hará más mal que bien, simplemente dilo y envía un regalo en su lugar. Siempre es peor que estando enfrente de todas esas mujeres de pronto rompas a llorar, a simplemente declinar la invitación. Entre tu bienestar y el de otros… elige siempre el tuyo.

5.-¿Siempre están HABLANDO de bebés? Esto puede volvernos locas. Comunica a tus amigas que deseas también hablar de otros temas o mejor aún trata de pensar en 4 o 5 temas de conversación para desviar la plática. Al final, se trata de que todas lo pasen bien cuando están juntas, ¿cierto?

6.-Crea un GRUPO de apoyo. A veces sentimos que somos las únicas mujeres en el mundo tratando de embarazarnos o que somos las únicas que todavía no somos madres. Te sorprenderá saber que hay muchísimas mujeres como tú, atravesando la misma situación (o a veces peores). Unirte a un grupo de mujeres similares a ti te ayudará a sentirte comprendida, a elevar tus niveles de optimismo y a no sentirte sola. Trata de que no sea solo un grupo donde todas se quejan o quieren un hombro para llorar, sino un grupo donde fluyan las ideas, los consejos, las platicas animadas y positivas, un grupo donde se hable de las diferentes técnicas de reproducción asistida e incluso que conozcan varios especialistas. Hablar el mismo idioma es algo invaluable.

7.-Y finalmente puedes pensar: antes de quedar embarazada puedo HACER todo aquello que tengo ganas desde hace mucho tiempo!! Recuerda que una vez que nazca tu hijo, ya no tendrás tiempo ni ganas de hacer otras cosas que no sea atenderlo y estar con él. Así que da rienda suelta a todos esos proyectos que tienes pendientes: tomar unas vacaciones, subirte a un crucero, aprender un nuevo idioma, aprender a cocinar, salir de fiesta y todo lo que tengas en mente y que una vez embarazada ya no te recrimines por no haberlo hecho. ¡Ahora es cuando!

Y recuerda: estás haciendo lo mejor que puedes. Algún día dirás: “FUE DIFICIL… PERO LO LOGRE!!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *